Los Monos de Pennsylvania

por Rob English

Tal vez ha escuchado sobre el accidente del camión que transportaba 100 monos a través de Pennsylvania a fines de enero. Cada mono estaba cautivo en su propia caja en el camión y cuando ocurrió el choque, las cajas se derramaron y varios monos escaparon brevemente. Los fugitivos pronto fueron capturados y sacrificados, pero no antes de que, por precaución, una mujer local tuvo que ser vacunada contra el virus de rabia. Los monos llegaron a EE.UU. desde Mauricio, su hogar, y no se sabe cuáles enfermedades, si es que hubo alguna, trajeron los monos que escaparon.

Ahora, podría preguntarse, ¿por qué transportan 100 monos del océano Índico a través del noreste de los EE. UU.? Sí, Pennsylvania (Pennś sylvania) significa “el bosque del Sr. Penn,” pero el estado estadounidense no es el tipo de hábitat forestal que alberga monos.

Guardian News informa que los monos estaban siendo transportados a un laboratorio donde serían sujetos de estudios de toxicología; en otras palabras, muchos de ellos serían envenenados para ver qué sucede. ¡Qué espantoso! ¡Y qué innecesario!

Los resultados de la mayoría de los estudios de toxicología, si no todos, se conocen de antemano porque los estudios ya se han realizado en innumerables víctimas animales. Es absurdo repetir tales experimentos confirmatorios.

Además, los cuerpos de los animales son tan diferentes de los cuerpos humanos que la única forma de aprender sobre la biología humana es realizar estudios clínicos muy cuidadosos en voluntarios humanos.

Todos los resultados derivados de estudios en animales deben volver a probarse en humanos porque nunca se sabe si los resultados en animales son correctos o no. En ausencia de esa certeza, los experimentos con animales SIEMPRE son un desperdicio. Considere que los científicos han rechazado gatos adolescentes para estudios en gatos adultos porque la fisiología de los gatos adolescentes es demasiado diferente a la de los gatos adultos, ¿y sin embargo les estamos dando monos a los experimentadores para que averigüen sobre la biología humana? Es ridículo.

Experimentar con animales es una pérdida de tiempo y dinero. Cuando el Dr. Jonas Salk inventó la vacuna oral contra la poliomielitis, lo hizo sin usar animales. Los vendedores de jaulas para monos y comida para monos no ganaron dinero con sus esfuerzos, pero la sociedad recibió su vacuna mucho más rápido.

Que Dios ayude a los monos de Pennsylvania que serán entregados al laboratorio de toxicología. Algunos se usarán como controles y, por lo tanto, no serán envenenados. Los demás desearán haber escapado a las tierras salvajes de Mr. Pennś sylvania, o mejor, haber llevado una vida normal en su hogar en el Océano Índico.

Rob es miembro de People for Animal Rights, organización de base en Central New York.

Comuníquese con People for Animal Rights
P.O. Box 3333
Syracuse, NY 13220
(315) 708-4520
email: peopleforanimalrightsofcny@gmail.com

site: https://parcny.org/

 

Fotos de monos de Klub Boks y David Hansche de Pexels

Leave a Reply

Your email address will not be published.