¡DIECISIETE AÑOS…!

¡Otro Año para esta publicación!

por Hugo Acosta

Bueno, bueno, bueno… aquí vamos de nuevo… mi momento anual para decir algo en nuestra publicación, sobre el aniversario de nuestra publicación… esta vez… ¡DIECISIETE AÑOS…!

En primer lugar, pido disculpas por no poder tener esto listo en la última edición (de Febrero)… aún nos falta personal, y comenzamos este año, con 3 grandes proyectos, que nos mantienen muy ocupados.

Y voy a esforzarme al máximo, para no traer el posible cliché repetido de “trabajo duro”, “obstáculos”, “problemas”, “perseverancia”, bla-bla, bla-bla, etc. que podría haber mencionado en aniversarios pasados; sin embargo, si hay algún año de aniversario en el que pueda volver a traer esas expresiones cliché, créanme… este será el indicado, ya que es el año después y durante la pandemia del Coronavirus. Esta pandemia no se desarrolló ni mostró realmente cuando estábamos celebrando el 16 aniversario el año pasado, por lo tanto, es ahora cuando me veo obligado a mencionar algo (si no mucho) de cómo esta Epidemia afectó nuestra publicación e influyó en nuestro negocio en general.

Hacia el segundo trimestre del año pasado, perdimos los clientes número 2, 3 y 5 más grandes (y algunos pequeños), lo que afectó considerablemente nuestros ingresos. Tuvimos que cambiar de imprenta porque la que estábamos usando, tuvo que cerrar (como muchos otros lugares tuvieron que cerrar); tuvimos que despedir a nuestros distribuidores y transportistas de papel, y Marisol y yo tuvimos que hacernos cargo y hacerlo nosotros mismos; tuvimos que cambiar (¿adaptarnos?) nuestros puntos de distribución, y reemplazar los puntos de entrega que habían cerrado (restaurantes, bibliotecas, tiendas, escuelas, etc.); y como muchos otros negocios, también tuvimos que cambiar (¿adaptarnos?) la forma en que nos comunicamos, hacemos reuniones de negocios, negociamos ventas, etc. Cancelamos casi todos los festivales y eventos al aire libre que solíamos disfrutar (y ganar dinero con estos) cada año. También tuvimos que dejar nuestras oficinas en Syracuse y cancelar un par de grandes proyectos que planeábamos aplicar con el periódico, el programa de radio y nuestras cuentas de redes sociales.

Y, por supuesto, también tuvimos que hacer cambios (¿adaptaciones?) en nuestra vida personal. Prácticamente cancelamos todas nuestras reuniones habituales con amigos y familiares… no más celebraciones de cumpleaños, deportes de secundaria, festividades en bares o discotecas, no más juegos de dominó con “el clan”. Marisol y yo también tuvimos que retirar planes que teníamos para viajar, dejar de lado nuestras tradiciones que solemos hacer todos los años, como ir a las playas locales, traer niños de la comunidad latina a Waterparks, New York State FAIR, Country Field Days, Conciertos , etc .; pospusimos nuestros tradicionales viajes anuales a la ciudad de New York y Baltimore; no más fiestas en los partidos de béisbol y fútbol de Syracuse, y por lo poco que podíamos hacer, teníamos que ser muy, muy cuidadosos, muy, muy protectores y muy, muy seguros.

Si puedo atribuir algo positivo de este año pasado, es que Marisol y yo nos convertimos en “abuelos”, de un niño grande y saludable que mi hija mayor trajo a este nuevo mundo en Octubre; y mi hija menor se graduó de la universidad, aunque en ese entonces no se permitían celebraciones públicas. También hicimos muchas reparaciones en nuestra casa, obtuvimos dos vehículos nuevos (usados), nos convertimos en expertos en videoconferencias en línea (especialmente Zoom®), nos convertimos en expertos en subvenciones y fondos comerciales y mejoramos la forma de administrar mejor y más efectivamente nuestro tiempo. Y similar a lo que hemos visto con el resto del mundo, por lo que hemos leído y visto en las noticias, y lo que hemos aprendido de tragedias como esta pandemia, también hemos sobrevivido, nos volvimos más fuertes y aprendimos a adaptarnos, y aprendimos a ayudar, y estamos preparados – más que nunca en nuestra vida – para volver a la normalidad, y empezar a disfrutar aún más, de esas cosas que ahora no podemos disfrutar.

Entonces, dicho todo esto… ¿cuáles son nuestros planes para este año 2021…?

Bueno… no estamos 100% seguros. Obviamente continuaremos con la producción del periódico (tanto en formato papel tradicional como digital online); y, también continuaremos con la producción de Radio (también tanto en la tradicional Señal FM como digital online). Estamos trabajando para crecer y mejorar nuestra presencia en las redes sociales, crear otras cuentas de la red y actualizar los sitios web corporativo y del periódico. Hemos comenzado un proyecto de Podcast que combinará el audio de las entrevistas de radio, con nuevos videos de entrevistas, y se presentará tanto en audio como en video con audio (posiblemente un canal de televisión)… los mantendremos informados.

Por ahora, tenemos que seguir trabajando en nuestra recuperación de COVID, seguir haciendo cambios y adaptarnos a esta “nueva normalidad” tanto en la vida empresarial como en la personal, evaluar lo que se necesita en el negocio, evaluar lo que necesitan nuestros clientes, evaluar lo que La comunidad Latina necesita y trabaja para satisfacer esas necesidades, con la esperanza no solo de sobrevivir, sino de tener éxito y convertirse en algo que será más alentador, reanimador y alegre de escribir para nuestro 18º aniversario.

Leave a Reply

Your email address will not be published.