Temporada de Festivales

El 5 de Mayo el 8.o Festival Anual del Langostino Almeja dio inicio a la temporada de festivales en el Condado de Onondaga, que este año dura hasta el 11 de Octubre, cuando el 43.o Festival Anual de la Manzana de LaFayette tendrá lugar. Los residentes de Nueva York Central pasaran el resto del año añorando estos 160 días de diversión bajo el sol, incluso si están salpicados ocasionalmente con algunas tormentas de relámpagos pasajeras que ponen a los juerguistas a correr en busca de cubierta.

Nueva York Central se ha convertido en una olla derritiéndose o, al menos, una ensalada en rodajas. Esto se refleja en los muchos rincones del mundo representados en los festivales étnicos en el Condado de Onondaga, mayormente naciones europeas. Europa Occidental y Europa Oriental están empatadas con cuatro puestos cada una en la temporada de festivales. Es irlandés, escocés, alemán e italiano versus polaco, macedonio, griego y ucraniano. El desempate es, por supuesto, Irlanda, el único país teniendo más de un festival para celebrar su cultura. Este año la gente cuyo origen proviene de la Isla Esmeralda tiene dos eventos marcados en su calendario: uno a mediados de Julio y el otro a mediados de Septiembre. Pero el festival de más larga duración es del Asia (más Egipto), más específicamente el Oriente Medio, cuyo festival se ha llevado a cabo por 78 años consecutivos y contando. Vaya a la seccion de eventos para detalles de todos estos festivales y otros eventos en Central New York.

Los miembros de la comunidad con un descendencia Latina están esperando actualmente con ansiedad el 24.o Festival Anual Latino Americano de Syracuse, programado para tener lugar el 8 de Agosto. Fanny Villarreal, una de las organizadoras, dijo que este festival siempre ha sido el producto de trabajo en equipo y que la junta de este año está siendo montada presentemente con la meta de finalizar los detalles de la festividad. Se prevé que el festival contará con música que tendrá a la audiencia sacudiendo sus caderas a sus ritmos: salsa, merengue, plena y bachata.

Los dos primeros festivales de la temporada añadieron un toque filantrópica a ellos. El Festival del Langostino Almeja fue un recaudador de fondos para la organización sin fines de lucro A Tiny Home for Good, la cual “espera adquirir terreno baldío para un proyecto cerca a la esquina de la avenida South con la calle West Kennedy”, de acuerdo al The Post-Standard. De manera similar, el Festival de Barbacoa de la Ciudad de la Sal sirvió para colectar fondos para otra organización local sin fines de lucro, Phoenix Philosophies, la cual está intentando renovar una casa en 301 W. Colvin St., esquina con la calle Cannon. Lo que ambas organizaciones tienen en común es que sus potenciales proyectos de vivienda se encuentran en el Lado Sur de Syracuse y que están dirigidas hacia veteranos militares que enfrentan problemas de falta de hogar. 

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Leave a Reply

Your email address will not be published.