Una Visión de la Comunidad

CNY Latina Destacada Diciembre 2016

“¿Un cafecito …?” 

Nati Cabrera me ofrece una taza de café mientras me recibe al Clarence Jordan Vision Center, una joya en el Southside de Syracuse.

“Estamos bendecidos con muchos donantes que apoyan al centro”, continuó.

El dar o servir a los demás no es un concepto ajeno para Nati; Está en la esencia de quién ella es, y de cómo se esfuerza en hacer un impacto en la comunidad de Syracuse.

Natividad Cabrera – o Nati, como muchos la llaman con cariño – nació y se crió en el Spanish Harlem en Washington Heights, un microcosmos de su ciudad natal en la República Dominicana. Los padres de Nati eran inmigrantes ilegales. Ellos trabajaron en muchos empleos para proporcionar a sus niños una educación privada. 

Las raíces latinas de Nati son fuertes. Hasta que cumplió casi sus dieciséis ella pasaba cada verano en la República Dominicana cultivando un aprecio por la cultura y el sentido de la familia. Cuando comenzaba el año escolar y regresaba a los Estado Unidos, ella tenia la oportunidad de asimilarse a la cultura occidental, pero no fue fácil. 

No fue hasta el primer grado que Nati aprendió Inglés. En casa, sus padres hablaban solamente español; Nati era una de siete hijos que se convirtieron en la voz, los intérpretes y los traductores para la familia.

Hoy en día, los hermanos de Nati están dispersos por todo el país, pero la familia sigue muy unida y ayuda a sus padres ya jubilados, que ahora están establecidos en su tierra natal. Es común que la gente de la República Dominicana venga a este país, trabajen duro y vuelva a casa.

-Esa es la forma en que es -dijo Nati con una sonrisa. “Tú cuidas de los tuyos”.

Nati dirigió su propio negocio, Lengualectuals, durante 15 años, impartiendo instrucción de Español para niños y adultos. Fue una doble bendición, recordó, porque podía estar disponible para sus dos hijos y al mismo tiempo también impactar los hijos de otras personas.

En Julio, Nati se convirtió en la directora del programa en el Clarence Jordan Vision Center, un espacio creado para ayudar a los niños locales a alcanzar su máximo potencial.

“Esos chicos impactan mi vida, pero estoy en el centro de quien soy”, dijo. “Creo que mi propia presencia evoca algo en los jóvenes”.

El año pasado, el centro alcanzó a 176 jóvenes, representando a 10 países diferentes. Ella espera duplicar ese número el próximo año y lograr una mayor diversidad de participantes y programas.

Su intención es que cada estudiante que viene a través del centro pueda tener una experiencia académica productiva, mientras que desarrollan sus talentos naturales. Ella les alienta a utilizar la honestidad y la integridad para tratar de hacer una diferencia.

Un programa del que Nati esta particularmente orgullosa es Synergy, una pasantía remunerada de 10 semanas para estudiantes universitarios locales. El objetivo es crear servicios de liderazgo comunitario investigando una necesidad en el área y construyendo un plan para abordarla. 

En el lapso del programa, el componente de servicio a la comunidad es el más transformador, dijo Nati, explicando que algo sucede al corazón humano cuando uno hace algo bueno para otra persona. Antes de que los estudiantes entren en el programa, pocos de ellos han tenido experiencia con el voluntariado, y Nati desafía a cada joven a permanecer involucrado, y volver a ser voluntario en el centro. Ella está llena de orgullo cuando ellos regresan.

“Me encanta cuando algo chasca con ellos … [y] cuando quieren volver al Southside, y extender una mano a otra persona para que otros jóvenes puedan experimentar lo que han aprendido”, dijo Nati con una sonrisa. “Lo deseo para cada estudiante.” 

Angela Douglas, la Directora Ejecutiva del centro, señaló que es sumamente importante que las mujeres como Nati hagan el compromiso y den su tiempo, talento y tesoro. No es sólo un legado, continuó; Es una responsabilidad.

“El impacto que [Nati] hace no tiene precio”, dijo Angela. “El trabajo que hacemos aquí proporciona algo más que sólo esperanza, sino también provee una oportunidad para crear una visión, tener una experiencia y cultivar el propósito en si mismo. Y es algo que Nati supervisa para nosotros, por los niños y por nuestros jóvenes. Sin eso, esta comunidad en particular se perderá”.

CNY Latina destacada fue traída a usted por la revista SYRACUSE WOMAN y el periódico CNY Latino, donde se puede encontrar este artículo en “Ingles”, en la edición de este mes. La revista Syracuse Woman (La Mujer de Syracuse) es una publicación dedicada a la mujer local con artículos interesantes de la representación femenina en esta área. Para mas información, llame a Lorna Oppedisano (315) 434-8889 o vaya al syracusewomanmag.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.