Palabra Viva – Octubre 2012

Jehová Reina…

Amado lector, hay muchas personas que consiente de su necesidad de recibir a Cristo en sus vidas, no se atreven a buscarle por temor de ser rechazados o ser castigados. Muchos piensan que tienen que cambiar su vida antes de buscar del Señor. Este es un pensamiento equivocado y no podría estar más lejos de la verdad. La Palabra nos enseña que el proceso de Salvación comienza no cuando cambiamos nuestra vida o modificamos nuestra conducta sino que comienza cuando escuchamos su Palabra. Este es el primer paso, escuchar “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” Rom 10:17. Cuando escuchamos la Palabra de Dios comienza a mostrar o revelar nuestra realidad y nos confronta. Esto hace que nos examinamos a la luz de la Palabra, lo cual es el segundo paso “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Heb 4:12.

Una vez esto sucede muchos se alejan del Señor por que no quieren reconocer que están en un error y prefieren continuar viviendo según sus propios deseos. “Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír? …Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.” Juan 6:60,66. Otros, son tocados de manera especial y dan el próximo paso que es el arrepentimiento y reconocimiento de quien es Dios en nuestras vidas. Este es el paso más importante, porque no es hasta este momento que la sangre de Cristo puede lavarnos. “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.” 2Co 7:10.

Debemos entender que nosotros no tenemos el poder de alejarnos de los vicios, tentaciones, malas costumbres, o cualquier otra forma de pecado. La Palabra nos dice: “Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.” Eze 36:26-27 – Es con el poder de Espíritu Santo que podemos vencer el pecado que domina en nuestra vida y lo recibimos luego de haber aceptado a Jesucristo. El pago el precio con su vida y es el único camino para nuestra salvación. “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6 – No perdamos tiempo y acerquémonos a aquel que tiene el poder para darnos vida eterna.

Leave a Reply

Your email address will not be published.