El mensaje de una imagen problemática

Con el Día Acción de Gracias a la vuelta de la esquina a menudo vemos campos universitarios que se preparan para celebrar decorando oficinas y comedores con el tema central de este día de fiesta, mientras que al salir de un edificio en SUNY Cortland una noche, me quedé sorprendido y consternado al ver una imagen pintada sobre una ventana mediante el ASC (Corporación de Servicios Auxiliares), la organización responsable de catering y la producción de los alimentos que ingerimos en SUNY Cortland. La imagen tenía un encabezado que decía: “¿Qué mas podríamos agradecer?” probablemente sinónimo con el tema del día de Acción de Gracias, con las tres naves de Colón, La Niña, La Pinta, y La Santa María, por debajo. En particular, la Niña contenía un error tipográfico, con la letra en español “ñ” se había reducido como “n”. Por el lado de la pintura había otra imagen de una cafetera que tenía el Plymouth Peets.

Hay muchos problemas con este cuadro, que es difícil saber por dónde comenzar. Para empezar, el uso de la correcta ortografía y lenguaje es esencial si uno está tratando de ser al menos nominalmente inclusivo (que presumiblemente fue el caso de este mural).  Sin embargo, un problema aún mayor es el de la inexactitud histórica, como la imagen une dos muy diferentes cifras unos 128 años de diferencia: Colón, que desembarcó en lo que hoy se conoce como el Caribe en 1492, y  los peregrinos, que se han asentado en Plymouth en 1620. No menos importante es la relacionada con problemas culturales de inexactitud. Colón fue un  navegante Genovés encargado por el gobierno español para encontrar una ruta más corta a la India, mientras que los peregrinos venidos de Inglaterra, un lugar diferente, la cultura, y un conjunto de motivaciones. Aun así, la parte más ofensiva de esta imagen fue el mensaje para la comunidad latina y de la comunidad del Caribe: que debemos estar agradecidos por el pillaje, el etnocidio, la destrucción, la violación que se ha producido en América Latina y el Caribe – un proceso de comenzado con el “descubrimiento” de Colón del “Nuevo Mundo.” En efecto, parece que las naves navegan hacia Plymouth para el café, que representa el robo los recursos naturales de nuestras tierras.

Comprendo que la consciente intención no era ofender a la comunidad de este campo universitario, pero los problemas son que este tipo de pensamiento revela fundamental en lo que se enseña en nuestras escuelas. El enseñar que Colón es un héroe es muy problemático, ya que perpetúa una concepción retorcida de Colón y su legado, además de que (en este caso) se hunda la distancia de 128 años, y unos pocos miles de kilómetros entre Colon y el otro muy diferente grupo de población en el Noreste Norteamericano. Pero quizás el problema mayor no es la imagen, pero la reacción de las instituciones adecuadas en SUNY Cortland. La pintura estaba allí por una semana hasta que un alumno y un docente comenzaron a plantear preguntas sobre la imagen. En otras palabras, es necesario que la gente se han centrado en la pintura en su mayor parte sin problematizar su representación de Acción de Gracias: una paradoja aún más reveladora debido al hecho de que esta imagen fue pintada en la biblioteca (donde se supone que tenemos que aprender la historia real) de una institución de enseñanza superior. El hecho de que llevó una semana entera antes de que un alumno y un docente notaron esto y empezaron a hacer preguntas a la administración es relativa. Sin embargo, dado precisamente que se trata de una institución de educación superior, se podría pensar que este incidente podría ser utilizado como un momento clave para el aprendizaje. Personalmente, sugiero que la pintura, especialmente dado que se trata de tiempo apertura abierta, por lo que los estudiantes puedan presenciar algunos de los problemas persistentes en SUNY Cortland. Y sin embargo, en menos de cuatro horas más tarde, me acerqué a la biblioteca, me sorprendió descubrir que el mural había sido removido.

Lavar la imagen, sin embargo, no resuelve nada, sino que lo hace parecer que este tipo de cosas pueden ser pintadas, arrastradas por el agua, y ser olvidadas. Lavarlo sólo se crea otra situación en la que esto podría suceder de nuevo, y con ninguna consecuencia. Lavarlo sólo enciende el calor en la comunidad Latina y el Caribe, lo que permite que nuestra sangre hierba y nuestra ira aumente. Lavarlo crea una sensación de exclusión e indirectamente le dice a mi pueblo que nuestra historia no importa. Y, por desgracia, lavándolo me mostró el verdadero rostro de SUNY Cortland no sólo la administración, sino los problemas que enfrentamos como ser discriminados por su  nivel institucional: algo que tiene que ser examinado en forma urgente como una comunidad, y en un nivel local y estatal. No podemos permitir que este tipo de cosas porque permite representar racismo y para que este continúe. La administración ha fallado en darse cuenta de ello y en percibir las consecuencias reales de esta imagen y lo que significa para nosotros. Parece que creen que por pedir disculpas (que aún falta por venir!) y limpiándolo pueden crear el supuestamente entorno inclusivo y respetable que SUNY Cortland está tan orgulloso. Sin embargo, a fin de que crear ese ambiente la facultad y los estudiantes deben participar, porque somos los que están directamente afectados por estos tipos de imágenes.

Acerca del Autor

Mi nombre es David Alfredo Paulino. Tengo veintiún años de edad y estoy actualmente estoy estudiando en SUNY Cortland. Mi mayor es Estudios Internacionales con un concentración en Sistema Político Global y mis concentración secundarias son Antropología , Estudios de Latino América, Asia, y el Medio Oeste. Después que termine mi bachillerato en la primavera del 2015, deseo tomarme un receso de un año mientras continuo contribuyendo a CNY Latino. Después de ese año, voy a unirme al  Peace Corps esperando servir en algún país en Latino América. Una vez que termine mi servicio en el Peace Corps, voy a continuar con mis estudios post graduados para obtener mi Maestría, lo mas seguro es que vaya a la Universidad de la Paz en Costa Rica, la cual es una Escuela Sucursal delos Estados Unidos.

Nací en Manhattan, NYC, pero vivo en el Bronx con mi mamá, mi pequeña hermana y mi padrastro. Aunque nací aquí, las mayores de mis mas profundas memorias vienen de mis visitas frecuentes a la Republica Dominicana, y siempre estando allí. Yo aun me quede allí por todo un año debido a mis frecuentes idas y vueltas. Me críe amando esa atmósfera y a veces la añoro mas que la misma ciudad de NY.

Leave a Reply

Your email address will not be published.