Fumar como una adicción crónica

Como una persona nueva a la cuidad de Rochester este verano, estaba ansiosa por conectar con otros Hispanos.  Me enteré de un concierto en español en el Rochester Public Market y fui para disfrutar de la música. Me entristeció ver por todo lugar evidencia de uno de los factores más destructivos para la salud a que uno puede ser expuesto – el humo de tabaco. Yo soy una doctora quien se mudó aquí en Junio para terminar mi entrenamiento en Medicina Preventiva y Salud Pública en la División de Ciencias de Salud Pública en el Centro Médico de la Universidad de Rochester. Estoy leyendo y aprendiendo sobre lo que nos enferma y lo que nos ayuda a ser saludable. Pero lo que estoy aprendiendo a veces no es agradable.

 

Los Latinos en Rochester siguen la perturbadora tendencia nacional de llevar una carga desproporcionadamente grande de enfermedad y mala salud. Colectivamente tenemos una taza más alta de ataques de corazón, derrames cerebrales, fallo cardíaco, y amputaciones de extremidad por causa de enfermedad vascular que nuestros contrapartes Caucásicos. Y el fumar es un riesgo causante para todas esas enfermedades.

La relación entre el uso de tabaco e índices elevados de enfermedades del corazón, cánceres, enfermedad pulmonar crónica obstructiva y complicaciones durante el parto es muy bien establecida por un sin número de estudios científicos. El enlace existe sea que el tabaco es masticado o fumado, en cigarrillos tradicionales, cigarros, cigarrillos pequeños, hookahs, de cualquiera manera.

La mayoría de mis pacientes reconocen que el humo de cigarrillo es peligroso para ellos y para los que le arrodean. Muchos también reconocen que dejar de fumar y toda forma de tabaco es lo mejor que podrían hacer para su salud. Pero a menudo ellos no saben cómo hacerlo. Si un fumador es lo suficientemente afortunado de tener un doctor primario, ellos a menudo se olvidan de preguntar acerca de cómo dejar el tabaco en la prisa de una visita de 15 minutos. Nacionalmente, fumadores Hispanos tienen la mitad de la probabilidad que un fumador Caucásico de recibir asesoramiento o la oferta de ayuda en dejar de fumar.

Fumar es una adicción crónica que es superado mejor usando una combinación de asesoramiento y medicamentos.  La asesoría le puede enseñar a un fumador como romper los hábitos de vida que son asociados con el fumar. Los medicamentos tratan la adicción química a la nicotina y manejan síntomas de privación. Una fuente confiable para ambas herramientas es la Línea para Dejar de Fumar del Estado de Nueva York. La línea para dejar de fumar ofrece apoyo telefónico gratis por consejeros bilingües especialmente entrenados para ayudarle a formar y ejecutar su plan personal para dejar el tabaco. Le pueden mandar materiales por escrito gratis para contestar sus preguntas y ayudarle a planificar su estrategia. Si cumple con ciertos requisitos, usted puede recibir hasta dos semanas de medicamento para reemplazo de nicotina gratis, pero tiene que vivir dentro del estado de NY. Estado migratoria NO es considerado. Información NO SERÁ compartida con ninguna agencia fuera del Departamento de Salud de Nueva York.

Así que, si usted está considerando o ya está comprometido a dejar de fumar, por favor llame gratis a 1-866-NY-QUITS (1-866-697-8487) o navegue al sitio web www.nysmokefree.com. Espero ver mucho menos fumadores en eventos comunitarios para Latinos en el futuro. Para el bienestar de todos.

Marielena Vélez de Brown, M.D.
Preventive Medicine Resident Physician
University of RochesterMedicalCenter
Division of Public Health Sciences

Leave a Reply

Your email address will not be published.