SALUD – Junio 2013

 Comprendiendo el Autismo

El autismo es una enfermedad que aparece en los primeros 3 años de vida. En el cerebro de un niño con autismo, algunas células y conexiones no se desarrollan normalmente o no están organizadas como se supone que fueran, dando lugar a comportamientos anormales. Los niños con autismo tienen dificultades en la interacción social, verbal, así como la comunicación no verbal y también pueden mostrar comportamientos ritualistas. No existe una causa única conocida para el autismo, pero los investigadores están averiguando una posible conexión con la genética y el medio ambiente. Algunos niños pueden ser más propensos a tener autismo debido a que corre en su familia. Otros niños son afectados aunque nadie en su familia tiene este tipo de problemas. Los investigadores también están investigando problemas durante el embarazo o el parto, así como los factores ambientales, como infecciones virales, desequilibrios metabólicos, y la exposición a productos químicos ambientales como una posible causa. 

Se estima que la prevalecía del autismo ha aumentado a 1 de cada 88 nacimientos en los EE.UU. y es más común en los varones. La creciente prevalecía demuestra lo importante que es que la nación considere la forma de servir mejor a las familias que enfrentan una necesidad permanente de apoyo para sus hijos. En un estudio recientemente hecho por el CDC, se informó de que el mayor incremento en el número de niños diagnosticados con autismo está en los niños Hispanos y Afro americanos. Además, la edad de diagnóstico es mayor entre las familias Hispanas y Afro-americanas que cualquier otro grupo. Esto es algo que tiene que cambiar a medida que la intervención temprana conduce a mejores resultados.

Los niños con autismo no pueden hacer conexiones que otros niños hacen fácilmente. Los niños con autismo tienen problemas entendiendo las emociones que ven y lo que otra persona está pensando. Pueden actuar de una manera que parece inusual o difícil de entender. Algunos otros síntomas potenciales que se pueden encontrar en los niños con autismo incluyen no parloteo, chillidos o gesticulación a los 12 meses, no hablar una sola palabra a los 16 meses o no decir frases de dos palabras a los 24 meses o tener alguna pérdida de cualquier habilidad de lenguaje o comportamientos sociales a cualquier edad. Teniendo cualquiera de estos síntomas no significa que su hijo tiene autismo, sino porque hay tanta variedad en los niños afectados, los niños con estas conductas deben ser evaluado por un equipo multidisciplinario que puede incluir un neurólogo, psicólogo, pediatra y terapeuta del hablar.

La cosa más importante que los padres pueden hacer es actuar con rapidez cuando hay una preocupación por el desarrollo de un niño. Pueden hablar con un médico o llamar al programa local de intervención temprana o el sistema escolar para una evaluación. Mientras mas temprano el niño empiece a recibir ayuda mejor es. Aunque no hay cura para el autismo, médicos, terapeutas y maestros pueden ayudar a los niños a aprender a interactuar con su medio ambiente.

SUNY Medical Student

Daniella Palermo, originaria del Bronx, NY, es actualmente una estudiante de medicina en el tercer año en SUNYUpstateMedicalUniversity. Ella es la cofundadora y presidente de SUNY Upstate’s Latino Medical Student Association (Asociación  de Estudiantes de Medicina de SUNY Upstate en Español), una organización nacional cuya misión es el educar y abogar por las necesidades de la salud de la comunidad Latina. Los miembros del LMSA incluyéndola a ella, están deseosos de continuar contribuyendo al periódico CNY Latino y de levantar consciencia acerca de problemas que afectan a la salud de los Latinos de Central NY y mas allá.

Leave a Reply

Your email address will not be published.