Naranjas en Invierno

por Rob English

¿Se le enfrían las puntas de los dedos cuando sale un día de invierno? ¡Comer naranjas puede ayudar! La ciencia ha descubierto que nuestros cerebros enviarán una señal a nuestros sistemas circulatorios para que bombeen menos sangre a nuestras extremidades cuando tengamos frío afuera, lo que aumentará el flujo de sangre al núcleo de nuestro cuerpo para mantenerlo caliente. Es un mecanismo de supervivencia inteligente, pero puede volver las manos incómodas. Comer naranjas aumenta el flujo de sangre a todas las partes de nuestro cuerpo, incluido el flujo que calienta nuestros dedos de manos y pies incómodamente fríos.

Igualmente, comer naranjas aumenta el flujo sanguíneo a nuestro cerebro, lo que tiene el efecto de ayudarnos a protegernos contra el accidente cerebrovascular, una de las principales causas de muerte. ¿Se siente estresado? ¡Reduzca su consumo de carne y grasas, aprenda a eliminar el estrés y coma naranjas!

Dentro de nuestras células, los nutrientes de la naranja y otras frutas cítricas no solo ayudan a proteger nuestro ADN, ¡sino que se ha descubierto que influyen favorablemente en la expresión de más de tres mil de nuestros genes!

Tomar vitamina C en forma de píldora no nos ayuda mucho en comparación con comer una naranja real. En general, comer una fruta o verdura entera proporciona nutrientes que actúan en conjunto para promover nuestro bienestar físico, mientras que un extracto elaborado a partir de la misma fuente rara vez funciona tan bien. El jugo de naranja es mucho mejor que tomar una pastilla de vitamina C, pero el jugo por sí solo carece de la pulpa de una naranja entera, que además de proporcionar nutrientes equilibra los azúcares en el jugo y los ralentiza a medida que ingresan al torrente sanguíneo. Las naranjas enteras son las mejores.

La vitamina C en una pastilla, por ejemplo, no ayuda a nuestros dedos fríos ni al flujo sanguíneo de nuestro cerebro. La pulpa de la naranja lo hace. Las personas incluso se benefician de comer cáscara de naranja en pequeñas cantidades, que se ha demostrado que protege contra algunos cánceres.

Las naranjas no están disponibles en todas las tiendas de la esquina, pero recientemente encontré una buena cantidad de ellas a un precio razonable en Brady Market en Gifford Street en Syracuse.

Si va caminando al mercado en invierno, ¡coma una naranja para mantener sus manos calientes!

PD: Los datos que respaldan las afirmaciones de esta columna se extrajeron de la excelente investigación disponible en formato de video con subtítulos opcionales en Español en https://nutritionfacts.org/2017/09/07/nutritionfacts-org-en-espanol/

Rob English es miembro de People for Animal Rights, una organización comunitaria en el Centro de Nueva York. El escribio y tradujo este articulo.

Comuníquese con People for Animal Rights
P.O. Box 3333
Syracuse, NY 13220
(315) 708-4520
email: peopleforanimalrightsofcny@gmail.com
site: https://parcny.org/

Fotos de 3 naranjas en balanza analógica y rama con naranjas por Eneida Nieves y Eva Elijas de Pexels.

Leave a Reply

Your email address will not be published.