SALUD – Julio 2012

¿Qué es el autismo y cómo afecta al niño?

En la última década, se ha observado un notable incremento en los casos de autismo. Inclusive, cada vez más niños latinos son diagnosticados con el trastorno cada año. La cifra actual de la población latina diagnosticada con autismo es uno de cada 170. A pesar de este incremento observado durante los últimos  años, existe poca información disponible en español para los padres de niños que sufren del trastorno.

Entonces, ¿qué es el autismo? El autismo es un trastorno penetrante que se manifiesta en el niño por medio de varios síntomas, afectando su manera de hablar, su habilidad de interactuar con el entorno social y su comportamiento. La gravedad del trastorno varía dependiendo de la  manifestación de múltiples síntomas.

Los primeros síntomas del autismo se observan entre los 6 y 42 meses después del nacimiento y son de carácter social e interpersonal. Por lo general, éstos se manifiestan en la habilidad de atención y el contacto ocular, los fallos y alteraciones en la orientación hacia estímulos sociales y la comunicación. Afortunadamente, ha habido avances en la detección temprana del autismo. Uno de ellos es capaz de demostrar las tendencias del autismo en niños pequeños de 18 a 24 meses. Cada persona que sufre del autismo tiene su propio nivel de severidad.

Otros síntomas en niños mayores, son el uso de juguetes y objetos de un modo poco común, dificultad con los cambios de rutina y movimientos corporales o comportamiento repetitivo. También muchos niños con autismo tienen una baja sensibilidad al dolor pero son anormalmente sensibles al ruido, al tacto u otro estímulo sensorial.

¿Qué causa el autismo? Los científicos no están seguros qué causa el autismo, pero sí han descubierto factores del entorno y predisposiciones genéticas. Además, varias investigaciones en el área de neurología han encontrado algunos posibles factores de su causa. Los individuos con autismo tienen irregularidades en diferentes partes del cerebro, niveles anormales de serotonina y otros neurotransmisores. Estos descubrimientos han llevado a los neurólogos a concluir que el autismo se relaciona con el desarrollo después de la concepción. Sin embargo, los expertos postulan que la causa del autismo es una combinación de la genética y el ambiente.

La detección temprana es importante para proporcionar el mejor tratamiento que se adecue a la severidad del trastorno. Una pronta intervención generará más oportunidades sociales para el niño a través del transcurso de su vida.

Su detección, diagnóstico y evaluación requiere la intervención de profesionales especializados en el autismo. Para más información sobre el tema, pueden acudir a la página del Condado de Onondaga www.ongov.net, dónde encontrará una guía especialmente para los padres de niños con el autismo llamado “Autism Spectrum Disorders”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.