Adopte un estilo de vida saludable

Es fácil olvidar el ejercicio cuando uno está ocupado con las responsabilidades del trabajo, la escuela, o la familia. Es muy importante aprender a poner el ejercicio como una prioridad en su lista de cosas de hacer, ya que el ejercicio trae muchos beneficios para su salud. El ejercicio reduce el riesgo de problemas cardiovasculares, diabetes tipo 2, obesidad, e infarto cerebral. Estudios encontraron que personas que han sobrevivido ciertos tipos de cánceres y que mantienen una vida activa pueden llegar a prolongar sus vidas.1 Por estas razones es imperativo adoptar una estilo que vida activa. El Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda dos horas y media a la semana de ejercicio aeróbico moderado, o una hora y quince minutos a la semana de ejercicio aeróbico intenso, o una combinación de los dos. Adicionalmente, recomienda hacer entrenamiento de fuerza para los grupos de músculos mayores por lo menos dos veces a la semana. Los grupos de músculo mayores incluyen el bíceps, tríceps, pecho, espalda, cuadriceps, isquiotibiales, y pantorrillas. Para personas que tienen que bajar su presión o colesterol, la Asociación de Corazón Americana recomienda hacer cuarenta minutos de ejercicio aeróbico tres o cuatro veces a la semana para reducir el riesgo de un ataque de corazón o infarto cerebral.

Es recomendable comenzar este estilo de vida siendo organizado y proponiéndose a lograr las metas de ser activo. Si nunca ha hecho ejercicio no es tarde; puedes simplemente comenzar a caminar treinta minutos al día. Caminando es uno de los modos más efectivos para lograr una buena salud. Ejercicio aeróbico que es moderado incluye caminar rápido y natación. Correr o bailar son formas de ejercicio aeróbico intenso. Otras formas para promover un estilo de vida activa incluyen usar las escalares en vez de tomar el ascensor, limpiar su casa en vez de pagarle a alguien por el servicio, caminar a una tienda que está cerca de su casa en vez de ir con el carro, caminar a su perro, caminar cada vez que se habla por teléfono,  y estacionar lejos del centro comercial o el supermercado.2 Finalmente, para hacer entrenamiento de fuerza para los músculos uno puede usar pesas o bandas de resistencia. Para los ejercicios de fuerza, haga un conjunto de ejercicios que incluye doce a quince repeticiones, y escoja la cantidad de peso y resistencia que necesite para cansar sus músculos en un conjunto de ejercicio. Buena suerte y salud por una vida activa.

Irene Perez nació y creció en Miami, Florida. Ella es estudiante de segundo año de medicina en la Universidad de Rochester. El pasado verano, realizó una investigación sobre la leucemia mieloide aguda en la Escuela de Medicina de Emory University. Como estudiante de grado, estudió biología y física en la Universidad Internacional de la Florida. También realizó investigaciones en el campo de la biofísica en la Universidad de Princeton y en la Universidad Internacional de la Florida. Además, recibió una maestría en Ciencias Médicas de la Universidad de Florida, donde también realizó investigación relacionada con el dopaje genético. Irene espera ser pediatra y especializarse en hematología y oncología, y también realizar investigaciones innovadoras en el mismo campo. También está entusiasmada con su compromiso de ayudar a las comunidades hispanas a mejorar su calidad de vida y salud. Como secretaria y miembro de la Asociación de Estudiantes de Medicina Latinos, se complace en contribuir a la comunidad latina creando conciencia en asuntos relacionados con la salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published.