Su espíritu es fuerte

Latinaherstory

por Talia Rodriguez

Hay una quietud sobre el invierno. La misma quietud se encuentra dentro de una iglesia cuando ingresas al santuario, solo. A mí me parece lo mismo. Algunos de mis momentos más preciados dentro de mi iglesia han sido sola en el santuario, en la quietud, simplemente orando.

Me enseñaron a orar; es extraño pensar en que alguien te enseña a hablar con Dios, pero lo hacen. Mi abuela me enseñó a orar, cuyas oraciones en español y caramelos de coco la hacían sentir (de niña), como si fuera de otra época, (de adulta), aprendí que era. Ha pasado un año desde que comencé a escribir en su honor, el tiempo pasa y la extraño más cada día.

Aunque los tiempos cambian, el aspecto de la iglesia, las denominaciones, pero a lo largo de miles de años, una actividad común NO ha cambiado: la oración. La idea básica de que un humano, en la quietud y la mediación profunda puede extender su voz a los oídos del creador del universo, ha persistido en todos los idiomas y continentes desde siempre.

Las iglesias, un pináculo de la cristiandad, llegaron a Puerto Rico en el 1532. La Iglesia de San José, la primera iglesia española, se construyó en el Viejo San Juan y albergaría los restos de Ponce De León, el gobernador de la ciudad. Las iglesias ahora cubren Puerto Rico, de todos los tamaños y denominaciones. Seguir a Cristo no solo se detiene en la puerta de la iglesia, su obediencia debe extenderse más allá de eso, hacia el mundo mundano. Ahora, como joven de hoy, ese llamado a la obediencia requiere más sacrificio y abstención que en tiempos pasados.

Ingresa Jesenaida Collazo, el tipo de mujer de la que Cristo depende. Ella tiene su alegría en sus ojos. La alegría de ser aceptado y saber que eres amado por tu creador. Solo mirarla a los ojos, sí, solo sus ojos, dice todo eso y más. Su espíritu es fuerte como la encuadernación de la Biblia más antigua. Una persona cálida, el tipo de cristiano que es lo suficientemente valiente como para ser vulnerable a los ojos de los demás, un líder notable, un líder servidor, como lo llaman. Una mujer que tiene el don de unir a las personas en torno a su amor por Cristo, líder de un grupo de jóvenes cristianos y más que un proyecto voluntario, su visión la llevó a crear su propia organización.

La fundadora del Fundador de Prisoners of Hope, Jesenaida “Jessy” es una pastora de jóvenes. Tan joven, sin embargo, ella misma lleva a sus compañeros más cerca de Cristo en la práctica. Su valentía para asumir un papel de liderazgo en Cristo refleja su confianza en él, cuando todo el mundo parece inseguro, Jessy no lo está.

Su cita Hebreos 11: 1

“Ahora la fe es estar seguro de lo que esperamos y seguro de lo que no vemos”.

Lea la entrevista de Jessy y aprenda más sobre su fe en el futuro.

1- ¿Dónde naciste y qué valores te enseñaron en tu hogar?

Nací y crecí aquí en Buffalo NY Siempre me enseñaron a apreciar a la familia, a ayudar siempre a alguien y a estar siempre agradecido por lo que tienes. Dios siempre ha tenido un impacto en mi vida, ya que mi familia y yo somos cristianos.

2- ¿Cuál fue tu experiencia como un estudiante líder?

Mi experiencia como estudiante fue interesante. Llegar a la pubertad a una edad temprana, tener acné, tener sobrepeso y no poder pagar lo que estaba “de moda” en ese momento siempre fue difícil, ya que eran cosas por las que me intimidaban. A pesar de todo eso, hubo maestros que realmente se preocuparon y que hicieron que ir a la escuela fuera más agradable. ¡Esos profesores son los que realmente me empujaron a ser más!

3- ¿Cuál fue tu primer trabajo?

Comencé a trabajar cuando tenía 15 años a través del programa Summer Youth, que me ayudó a conseguir mi primer trabajo favorito durante todo el año en Little Caesars.

4- ¿Cuál fue el momento en que decidiste tomar el control de tu futuro?

El momento en que me inspiré para tomar el control de mi futuro fue el momento en que entregué mi vida a Cristo. Aceptar a Cristo le dio a mi vida un verdadero significado y propósito e hizo que todo lo que hice (y hago) fuera intencional.

5- ¿Qué consejo le daría a la gente que quiere hacerse oír en la comunidad?

¡Mi consejo que tengo para las personas que quieren ser escuchadas en su comunidad es que primero se involucren! ¡Ponte activo! Se voluntario, asiste a reuniones y seminarios: haz un impacto. Haz que se escuche tu voz. Si vas al gimnasio una vez, no verás ningún resultado, pero si vas al gimnasio constantemente, verás resultados (¡Mi pastor usó este ejemplo y es muy cierto!) – Lo mismo se aplica para marcar la diferencia. No hagas algo una vez, continúa haciéndolo y verás los frutos de tu trabajo.

6- ¿Cuál es su teoría sobre el potencial humano?

En primer lugar, creo que todo el mundo tiene potencial. El potencial de cada persona es diferente: una persona puede ser capaz de atraer e impactar a las personas a través de su arte, pero puede que no sea un buen orador, y la otra persona puede impactar a las personas con su voz y no con su arte. Todos tienen algo valioso y útil en ellos: ¡depende de ellos mismos aprovecharlo y cultivarlo!

7- ¿Qué cita es importante para ti? – Hebreos 11: 1.

8- ¿Cuál fue la primera vez que te diste cuenta de que eras un líder religioso y cuál es el cambio más grande que has tenido en tu ministerio?

No recuerdo la edad exacta, pero recuerdo que en la escuela secundaria habar con mis amigos cercanos sobre Jesús y lo maravilloso que era tenerlo en mi vida. El cambio más grande que he visto en mi ministerio es cuánto he crecido con Dios. Al tratar de guiar y enseñar a otros, Dios me ha estado enseñando. Es bueno tener un objetivo, pero el camino para alcanzarlo es donde más aprendemos. Aprender de otros a tu alrededor, absorber diferentes opiniones y permitir que Dios mantenga ese fuego, esa pasión ardiendo es algo realmente asombroso.

9- ¿Qué te inspira?

El mundo y todos en él me inspiran. Ver a personas de diferentes caminos de la vida, de diferentes edades confiando y dando testimonio de cómo Dios abrió un camino cuando no había manera es muy inspirador. La pareja que pensó que su matrimonio había terminado y ahora están enamorados y floreciendo. Los niños que están enfermos, pero encuentran consuelo en sus padres como nosotros encontramos consuelo en Dios. Los pájaros y animales que vuelan y viven confiando en que Dios los cuidará. El mismísimo hecho que durante todos estos tiempos difíciles – Hijos de Dios se han levantado para ayudar a otros y orar por el mundo. ¡Todas estas cosas SON INSPIRADORAS!

Talia Rodríguez es una Latina bi-racial, bicultural y bilingüe de Buffalo. La misión de la Sra. Rodríguez es escribir sobre las Latinas, que han dado forma al rostro de nuestra ciudad y nuestra región. La Sra. Rodríguez cree que nuestra propia gente debe inspirarnos y, al contar nuestras historias colectivas, impulsamos a nuestra comunidad hacia adelante. La Sra. Rodríguez es defensora y organizadora de la comunidad. Es una West Sider de quinta generación, se graduó de la Facultad de Derecho de SUNY Buffalo y es una ávida fanática del béisbol. Vive en el West Side con su hijo pequeño A.J… La Sra. Rodríguez es miembro de la junta directiva de varias organizaciones, incluido el Belle Center, donde asistió a la guardería. A la Sra. Rodríguez le encanta el arte, la música, la comida y sus vecinos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.