Nueva ley en New York criminaliza asistir en peleas de perros

Hace tiempo yo vivía en una vecindad donde había pelea de perros. Temí y sentí misericordia por los pobres perros que yo veía caminando llevando los pesos y cadenas pesadas que aumentarían sus músculos por la arena. Un día, mientras esperaba el autobús, oí el ruido de una pelea de perros sucediendo en una casa cercana. Corrí a mi casa y telefonee a la policía, dado que pelear perros es crimen. Dentro de poco habían cuando menos dos cruceros en escena. 

No sé si aquellas victimas caninas de codicia humana y entretenimiento cruel fueron eutanizados en el centro de asilo de animales; más por lo menos ya no vivirían vidas adoloridas y sanguinarias. Últimamente, asistir en una pelea de perros ha sido solo una violación menor de la ley.  Esto proporcionaba un escapatoria grande, porque los organizadores de una pelea podían saltar de la arena y estar con los espectadores al saber que la policía estaba para llegar.  Pero a partir de 2 Septiembre, 2011, a espectadores les pueden multar a hasta $500 y condenarlos a tres meces en prisión.  Ojala que esto aminoraría el número de personas que asisten en estos eventos barbáricos, y así reducir el numero de ellos.

Otra experiencia que tuve acerca de las crueldades de pelear perros se me vino en la forma de una muy amable y muy demacrada Pit Bull.  Ella se asomó a la puerta de una mujer, y la mujer me pidió que le ayudara a llevar la perra al veterinario por tratamientos.  Parecía un esqueleto.  Había estado amamantando a perritos, y es fácil que la usaron por reproducir antes de abandonarla.  Enhorabuena, ella está ya muy contenta; pero cuántos otras perros usados por reproducción se ven abandonadas así?

Acerca de la escritora:  Linda es presidenta de People for Animal Rights.  Para conseguir un ejemplar de nuestro periódico u otras informes, comuníquese con ella a PAR, P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, (315)488-PURR(7877) or LDESTEFANO3@twcny.rr.com   www.peopleforanimalrightsofcny.org. Este articulo fue traducido por Rob English.

Leave a Reply

Your email address will not be published.