Latina Destacada Noviembre 2015

Una Bendición Oculta

Olga Otero supera una perdida y encuentra su pasión para toda la vida

Hay algo de las Fiestas Navideñas que hacen que la mente y el corazón se sientan confortables – una combinación de experiencias, que encienden cada uno de nuestros cinco sentidos. Desde reuniones familiares, la generosidad, la música, la decoración, la comida y hasta los postres, recuerdos memorables son creados de estos eventos que nos llenan nuestros corazones por toda una vida, similarmente ha sido el camino de Olga Otero.

Olga Otero, fundadora y dueña de OBD, una tienda de artículos de joyería moldeada a la medida en Shoppingtown Mall, no siempre fue empresaria. Después de obtener la licenciatura en profesorado, su carrera empezó en su cuidad natal, Havana de Cuba, enseñando dibujo y tecnología durante nueve años. “Desde que tengo memoria, siempre he tenido herramientas mi alrededor” compartió. Así que era natural, que al llegar a los EE.UU. hace 13 años atrás con su hija de 4 años de edad, Gabriela, su primeras compras fueran un martillo y un destornillador.

Como su compra lo evidenció, Olga estaba lista para comenzar a hacer un impacto, pero se encontró con dificultades para superar la barrera del idioma. Aceptó trabajar en la granja de Plainville Turkey en Baldwinsville, dándose cuenta rápidamente de que, “la granja de pavos no era para mí, así que comencé a mejorar mi inglés haciéndolo una prioridad.” Ella tomó cursos de inglés durante un año en el Centro de Aprendizaje Westside mientras trabajaba en la granja. Una vez que ella ganó la suficiente confianza con el idioma, Olga puso su experiencia como profesora en buen uso como asistentes de profesora de educación especial en la Escuela de Primaria Bellevue.

“Fue un sentido excelente el estar de vuelta en el salón de clases”, recuerda Olga. Le encantaba el reto y la espontaneidad de un salón de clases y, por supuesto, la recompensa de cada padre y alumno con quienes se conectaba. Olga vertió su corazón en su trabajo – hasta que el Distrito Escolar de Syracuse despidió a más de 550 maestros y asistentes en el 2012, y Olga siendo uno de ellos.

Que desconsuelo sintió. “Nunca había perdido un trabajo antes”, dice Olga, “así que fue muy difícil para mí. Recuerdo que mi esposo me animaba a que encontrara un pasatiempo”.

Una solución, joyas

El esposo de Olga, Carlos, acababa de terminar su maestría en línea a través de Kaplan antes de comenzar a trabajar con Verizon. Trajo a Olga a la tienda de manualidades Michaels, y ella se enamoró de la isla de perlas. Así que ella empezó a hacer artículos de joyería moldeada a la medida.

Entonces, un día, su esposo le dijo: “Voy a tratar de vender éstos artículos en el trabajo.” Todos los comentarios positivos que recibió de los colegas de Carlos le impulsó su confianza, y ella finalmente creció su inventario para mostrarlo en el Mercado Regional. Debido a que sus creaciones con gemas continuaron vendiéndose, ella abrió una tienda – Olga’s Vedas Design (OBD) – en los Regional Marquet Commons y, finalmente, una en el Shoppingtown Mall.

Escogiendo su propio camino

Para su sorpresa, en Julio del 2014, dos años después de ser despedida, Olga recibió una carta del Distrito Escolar de Syracuse, solicitando que presentara una solicitud de empleo como asistente de profesor. Con más de 10 años de experiencia, Olga enfrentó a una difícil decisión. Una y otra vez, se preguntó, y preguntaba a otros de qué debía hacer. Recordó a la gente con quien trabajaba. Recordó la emoción, el reto y, lo más importante, la recompensa de cada rostro sonriente.

Un día, su hijo de 9 años de edad en ese entonces, George le preguntó: “Mamá, ¿qué tu quieres? Tienes que vivir tu sueño mama. “Y así ella tomó una decisión. Casi inmediato, Olga rompió la carta del distrito, y ansiosamente esperaba su primera temporada Navideña y los años por seguir en Shoppingtown Mall.

Ahora, cada día, Olga vive su sueño. Ella disfruta el proceso de diseño que envuelve en su trabajo, no sólo de su joyería de semi-preciosas joyas, pero también de sus creaciones especiales como sus cerámicas quemadas a horno pintados a mano y lámparas de cámaras antiguas. Concluye: “Me encanta el proceso de diseño y me siento reconfortada cuando los clientes van encuentran regalos especiales para sus amigos y seres queridos, creados por mí.”

fotos por: Laiza Semidey

CNY Latina destacada fue traída a usted por la revista SYRACUSE WOMAN y el periódico CNY Latino, donde se puede encontrar este artículo en “Ingles”, en la edición de este mes. La revista Syracuse Woman (La Mujer de Syracuse) es una publicación dedicada a la mujer local con artículos interesantes de la representación femenina en esta área. Para mas información, llame a Alyssa LaFaro al (315) 434-8889 o vaya al syracusewomanmag.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.