Hablando de Pavos

Proveido por Linda DeStefano 

traducido a Español por Rob English

Son pocos aquellos que dan importancia a los 45 millones de pavos matados cada año tras el Día de Acción de Gracias. También son pocos los que reflejan acerca de los 300 millones de pavos que mueren todos los años por nuestros platos. A la misma vez, muchas personas han rechazado la crueldad de la carne.

Seria muy útil para algunas personas interactuar con animales con el fin de entenderlos no como comida sino como seres. Farm Sanctuary sirve muy bien para esto. Allí se ve qué tan grandes y poderosas son las vacas, y qué tan amables son.

Pero son los pavos que más afectan a la gente. Se llevan bien tanto con seres humanos como con otras aves. 

Algunas personas parecen querer cerrar los ojos ante la crueldad que infligimos a los pavos; y no quieren pensar como sufren, sino desean continuar con su celebración con una tradición cruel. Lo que debemos celebrar es lo magnífico que son los pavos.

Muchos no saben que un pavo puede maullar y que les gusta ser mimados. Un pavo puede quedarse dormido en sus brazos. Tener una relación con los pavos debe ser exhortado para que se preocupen mas de ellos. Ya que no convivimos con los pavos, es mas fácil verlos como comida viva.

Cualquier persona que ha estado cerca de pavos tendrá dificultad comiendo carne de pavo después de ver cuán lindos, elegantes y pacíficos son. Dicho eso, aun si un animal no sea precioso, inteligente ni pacífico, él será una criatura que merece vivir su vida natural.

Se ha demostrado de aquellos que ganan sus vidas matando animales se vuelven insensibles a la violencia. Hay que enfrentarse con un pavo para entender su personalidad única. Hasta hay pavos que darán un abrazo a seres humanos. Los pavos pueden tener afecto por ciertas personas y otros pavos, y protegerán sus bebés ferozmente.

Nosotros, siendo humanos, tenemos que hacer mejor con los pavos de lo que actualmente hacemos. Hoy en día los pavos son criados para crecer a una tasa anormalmente rápida lo que resulta en gran presión sobre los huesos y órganos que ya no pueden soportar sus pechos excesivamente grandes. Sus picos y dedos se quitan con cuchillo candente. Toda esta crueldad sucede para que humanos puedan comer la carne del pavo y para que corporaciones puedan ganar gran plata. 

Los seres humanos se sentirán mejor, tanto mentalmente como físicamente, cuando no comen carne de pavo (ni carne de cualquier tipo). También aprenderán a ver cuán maravillosos son los pavos, y que ellos, como nosotros, esperan vivir y disfrutarse de la vida.

Si pudiéramos entrar en sus pies de aves dejaríamos de verlos como alimento.

Nota: Este es un resumen de un artículo por Colleen Patrick Goudreau del ejemplar de Noviembre de 2006 de SATYA.

Para recetas de comidas basadas en plantas o consejos acerca de cómo trasladarse hacía un dieta que no hace daño a animales, comuníquese con People for Animal Rights, PO Box 15358, Syracuse, NY13215-0358 o llame al (315) 488-PURR (7877) 08 a.m.-10 p.m. o envíe un correo electrónico a Linda al  LDESTEFANO3@twcny.rr.com o peopleforanimalrightsofcny.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.