Un buen libro

THE BIRDS OF PANDEMONIUM  (Las Aves de Pandemonio: la vida entre lo exótico y lo en peligro de extinción), (en Inglés) por Michele Raffin, Algonquin Books of Chapel Hill, 2014. También disponible a través del Sistema de Bibliotecas del Condado de Onondaga

¡Qué alegría da este libro! Las fotos de las aves son fascinantes y me pusieron asombrada ante la variedad de la creación. Raffin cuenta sus historias acerca de aves con humor y patetismo. Ella se convirtió en adicta al rescate y conservación de las aves después de intentar rescatar a un pájaro herido que encontró al lado de una calle. Cuidó de aves comunes y aves exóticas, a menudo por ensayo y error ya que muchos criadores no comparten sus secretos y muchos veterinarios no se especializan en esta área. Actualmente, ella se concentra en la cría de aves las que se encuentran en peligro de extinción, y ha formado una organización para ayudarla en esta vocación, la que se trata de vida o muerte.

Raffin tiene un gran respeto y compasión por las aves. Se enteró de que un ave a menudo puede comunicar lo que necesita a quien le presta atención. Por ejemplo: una codorniz estaba destinada a ser la cena de un humano, pero – por casualidad – terminó en el santuario de Raffin. “Sweetie” no podía volar, así que Raffin le montó una percha en la jaula para que pudiera subir del suelo. Subiendo a la percha y mirando fijadamente a donde deseaba estar, Sweetie le comunicó a Raffin donde montar otras perchas hasta que hubo una escalera que la llevaba a cualquier nivel deseado.

Y no se pierda la historia de Harli y Peeki, un par de lorikeetos enamorados. Fue sólo cuando hicieron una necroscopia que se dieron cuenta de que la hembra que Raffin había adoptado como compañía para el lorikeeto macho era también un macho.

El cuidar y criar de aves en peligro de extinción requiere una dedicación casi total, ya que exige dedicacion completa y consume bastante tiempo, y resulta a veces difícil para el esposo de Raffin y sus tres hijos. Su marido era recibido con “Gilipollas!” por uno de los loros siempre que estaba en vista. Pero uno de sus hijos formó un vínculo fuerte con Amigo, un loro. Loros a menudo muerden, y Raffin fue a veces la victima de Amigo a pesar de su dedicación a sus necesidades, pero Amigo nunca amenazó al chico al que decidió fue su amigo especial.

Las aves pueden ser muy sensibles a las necesidades humanas. Sin ningún tipo de formación, Amadeus, turoco, suave y silenciosamente se acercó a Chad, un visitante autista al santuario. A diferencia de su saludo estridente habitual a los visitantes, Amadeus era tranquilo. Incluso se anidó en el regazo de Chad, algo que nunca hizo con nadie más. Esto no significa que Raffin convertiría a Amadeus en un pájaro de servicio. Las necesidades de las aves son primero, y de estar en servicio forzado a los seres humanos no proporciona la mejor vida para las aves.

Raffin dice:

Nuestras aves son magníficas. Pero no es por eso que las amo tan profundamente. He aprendido que su comportamiento es mucho más fascinante que su plumaje. Lo que pájaros saben ha puesto patas arriba todo lo que creí haber entendido acerca del mundo natural y nuestro lugar en él. Los pájaros experimentan luto, se sacrifican, se involucran en trucos traviesos. Nombran a sus bebés. Inventan, conspiran, aguantan, y, como se verá, algunos de ellos saben endiabladamente bien cómo manipular a los seres humanos desprevenidos. Acosados por las fuerzas de la naturaleza y las locuras del hombre, se defienden con maravilloso ingenio y resistencia. Ellos nos pueden enseñar mucho acerca de las interrelaciones entre los seres humanos y animales.

Reseña del libro de Linda A. DeStefano

Traducción de revisión al Español por parte de Rob English

Linda es Presidenta de People for Animal Rights, 13215-0358, LDESTEFANO3@twcny.rr.com, (315)488-PURR(7877) entre las 8 a.m. y las 10 p.m., peopleforanimalrightsofcny.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.