Los hispanos en el timón de Boxeo

Mientras observaba las últimas peleas que contó con grandes figuras hispanas actuales, sólo es apropiado que yo escribo mi columna de boxeo final durante este tiempo especial, mes de la Herencia Hispana.

Aunque yo no me considero un pronosticador del boxeo, he sido conocido por predecir los resultados de muchos ataques, con un promedio de ochenta y cinco por ciento de precisión; en nocaut de la nada, y aun en decisiones rebeldes. Pero, mis predicciones no se limitan a las peleas solamente, sino también al futuro inmediato del boxeo. Esto me lleva a una de mis predicciones más prolíficas, el meteórico ascenso de Golden Boy Promotions.

Después de perder tres de sus últimas cinco peleas, yo sabía que la carrera en el boxeo de Oscar De La Hoya había terminado y una nueva progresión iba a nacer. El Sr. De La Hoya estaba compitiendo en su posición, para convertirse en un promotor de boxeo más importante, eclipsando Don King, Bob Arum, y Goossen Tutor Promotions. Yo predije ese nuevo cmaino del Sr. De La Hoya hace diez años atras, y desde entonces se ha materializado en lo que es hoy, Golden Boy Promotions. Me enorgullezco del éxito del Sr. De La Hoya como empresario hispano inteligente. Indiscutiblemente, no a muchos ex combatientes podría lograr tal éxito fuera del ring, hispanos o no.

Al igual que Mike Tyson, James “Buster” Douglas combate desde 1990, nadie podría haber predicho que una historia como la de Rocky- iba a salir de la “feroz” pelea entre Ortiz Víctor y Josesito López el pasado mes de junio. Después de la pelea con un preaviso de algunas semanas, el Sr. López descarrila los planes del señor Ortiz de subir de peso, y contesta al campeón de peso mediano Saúl “Canelo” Álvarez. En cambio, fue el Sr. López, que después de romperle la mandíbula a Ortiz, y detenerlo después de nueve asaltos, fue sobre el centro del escenario, para pelear contra el joven, bola de demolición de un campeón, Sr. Alvarez.

Lamentablemente, el señor López no pudo repetir el mismo éxito en el combate de Alvarez como lo hizo en contra del señor Ortiz. El Sr. Alvarez demostró ser demasiado fuerte, nivelando el Sr. López con golpes devastadores al hígado que puso fin a la pelea después de cinco cortos, de un solo lado asaltos. A su favor, el señor López fue capaz de reunir algunas combinaciones rápidas que hubiera detenido a un hombre menor en su pista. Pero el señor Álvarez no iba a ser el hombre más pequeño. En mi suposición, el Sr. Álvarez va a ser el próximo gran campeón de México. Peleando con la medida calculada de un boxeador mucho más allá de sus veintidós años, que va a ser una fuerza a tener en cuenta.

Desde Carlos Monzón, he visto no uno, sino tres, actualmente campeones argentinos, Marcos Maidana, Lucas Mathysse y Sergio “Maravilla” Martínez.

Bajo la tutela del futuro Salón de la Fama, Roberto García, el señor Maidana, ya no pendenciero, utilizó su recién adquirido pistón como jab para destruir a Jesús Soto Karass, con más de ocho castigadores asaltos el 15 de Septiembre de 2012, para ganar el AMB Inter-Continental título de peso welter.

En la misma noche de la pelea de Maidana/Soto-Karass, Sergio “Maravilla” Martínez fue la exposición de Julio César Chávez Jr., en un combate desigual. Yo uso la palabra expuesto, ya que, antes de su pelea, Chávez Jr. contaba con un récord 48-0, e igualmente se jactó de que él derrotaría fácilmente al Sr. Martínez. Ese no fue el caso, sin embargo. Sr. Martínez, que había peleado oposición mucho más resistente que el señor Chávez Jr., dominó por completo la pelea desde el campanazo inicial. Cuando se habla de esta pelea, me gusta burlar el desempeño de Chávez, al afirmar que él debe haber pensado que estaba peleando los tres boxeadores argentinos a la vez, porque él estaba siendo golpeado desde todos los ángulos posibles. Sólo en el decimosegundo asalto fue que el Sr. Chávez pego una caída rápida en un muy agotado Sr. Martínez, pero no lo suficiente para ganar la pelea. El Sr. Martínez fue legítimamente re-coronado como el campeón de peso medio del CMB.

Del mismo modo, Lucas Mathysse peleo el guerrero nigeriano, Olusegun Ajose, el 8 de septiembre de 2012. Aunque escalonados en varias ocasiones, Ajose rebotaba en las cuerdas con combinaciones sorprendentes. Ajose mostró corazón, dedicación y una nunca darse por muerto actitud. Pero fue una guerra de desgaste. Al final, el ataque constante Sr. Mathysse le valió una victoria por nocaut técnico en el décimo asalto, y el interino del CMB campeonato de peso welter ligero.

Mis disculpas a los fanáticos de Miguel Cotto (yo soy uno de ellos), pero creo que los mejores tiempos del Sr. Cotto están detrás de él. El castigo que el Sr. Cotto soportó a manos del tramposo Antonio Margarito, y la feria, Manny Pacquiao, le han dejado una sombra de lo que alguna vez fue. Puerto Rico ahora tiene que clamar por otro gran peleador para asumir el manto, de la talla de Wilfredo Gómez, Juan Laporte, Wilfred Benítez, Alfredo Escalera, Esteban De Jesús, José “Chegui” Torres, Edwin “El Chapo” Rosario y Félix “Tito” Trinidad. He sido conocido por estar equivocado, y yo podría estar equivocado acerca de Miguel Cotto. De hecho, espero que lo este. Sin embargo, es alentador ver que al igual que el Sr. De La Hoya, el Sr. Cotto ha comenzado su propia compañía de promoción de boxeo. Por favor, visite http://www.promocionesmiguelcotto.com/ para más información.

Mi segunda disculpa va para todas las nacionalidades hispanas no mencionada en esta columna. Hay sólo tanto espacio. Por favor, sepan que todos ustedes están en mi corazón y mis recuerdos preciados. Sin embargo, sería negligente si no mencionara mi peleador mas favorito, el caballero difunto de este deporte, Alexis Argüello, de Nicaragua. Que descanse en paz para siempre. Gracias por todos los recuerdos maravillosos en el ring.

Debo terminar mi columna con una petición de ayuda a Wilfred Benítez desde Puerto Rico. El Sr. Benítez, quien sufre de demencia y diabetes, podría utilizar cualquier ayuda que su corazón pueda reunir. No nos olvidemos de este campeón caído, y recordar todo el placer que le ha traído a nuestras vidas. Incluso un cheque de cinco dólares sería muy apreciado. Todas las donaciones son deducibles de impuestos. Por favor, envie sus donaciones por correo a Ring 10, 30 Bowdon Rd., Greenlawn, NY 11740.

Gracias y que Dios los bendiga.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.