Esclavitud en Syracuse… Todos los dias..!

¡¡¡¿¿Esclavitud en Syracuse??!! ….. ¡Sí, y sucede a diario!

“El Tráfico Ilegal de humanos (una forma de esclavitud moderna) no discrimina. Le puede suceder a cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento” – Elisa Morales, Abolicionista del Estado de New York.

Miles de personas creen que la esclavitud no existe en el mundo moderno, o al menos no en los Estados Unidos. Mucho menos creen que suceda aquí, en la ciudad de Syracuse, New York. Contrario a la creencia popular, aprovecho esta oportunidad para crear conciencia e informarle a usted que la esclavitud existe aquí y ahora. Las personas invisibles se pasean entre nosotros. Usted no puede detectar la angustia que sienten, tampoco ver cadenas atadas a alguien, pero están esclavizados todos igualmente. Lo sé porque han cruzado en mi camino cientos de víctimas y sobrevivientes de tráfico ilegal de humanos. Cada día un sinnúmero de personas son esclavizadas en todo el mundo. De hecho, hay más de 28 millones de esclavos en el mundo hoy en día y las cifras siguen aumentando. El tráfico ilegal de personas es el crimen organizado de más crecimiento a nivel mundial. Es una industria clandestina de miles de millones de dólares. El Estado de New York tiene un gran apetito por esclavos. Somos el 4to peor de los estados en el país, en entorno al tráfico de humanos, después de California, Texas y Florida.

Entonces, ¿qué es exactamente el tráfico de humanos o la esclavitud moderna? Es un crimen contra la humanidad que explota a los hombres, mujeres y niños. Se trata de la captura, el transporte, el traslado, el alojamiento o el recibimiento de personas a través del uso de la fuerza, las amenazas y la coacción con el propósito de explotación, incluyendo abuso sexual y laboral. Los esclavos son apareados con la intención de esclavizar a niños inocentes a una vida de esclavitud para el placer y el beneficio de otra persona o grupo. Desafortunadamente, esta tendencia mundial no muestra señales de parar. A diferencia de las drogas utilizadas para pasar un rato de exaltación, un ser humano se puede utilizar una y otra vez. Con la esclavitud, su color, género, origen étnico, orientación sexual, raza, idioma, religión, o sus sueños, no importan. Los traficantes son delincuentes y su orden del día es todo lo que es de importancia para ellos, ya que ni siquiera ven a las personas como seres humanos, sino como objetos.

Las mujeres y las niñas (alrededor del 80%) son el género más esclavizado. Muchas se ven obligadas a la industria sexual para satisfacer el placer enfermo de otra persona. Los extranjeros o personas que llegan de otras naciones son objeto de tráfico de humanos en los Estados Unidos todos los días. La gente suele confundir el tráfico de humanos con el  contrabando de humanos. Entrar ilegalmente a los Estados Unidos de otro país es una decisión que la persona toma, incluso, están dispuestos a pagar dinero y hasta morir. A menudo vienen en busca del sueño americano y el mejoramiento de su vida y la de sus familias que sufren la extrema pobreza o la persecución en su país de origen. Las víctimas de tráfico no tienen otra opción o decisión en el asunto, están obligadas a cruzar las fronteras. Las víctimas son a menudo víctimas del tráfico de humanos entre personas que pensaban conocer y en la cual confiaban; entre ellos familiares, amigos y vecinos, seres queridos, así como, reclutadores y agentes que parecen seguros, honestos y dignos de confianza. Una vez esclavizados, la esclavitud continúa por la paga de cantidades, “deudas”, falsas e imposibles de pagar. Es común que los esclavos sean sometidos a abuso físico, emocional y sexual o a condiciones de vida inhumanas.

Estados Unidos es un crisol de culturas, por lo cual los traficantes no tienen que ir muy lejos para victimizar a las personas, especialmente los niños. Niños, hijos de ciudadanos estadounidenses, son esclavizados por cifras de miles cada año. Los padres, familiares y encargados en todas partes, incluyendo en Syracuse, venden niños para actos sexuales a cambio de pagos de alquiler, iPods, ordenadores portátiles, llantas y dinero. Es un escándalo que niños se vean obligados a ejercer la prostitución y que otros sean víctimas a causa de circunstancias en el país, incluyendo el abuso en los hogares el cual  les obliga a salir de casa e ir a la calle hacer todo lo posible para sobrevivir.  El problema es tan grande que hay tribunales que ahora se dedican al tráfico de humanos y comenzando Noviembre del 2013, uno de los pocos tribunales en el estado de New York se encuentra en la ciudad de Syracuse, NY. El Tribunal de Tráfico de Humanos del Condado de Onondaga entiende la esclavitud y da alternativas a quienes necesitan ayuda y se ven obligados a ejercer la prostitución. Así que existe la ayuda y esperanza.

¿Qué puedes hacer? En primer lugar, educarse sobre el tráfico de humanos y compartir el conocimiento con otras personas. En la actualidad, se propone la Protección de Víctimas del Tráfico y la Ley de Justicia (TVPJA) en la legislación del Estado de New York (A 2230D/S.5879B). Por favor, tome un momento y visite la página web www.tvpja.com para más información y hacer la diferencia a través del acercamiento a sus legisladores, para apoyar la causa con una llamada telefónica, correo electrónico, carta y/o visita. A los legisladores que ya apoyan la TVPJA, por favor tome un momento para darles las gracias por su apoyo. El TVPJA hará una diferencia para muchos que necesitan nuestra ayuda ahora. Se reducirá al mínimo la victimización de las personas y los que pagan para tener relaciones sexuales con menores de edad o fomentan el tráfico de humanos, pagaran las consecuencias de sus delitos. Si existen fuertes consecuencias jurídicas por el delito de tráfico de humanos, la demanda disminuirá y por lo tanto disminuirá la esclavitud, aunque suceda un esclavo a la vez.

Durante la última década, he dedicado mi vida profesional y personalmente para poner fin al tráfico de humanos. Muevo montañas cuando la libertad de alguien está en riesgo. El año pasado me fue otorgado un honor al ser reconocida como una Abolicionista del Estado de New York. Una sobreviviente del tráfico humano, que permanece cerca de mí y en mi corazón, se me acercó a felicitarme porque yo fui capaz de ayudarla. Con su permiso, me gustaría compartir brevemente la historia de su supervivencia. Érase una vez en Tailandia, una muchacha pobre, joven con muchos hermanos tenía una vaca que pastaba en la propiedad de un vecino. Una deuda aumentó y su padre no pudo pagarla. Su tío, destacado de la gran ciudad, vino a visitar y se ofreció a pagar la deuda a cambio de que su sobrina se fuera a vivir con él, en su casa, donde recibiría una buena educación, como se le prometió. Un apretón de manos selló el acuerdo y su destino comenzó como una esclava. Fue torturada y violada delante de su padre ese día. No se le permitió despedirse de su madre ni hermanos. Ella tenía 8 años de edad y me dijo que murió por primera vez aquel día. No sería la última vez que diría que ella murió. De vuelta en la gran ciudad, ella no recibió educación. Ella sirvió a su tío, sus esposas, y sus hijos. Sufrió abuso incalificable. Dos años más tarde, producto de otra deuda en su casa, su hermana menor, ahora de 6 años, fue vendida a su tío. Ella misma fue vendida una y otra vez. Ella dijo que se sentía esclavizada al mundo entero. Un día, a los 18 años estaba caminando con su traficante a través del centro comercial Carousel (ahora el centro comercial Destiny USA.), una extraña hizo contacto visual con ella y sonrió. Ella dijo que por primera vez en su vida  se sentía humana. Ella dijo que le gustaría sentir esa sensación nuevamente. El Universo cruzó su camino con el mío poco después y el resto es historia. Ella no tiene ningún contacto con su familia por temor a represalias a ellos, a pesar de que la vendieron como esclava. Ella ahora ayuda a otros que están esclavizados en su tierra natal. El mensaje de esta historia que comparto en todas partes es simplemente sonreír. Nunca se sabe el impacto que compartir una sonrisa tendrá en otra persona.

Si quieres acabar con la esclavitud, no mire más allá de sí mismo; edúquese, comparta el conocimiento, apoye la TVPJA y otras leyes conexas, involúcrese con la donación de tiempo y dinero a causas que ayudan a las víctimas, y finalmente SONRÍA (puede salvar una vida). Para obtener más información o si usted o alguien que usted ama podría ser víctima del tráfico de humanos, por favor llame al siguiente número:

  • National Trafficking Resource Center al (888) 373-7888 (línea 24 horas)
  • Safe Horizon (800) 621- HOPE (4673) (línea 24 horas)
  • Spanish Action League (315) 475-6153 (Lunes a Viernes 8:30AM – 4:30PM) o (315) 427-3315 (línea de crisis y apoyo 24 horas Español/Inglés)
  • McMahon Ryan Child Advocacy Center (315) 701-2985 (L – V 8:30AM-5:00PM)

Elisa Morales es una Abolicionista del Estado de New York, portavoz de la Coalición contra el Tráfico de Humanos en CNY y el Condado de Onondaga Puerto Seguro; también es miembro de y/o asociada a numerosos grupos internacionales de lucha contra el tráfico de humanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.