SALUD – Julio 2013

Barreras del Idioma en Medicina: La Receta para una Mejor Comunicación

Según la Oficina de Censo de los Estados Unidos, el número de personas mayores de 5 años y más que hablan un idioma distinto al Inglés, creció 140% del 1980-2007, mientras que la población total del país sólo creció 34% en las mismas tres décadas. Hispanos parlantes representaron el mayor incremento numérico, representando 23.4 millones más hablantes en 2007 que en 1980. Este aumento sin precedentes ha llamado la atención a la comunidad Latina en los Estados Unidos, con especial atención a las necesidades médicas de este creciente subgrupo de población.

La comunicación eficaz de la información médica entre los médicos y los pacientes es un componente muy importante para asegurar la calidad y seguridad de buena atención médica. Si bien es el objetivo de alcanzar un nivel de entendimiento mutuo entre los proveedores y los pacientes, los estudios de investigación en los Estados Unidos han demostrado que las barreras lingüísticas entre los pacientes hispanoparlantes y los proveedores que no hablan el idioma comúnmente existen y tienen un gran impacto en la atención prestada y recibida. Efectos tales como el tratamiento inadecuado, pobre cumplimiento de los pacientes y la disminución de la satisfacción del paciente, pueden dar lugar a las consecuencias peligrosas de daño al paciente. Incapacidad para comunicarse de manera efectiva también crea desconfianza en la relación del proveedor y paciente, impactando la atención médica en el futuro también. A la luz de esto, los proveedores de salud y los pacientes dentro de la comunidad latina están expresando preocupaciones justificadas sobre la cuestión de la lengua.

Mientras que muchos factores pueden contribuir a este problema, los medios más exitosos de aliviar este problema sin embargo es a través de los pacientes estar bien informados. La comprensión de sus derechos como paciente es clave para obtener los recursos adecuados para maximizar la atención médica. De acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos, Título VI, de la Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la exclusión de los servicios y la discriminación por motivos de raza, color u origen nacional. Esta ley está diseñada para incluir y proteger; a quienes no hablan inglés o aquellos con dominio del inglés limitado de la exclusión y la discriminación. Actualmente, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York requiere que cada hospital debe cumplir con tener el personal adecuado y que estén disponible, tales como intérpretes y traductores, para ayudar a explicar o responder a cualquier y todas las preguntas acerca de los derechos del paciente y la atención que reciben durante la hospitalización. Toda la información dada al paciente en cuanto a su atención médica también debe ser proporcionada no sólo en un idioma de su elección, sino también en una manera comprendida por el paciente. Esto se debe hacer con el fin de tener en cuenta las decisiones más informadas por el paciente y su familia con respecto a su atención médica.

Por lo tanto se aconseja fuertemente contra el uso de medios informales de interpretación en todos los escenarios clínicos. Esto incluye el uso de los miembros bilingües de la familia, amigos, personal del hospital, estudiantes de medicina o médicos con limitadas habilidades lingüísticas para interpretar y/o traducir la información durante los encuentros médicos. Los pacientes tienen el derecho a solicitar un intérprete médico en cualquier momento, incluso si hablan un poco Inglés. Las solicitudes de intérpretes médicos no pueden ser negadas por ningún personal de un hospital, pero puede requerir un poco de programación avanzada en cuanto a consultas ambulatorias. Traductores expertos también deben ser provistos para asistir al médico y al paciente en cualquier traducción y/o transcripciones escritas de las formas del hospital o instrucciones importantes si es necesario. Los pacientes también tienen el derecho de rechazar cualquier intérprete médico, ya sea presente cara a cara o por teléfono y pueden solicitar que se utilice un intérprete o método de comunicación diferente.

Mientras que el uso de los intérpretes médicos no es un proceso puramente objetivo o neutral, sigue siendo la mejor opción para limitar errores médicos basados falta de comunicación, para garantizar la seguridad del paciente. Recientes estudios del uso de intérpretes médicos han demostrado que aumenta la comunicación efectiva, la comprensión de la información médica, el cumplimiento del tratamiento, junto con una mejor coordinación y satisfacción entre médico y paciente. Mejor comprensión de los derechos de los pacientes de la comunidad Latina y de los médicos que los atienden, a través de la utilización de intérpretes médicos es la mejor receta para la buena atención médica y comunicación más segura y eficaz.

Para obtener más información sobre los servicios de asistencia de idiomas gratis cerca de usted, llame al Departamento de Salud del Estado de Nueva York al (518) 486-1812, y para más información sobre “Sus derechos como paciente hospitalizado en el estado de Nueva York”, por favor visite www.health.ny.gov/publications/1450.pdf

Mykael Louis García nació y se crió en Rochester, New York. El asistió Boston College, graduándose con un Bachillerato de Ciencias en Bioquímica y continuo su estudios en la Universidad de Buffalo donde completó su adiestramiento post-baccalaureate. Mykael es actualmente un estudiante de medicina en el cuarto año en la Universidad de Rochester Academia de Medicina y Dentadura, donde es el estudiante coordinador del Latino Health Pathway en esa universidad y también un activo participante del chárter local del Latino Medical Student Association – LMSA (Asociación  de Estudiantes de Medicina en Español), una organización nacional cuya misión es el educar y abogar por las necesidades de la salud de la comunidad Latina. Los miembros del LMSA incluyéndolo a el, contribuyen al periódico CNY Latino y levantando consciencia acerca de problemas que afectan a la salud de los Latinos del Central NY y mas allá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.