Legales

Escapando La Violencia Domestica

De acuerdo a un reporte del Buró de Censo de los Estados Unidos, un numero estimado en 33 millones de adultos han experimentado personalmente violencia domestica. Aun mas, seis de cada diez personas han dicho que conocen alguien que ha experimentado violencia domestica, de acuerdo con las estadísticas del Buró de Justicia de los Estados Unidos. Mientras que estas estadísticas son bastante asombrantes, hay muchas personas  mas que sin duda alguna mantienen su experiencia con violencia domestica en secreto. 

La violencia domestica es igualmente prevaleciente en la comunidad hispana, y las razones por las cuales las victimas guardan silencio van aparentemente aumentando. La primera y más común preocupación se basa en el temor de la repercusión sobre el proveedor financiero de la familia. En la mayor parte de las veces, el proveedor financiero de la familia es el abusador. La cultura hispana también abraza un sentido muy fuerte de compromiso a la familia. Este compromiso muchas veces pasa por alto el tormento emocional o la condición física individual;  la victima soporta  abuso por temor a las complicaciones financieras y familiares. Este compromiso a la familia a menudo resulta en la victima aceptando un ambiente domestico peligroso.

Este predicamento es, en muchos casos, agravado por la tercera situación más común: temor de poner en peligro su condición migratoria. Buscar ayuda puede llevar a ultimadamente poner cargos criminales contra el acusado. Por esta razón, las victimas dudan en hacer reclamaciones que temen afectara el poder permanecer en los Estados Unidos para ellos o su esposo/a. 

Hay otras consecuencias en la violencia domestica sin resolver. Frecuentemente, los niños en esas casas son testigos de actos de violencia. Un estudio conducido en el 2006 Escritos de Psicología Familiar estima que mas de 15 millones de niños en los Estados Unidos viven en familias en las cuales violencia de pareja ha ocurrido por lo menos una vez en el pasado año, y 7 millones de niños viven en familias donde violencia domestica severa ha ocurrido. La mayor parte de los expertos creen que los niños que son criados expuestos a esta severa violencia domestica ven esta forma como una forma efectiva de resolver conflictos.

Aparte de los daños físicos que resultan de dichas violencias, las victimas a menudo enfrentan depresión, insomnio, ansiedad, pesadillas y otros daños emocionales.  Altos niveles de stress asociados con violencia domestica se han conocido como conductores  a condiciones de salud como problemas del corazón y gastrointestinales;  las complicaciones de abuso prolongado tanto físico como emocional son aterrantes.

Como abogada hispana con años de experiencia, yo entiendo la comunidad hispana – la cultura, el lenguaje y los desafíos que enfrentamos.   Hay recursos en Central New York que ofrecen ayuda legal, ayuda financiera, entrenamiento de trabajo, y asistencia en inmigración.  Si usted o alguien que usted conoce esta siendo victima de violencia domestica, consulte con un abogado especializado en ley de familia, para determinar la mejor solución para usted y su familia. 

Lourdes Rosario es una abogada en el Centro de New York. Ella es fluente en Ingles y Español. Lourdes puede ser contactada al lrosarioesq@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.