¿Cuánto es demasiado alcohol?

Mucha gente consume alcohol de manera peligrosa para su salud sin saberlo.

El consumo de alcohol, ya sea en forma de cerveza, vino, licor fuerte o bebidas mezcladas, debe limitarse a 7 bebidas por semana para las mujeres y a 14 bebidas por semana para los hombres. Además, en un día, los hombres no deben tomar más de cuatro tragos y las mujeres no más de tres tragos. Sobrepasar estas cantidades se considera como consumo excesivo.

¿Cómo se mide una bebida?

Una bebida estándar se considera como: una lata o botella de cerveza de 12 onzas, una copa de vino de 5 onzas, o un trago de licor fuerte de 1.5 onzas.1

El consumo de alcohol al exceso se relaciona con altos riesgos para la salud con el tiempo.

El riesgo de tener sangrado del esófago o del estomago se eleva con consumo pesado de alcohol, como el riesgo de dañar el páncreas y el hígado de manera permanente. La probabilidad de tener cáncer de esófago, de hígado, de colon, de las mamas, u otros cánceres, también sube.

Con más consumo de alcohol, peor la absorción de vitaminas y nutrientes, lo que pueda llevar a la desnutrición. Entonces, el alcohol en exceso puede inhibir los beneficios de una dieta saludable. Aunque tomar alcohol en moderación reduzca el nivel de azúcar en la sangre, tomar alcohol en exceso puede causar resistencia a la insulina, y en consecuencia, aumenta el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2.

El consumo excesivo también aumenta el riesgo de hipertensión arterial o puede subir la presión en gente que ya tiene hipertensión, lo que afecta el funcionamiento del corazón.

Tomar alcohol puede causar acidez. El alcohol interrumpe el ciclo del sueño y puede llevar a la depresión. Muchas bebidas, como la cerveza, tienen muchas calorías y hacen ganar peso. En fin, el consumo excesivo de alcohol aumenta varios riesgos de enfermedades y empeora la calidad de vida.

¿Cómo reducir su consumo?

Primero, cuente y mida lo que toma en casa y cuando está afuera. Se deben fijar metas cada semana para reducir el consumo poco a poco. Por ejemplo, ¿cuáles días en la semana tomará? ¿Cuántos tragos se tomará en estos días? Es bueno establecer metas antes de salir, o limitar cuánto alcohol se compra para su casa.

Es bueno saber lo que causa el consumo excesivo y cuáles situaciones evitar. También se puede sustituir el consumir alcohol con otras actividades, como el ejercicio o el deporte. Cuando uno toma, puede hacerlo con calma y despacio. Además, es mejor comer antes de beber y de no beber con el estomago vacío para que se absorba más lentamente. Esto también protege contra el sangrado gastrointestinal y la acidez.

Si necesita más ayuda o información, visite a su médico y pregúntele sobre medicamentos u otras estrategias para controlar su consumo.

1. NIH NIAAA, “Estrategias para reducir el consumo de alcohol.” http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/Tips/tips_spanish.htm.

Maya El Ghouayel está en segundo año de medicina en la Universidad de Rochester. Se interesa en
las enfermedades infecciosas y en salud internacional. Maya creció en la ciudad de New York pero considera Rochester como su nuevo hogar. Como miembro de la Asociación de Estudiantes Latinos de Medicina ha compartido este articulo para la edición de Agosto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.