Nos Estamos Poniendo Viejos

Editorial sobre el 20 Aniversario en la edición de Febrero del 2024

por Hugo Acosta

Aquí vamos de nuevo..! Un editorial para un aniversario más..! Je, je, je…

Perdí la cuenta de cuántas veces escribí el editorial de aniversario de nuestro periódico… Hmmm… calculemos esto… Estoy bastante seguro de que el primer año escribí un editorial general (no para el aniversario) para cada mes de ese año, y probablemente continúo hasta alrededor de Mayo o Junio del 2005… estuve tan ocupado que deje de hacerlo mensualmente… así que veamos 12 o 14 meses de editorial cuando comencé el periódico en el 2004, además tendré que agregar al menos un editorial cada año a partir de entonces… hmmm… suponiendo que moví la cantidad correcta de bolas en mi Abacus, estamos hablando de 33 o 34 editoriales… hmmm… Supongo que eso estaría o está tan mal… podría haber sido más (que para mi tiempo ocupado, podría haber sido ‘peor’ – je, je, je), especialmente si complazco a mi socia (y novia) Marisol Hernandez, quien si depende de ella, yo tendría que escribir un Editorial individual, CADA MES…!!! De todos modos…

Entonces… como ya habrás adivinado… estamos celebrando durante este mes de Febrero 2024, 20 años de existencia del -aún- único periódico del Centro del Estado de Nueva York.

Este mes, hace más de 20 años, pasé por algunos cambios importantes en mi vida, personal y profesionalmente, cambios que de alguna manera me hicieron regresar a mis raíces culturales originales (algo que había abandonado hace mucho tiempo), donde personalmente – entre otras cosas, necesitaba reaprender mi idioma nativo, el español, y profesionalmente – también entre otras cosas, decidí tomar una dirección diferente, desde dirigir un ‘Negocio de Computación’ hasta crear esta publicación (y quizás podrá encontrar más detalles sobre mi “Vida Loca”, en una ‘Telenovela’ o en un ‘Libro’ que podría crear en el futuro – je, je, je).

No tengo mucho que decir que pueda ser de mayor importancia o trascendencia destacada, con referencia a estos 20 años en esta Aventure que he tenido con mi compañera de vida Marisol Hernandez (quien de hecho empezó a trabajar conmigo, 10 meses después de yo empezar el periódico). Ella y yo pensamos que mi contenido editorial debería tener altos comentarios o rasgos distintivos, que han sucedido durante estas dos décadas de publicar una publicación bilingüe, y haré lo mejor que pueda para mencionarlos aquí. Permítanme comenzar indicando que definitivamente ambos hemos pasado por problemas, luchas y dificultades, no sólo relacionadas con nuestra vida personal, sino también con el negocio en sí, ya que “La publicación de un Periódico” NO es un oficio estable ni una industria segura.

Sin embargo, también hemos pasado por buenos momentos y desafíos agradables, que nos hicieron producir más rápido, mejor y ser rentables. También tuvimos muchas oportunidades de conocer personas exitosas en nuestra cultura (y de otras culturas), junto con amigos y asociados interesantes, crear excelentes relaciones con proveedores y clientes y descubrir muchos temas positivos relacionados con nuestra cultura, nuestra gente y cómo Nosotros los Latinos estamos en este país de los Estados Unidos.

Como todo en la vida, especialmente lo que dura tanto tiempo, también tuvimos que pasar por situaciones negativas difíciles y también por momentos positivos fáciles relacionados con este negocio. Si tengo que mencionar algo negativo de este emprendimiento, probablemente sea la experiencia durante la era de la pandemia en el 2020, donde tuvimos que ser muy ingeniosos para salvar nuestro negocio, al punto que casi no imprimimos las ediciones de Agosto y Septiembre de ese año. Pero, como muchos otros, sobrevivimos y pudimos atravesar esa pesadilla llamada… COVID.

Nosotros, CNY Latino, también podemos enumerar varias características nuevas que podrían considerarse positivas en nuestro negocio, donde podemos implementar otros medios de comunicación Hispanos (además de nuestro periódico bilingüe mensual y nuestros programas de radio semanales en Español). Por ejemplo, durante la pandemia nos vimos obligados a crear un Podcast Show, como un medio más para llegar a la población Hispana y al mercado Latino, que si bien empezó como una especie de hobby, fue hasta el año pasado que empezó a ser una división muy rentable en nuestro negocio, proporcionando no sólo más información a la gente de nuestra cultura (especialmente a los “jóvenes”), sino también otra fuente de ingresos para nuestra empresa. Además, nuestra división de Servicios de Traducción Profesional ha mejorado con una red más grande de consultores que trabajan para nosotros y también al estar certificados en el Estado de Nueva York y a nivel Federal.

En cualquier caso, y sin querer parecer egoísta o egocéntrico, 20 años para una publicación como la nuestra es un gran logro y un gran éxito, no sólo porque somos una empresa muy pequeña (sólo 4 empleados), no sólo porque Somos una empresa minoritaria, no sólo porque somos un grupo étnico Latino, sino también porque la industria periodística en general ha estado luchando y fracasando durante los últimos 12 o 15 años.

Finalmente, podría dedicar una buena cantidad de espacio en esta publicación para agradecer a todos los que directa o indirectamente nos han ayudado a mantener y continuar publicando este periódico. Por lo tanto, voy a ser genérico y corto (no, no me refiero a la altura – je, je, je), al agradecer mucho a los pocos amigos que nos han empujado a hacer mejores cosas en esta publicación y también en nuestro negocio, con ideas, sugerencias y consejos para crear todo lo que ayudará a nuestra comunidad en el Centro del Estado de Nueva York. También debo agradecer, por supuesto, a nuestros lectores (y ahora también a nuestra audiencia y espectadores de nuestros programas de radio y podcasts), y a todos los demás que han contribuido y respondido a los productos y servicios que ofrecemos. Debo asegurarme de agradecer fuertemente a nuestros familiares, no sólo por parte de Marisol, sino también por parte mía con mis dos hijas y sus nuevos cónyuges, que nos han dado a Marisol y a mí, unos nuevos nietos. Y por último – pero definitivamente NO ÚLTIMO, tengo que yo, Hugo Acosta agradecer personalmente, a la socia de mi negocio y compañera de mi vida, Marisol Hernandez, por las tantas cosas en las que me ha ayudado, no solo con la publicación y todos los otros nuevos Medios de Comunicación Hispanos que hemos creado, pero también con los muchos problemas que pasé en el Negocio, con mi vida personal, mi salud, y muchas cosas más, que… sólo una pareja con amor puede afrontar, reparar, resuelve, y disfruta… durante un largo periodo de tiempo, si no… ¡para siempre..!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *