Pasión, Persistencia, Orgullo y Paciencia

por Jhon G. Lindarte

En nuestra comunidad Hispana hay figuras de inspiración que nos hacen sentir orgullosos de nuestro origen y cultura. Una de esas personas es Daniel W. Dunne de Rochester. Dunne, quien es considerado un “neoricano” (su madre nació en Mayagüez, Puerto Rico), ha demostrado a lo largo de su vida la pasión, la persistencia, el orgullo y la paciencia necesarios para tener éxito en los campos del deporte y la educación.

A través de su amor por el baloncesto y la enseñanza, Dunne, de 60 años de edad, ha tenido la oportunidad de perseguir y lograr un mínimo de éxito en tres de los sueños de su vida: jugar baloncesto universitario y profesional, enseñar y entrenar baloncesto.

Fotografía del entrenador por Karen Fien

En el 2021, fue seleccionado como Observador en el Programa de Entrenadores Asistentes de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA). Este intenso programa de seis meses que concluyó en Septiembre, está diseñado para enseñar a un grupo selecto de ex jugadores de la NBA, la G-League y la WNBA, y a un grupo de entrenadores calificados de Observadores, los aspectos básicos de las habilidades necesarias para ser jugador de la NBA o Entrenador asistente de la G-League. La amplia capacitación técnica del programa incluyó cómo operar el software de exploración y edición de video; formación en analítica; aprender a hacer evaluaciones de jugadores, desarrollar informes detallados de exploración y planes de desarrollo de jugadores individuales para jugadores en los niveles G-League y NBA. Dunne estaba orgulloso de ser el único Hispano y el único de Nueva York en el programa del año pasado. Además, era con diferencia el participante de mayor edad del grupo (probablemente veinte años).

La vasta experiencia de Dunne como entrenador… que incluye puestos con los Rochester Razorsharks de la Premier Basketball League, ser entrenador certificado por la FIBA (organismo rector del baloncesto internacional), trabajar en las pruebas abiertas para varios equipos de la G-League (Raptors 905, Long Island Nets, Delaware 87ers/ Blue Coats, Lakeland Magic), entrenador universitario del equipo femenino de Monroe High Schools, entrenador a nivel universitario en SUNY-Brockport, Niagara University y Molloy College, e internacionalmente (EE. UU., Puerto Rico, Inglaterra, Alemania, Irlanda, Italia, Ecuador, Burkina Faso Faso y Australia), además de dirigir su propia empresa de desarrollo de jugadores, Full Court International, junto con la exploración de los Harlem Globetrotters y varios equipos en ligas internacionales, además de haber jugado y trabajado con entrenadores de renombre como Bill Raftery, PJ Carlesimo , Dave Cowens, Jim Lynam, Jerry Stackhouse, Stan Heath y Robert Spon, sin duda convirtieron a Dan en un candidato atractivo para el puesto de observador.

“¡Estaba muy feliz y emocionado de haber sido seleccionado para participar en el Programa de Entrenadores Asistentes! ¡El proceso de selección fue muy competitivo! ¡Ser parte de un programa tan prestigioso y estar capacitado para entrenar en las mejores ligas profesionales de baloncesto del mundo, y ser el único participante Hispano fue impresionante! Aprendí más de lo que jamás pensé que podría aprender sobre la tecnología, y ahora me siento cómodo usando la mayor parte del software… algo que no habría dicho hace seis meses. El programa también me enseñó que entrenar en la NBA o la G-League es un trabajo DIFÍCIL, y TIENES que tener un alto nivel de pasión por el juego para dedicar el tiempo y el esfuerzo para entrenar a ese nivel”.

En Agosto, Dunne se entrevistó con tres equipos de la NBA G-League para un puesto en su cuerpo técnico. Fue finalista para dos de los tres equipos, pero finalmente no fue seleccionado. “Naturalmente, me decepcionó no haber conseguido ninguna de las posiciones. Sé que me fue bien en las entrevistas. El Programa de Entrenadores Asistentes realmente me ayudó a prepararme para ser Entrenador Asistente de la G-League, y estoy agradecido por la oportunidad de haber sido considerado seriamente por los tres equipos que me entrevistaron”.

Dunne es un maestro jubilado de Estudios Sociales Bilingües. Enseñó en Monroe Middle/High School en el Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester durante 30 años. La gran mayoría de sus estudiantes, que eran de Puerto Rico, la República Dominicana y Cuba, tenían un conocimiento limitado del inglés o los estudiantes del idioma inglés. Dunne enseñó Historia de los Estados Unidos en Español e Inglés. Su énfasis no solo fue ayudar a sus estudiantes a aprender el trabajo del curso, sino también ayudarlos a aclimatarse a vivir en una nueva cultura, clima, aprender un nuevo idioma y estar orgullosos de su cultura nativa, idioma, tradiciones y rituales. “Traté de inculcar en mis alumnos que desarrollaran un interés en algo que les gustaba hacer y en lo que eran buenos, y alimentar su deseo, pasión, desarrollar una fuerza interna… ¡para perseverar! Habrá personas que les dirán que no pueden seguir sus sueños, que no pueden seguir su corazón, para ser lo que quieren ser… pero los alentaría a que se enorgullezcan de quiénes son y de lo que son y de lo que querían hacer con sus vidas”.

Muchas de las lecciones de vida que Dunne enseñó a sus alumnos se aprendieron en la cancha de baloncesto. Con 6’10 “, Dunne jugó en el powerhouse del Estado de Nueva York, Long Island Lutheran High School, donde recibió una “Mención de honor de pretemporada All American” en el 1979. A través de su arduo trabajo en la cancha para desarrollar sus habilidades de baloncesto y en el aula, el obtuvo una beca de baloncesto para la División I de la NCAA, Universidad de Seton Hall. Él fue el segundo Hispano, después de su compañero de equipo, Ray Ortiz, en jugar en la Conferencia Big East. El hecho de que la madre de Dunne naciera en Puerto Rico lo hizo elegible para jugar como “neoricano”, en la muy competitiva Liga Superior de Baloncesto de Puerto Rico. Jugó cuatro temporadas en la Liga Superior, ganando el Campeonato de Liga en el 1978 como parte de los Piratas de Quebradillas. También fue incluido en la Selección Nacional Juvenil de Puerto Rico en el 1978, estuvo en la Selección Nacional de Puerto Rico en el 1979 y fue incluido en la Selección Olímpica de Puerto Rico en el 1980. También jugó una temporada en Australia.

Las habilidades relacionadas con el baloncesto que aprendió y acogió… ser respetuoso, prestar atención a los detalles, tener una actitud positiva, escuchar, aprender, jugar duro/intenso, aprender/jugar para mejorar, ¡pero divertirse en el proceso! La importancia del entusiasmo, la ética de trabajo, que no hay atajos, trabajar juntos hacia una meta, aprender y usar los fundamentos y las habilidades básicas para desarrollar son importantes para desarrollar mejores técnicas de juego… trasladadas no solo a su enseñanza en el aula, sino también a su carrera como entrenador.

Incluso a los 60 años, Dunne, que había probado el éxito en la cancha de baloncesto como jugador y entrenador, y en el salón de clases como maestro, está dispuesto a seguir trabajando y esperar su turno para el “puesto de entrenador adecuado” para ofrecer a las nuevas generaciones su conocimiento y experiencia… para inculcar en sus jugadores que la clave del éxito tiene muchas caras: dedicación, educación académica, ser altruista, disciplina y compromiso. ¡Pero sobre todo tener Pasión, Persistencia, Orgullo y Paciencia!

Para obtener más información sobre Dunne, visite su sitio web: www.fullcourtinternational.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.