Conexión entre nutrición y salud oral

Los alimentos que comemos puede impactar la salud oral de forma mucho más directa de lo que probablemente pienses. Puede ser muy fácil desplazar la salud oral como una prioridad. Sin embargo, cavidad oral es el portal por el cual los nutrientes entran al organismo, y por eso, es la primera en contacto con la comida. Por ende, y si no se siguen las prácticas de higiene bucal apropiadas, se pueden desarrollar caries y enfermedades de las encías.

En términos de nutrición para la salud bucal, la Asociación Americana Dental recomienda el consume de una dieta balanceada que incluya alimentos de todos los grupos alimenticios.

Las caries comienzan con la formación de ácido. Este acido resulta de la interacción entre la bacteria presente en la boca y partículas de comida. Esta sustancia acida se convierte en placa, la cual se acumula en las encías causando gingivitis. Como comemos o masticamos nuestros alimentos puede también afectar de manera negativa.  Si no se trata, gingivitis se puede convertir en lo que le llaman periodontitis lo cual es en etapas mas avanzadas puede causar serios problemas de salud.

Además un reporte diseminado por la escuela de medicina dental de la universidad de Tufts sugiere que entre más tiempo las partículas de los alimentos estén en contacto con los dientes, más grandes pueden ser los efectos en la salud bucal. En otras palabras, puede resultar más dañino tomar bebidas gaseosas azucaradas por mucho rato a comer una barra de dulce en pocos bocados.

Algunos alimentos parecen tener un efecto negativo inmediato en la salud oral. Estos por lo general incluyen carbohidratos simples como los dulces, gaseosas, jugo y alimentos pegajosos.

Por el contrario, alimentos con un alto contenido de proteína, grasa, calcio y fósforo como el queso, huevos, leche, yogur, palomitas de maíz, ‘kefir’, nueces y semillas sin azúcar o sal y carne parecen tener un efecto dañino menos inmediato.

Las frutas y verduras, por lo general no muy altas en proteína y grasa, son muy recomendadas para merendar debido a su alto contenido de agua y fibra dietética lo cual minimiza la formación de ácido.  Sin embargo, cepillarse los dientes y usar el hilo dental después de cada comida y merienda siguen siendo las prácticas preventivas más recomendadas.

Suellen es una Nutricionista Dietética Registrada basada en la área de Rochester, NY.  Conéctese con ella al suellenpinedaRDN@gmail.com o síguela en Instagram al @Suellen_Pineda

Leave a Reply

Your email address will not be published.