La Enfermedad Renal Crónica: Lo Que Necesita Saber

SALUD

por Alan Finkelstein

La Enfermedad Renal Crónica: Lo Que Necesita Saber

Quizás usted no piensa muy a menudo en sus riñones, pero ellos son esenciales para su salud. El riñón regula la cantidad de líquido, elimina las toxinas de la sangre, regula la presión arterial, aumenta la cantidad de glóbulos rojos y ayuda a mantener la salud de los huesos1. Por lo tanto, es muy importante cuidar a sus riñones para prevenir una condición que se llama, la “Enfermedad Renal Crónica” (ERC).

La ERC es cuando sus riñones están heridos y comienzan a fallar. Los factores de riesgo más comunes para desarrollar la ERC son la diabetes, la presión alta, enfermedades del corazón y antecedentes familiares de insuficiencia renal2. Además, el riesgo de desarrollar la ERC aumenta con la edad y es más común en los Afroamericanos e Hispanos. Al principio, puede desarrollar CKD y no tener síntomas. A medida que la ERC empeora, la acumulación de líquido y sal puede provocar hinchazón (el edema), generalmente en las piernas, los tobillos y los pies. Otros síntomas de la ERC también pueden incluir cansancio, calambres musculares, náuseas, picazón en la piel, dificultad para respirar y palpitaciones del corazón3.  Si experimenta alguno de estos síntomas, hable con su médico. Si la ERC empeora, puede resultar en la Enfermedad Renal en Etapa Terminal, que es cuando una persona necesita diálisis o un trasplante renal para vivir.

La ERC también puede causar la presión alta, lo que aumenta el riesgo de un infarto o un derrame cerebral. Para prevenir la ERC es importante controlar el azúcar en la sangre, monitorear la presión arterial, hacer ejercicio y comer una dieta saludable4. Adicionalmente, reducir la cantidad de sal en la comida ayudará a prevenir la acumulación de líquido y disminuirá la presión arterial. También es importante evitar comer la proteína en exceso porque mucha proteína obliga a los riñones a trabajar más duro5.

Sus riñones mantienen el equilibrio de los sales y minerales, como el calcio, fosforo, sodio y potasio en su cuerpo. Un desequilibrio de cualquiera de estos minerales puede empeorar los síntomas de ERC. Por esta razón, es posible que tenga que modificar su dieta si le diagnostica con el ERC. Por ejemplo, elija los alimentos bajos en sodio, como las frutas y verduras frescas y evite la comida preparada y empaquetada. Es posible que deba evitar comer alimentos con demasiado fosforo, que puede acumularse en los vasos sanguíneos y endurecerlos. Las comidas ricas en fósforo incluyen los productos lácteos, los nueces y cereales integrales. Los altos niveles de potasio pueden causar serios problemas del corazón, así que intente de evitar comidas como las papas, tomates y plátanos.

Ciertamente, esto puede ser abrumador y hay mucho que aprender. Afortunadamente, hay muchos recursos para usted, muchas organizaciones para ayudar y muchas recetas saludables para tratar. Entonces, por favor, ¡no se olvide de cuidar a sus riñones!

Recursos:

  1. Fundación nacional del riñón: https://www.kidney.org/espanol
  2. Dieta: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-rinones/informacion-general/alimentos-nutricion
  3. Alimentación Nefrosaludable: https://www.kidneyfund.org/es/viviendo-con-enfermedad-renal/la-alimentacion-saludable-y-el-ejercicio/el-plan-de-alimentacion-nefrosaludable
  4. Recetas: https://www.freseniuskidneycare.com/es/recipes-and-nutrition/recipes

Referencias:

  1. Chmielewski, C., Renal anatomy and overview of nephron function. Nephrol Nurs J, 2003. 30(2): p. 185-90; quiz 191-2.
  2. Hill, N.R., et al., Global Prevalence of Chronic Kidney Disease – A Systematic Review and Meta-Analysis. PLoS One, 2016. 11(7): p. e0158765.
  3. Webster, A.C., et al., Chronic Kidney Disease. Lancet, 2017. 389(10075): p. 1238-1252.
  4. Chen, T.K., D.H. Knicely, and M.E. Grams, Chronic Kidney Disease Diagnosis and Management: A Review. JAMA, 2019. 322(13): p. 1294-1304.
  5. Ko, G.J., et al., Dietary protein intake and chronic kidney disease. Curr Opin Clin Nutr Metab Care, 2017. 20(1): p. 77-85.

Alan Finkelstein nació y se crio en Queens, Nueva York. Él asistió a Queens College por su licenciatura y maestría, donde estudió química. Actualmente es estudiante de MD/PhD en la Universidad de Rochester. Sus investigaciones se centran en la resonancia magnética cuantitativa. Es apasionado de la medicina, la ciencia y actualmente es miembro del LatinX Health Pathway en la Universidad de Rochester. Habla inglés, español y francés y le apasiona aprender idiomas para comunicarse mejor con la gente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.