Febrero, mes donde florecen amores, conquistas, y sentimientos

Pero que tan honestos son los halagos e intenciones que tienen las parejas mutuamente. Durante esta temporada de rosas y chocolates como lo describe el comercio. ¿Será que muchos son obligados ha conmemorar este mes como el día del amor porque la sociedad lo exige?.  O simplemente es como cualquier otro día que declaran sus sentimientos a los cuatro vientos, quizás con una rosa o un beso.

Pero hoy día se a perdido la inocencia, dulzura y honestidad de amar , se han olvidado los patrimonios románticos de conquistar con una flor, un poema o una canción. En nuestros tiempos se conquista con precaución, malicia y experiencia. Los enamoramientos son carnales y es al final que se entrega el corazón, muchos hoy día son picaflores en un jardín rebosado de hermosas flores.

Es por eso que decidí escribir sobre una novela que cautivo miles y sigue cautivando miles de lectores. Maria, la obra de amor entre jóvenes que enfatiza la pureza de amar, inocencia, tragedia y esperanza, escrita por Jorge Isaacs.

Jorge Isaacs nació el primero de Abril de 1837, en Cali, Colombia. Fue un etilogico, militar y escritor. En 1864 escribió “Maria” la novela traducida en mas de 20 lenguajes y categorizada como una de las obras mas importantes de la literatura americana. Jorge Isaacs, se inspiro en un evento de su vida personal al crear la obra, se dice y cuenta la historia que Isaacs se enamoro de una niña llamada Esther, quien fue traída desde Jamaica al hogar del padre del escritor después de la muerte de su madre. La vida de la jovencita fue muy breve ya que sufría de epilepsia.

El amor frustrado de Isaacs lo inclino a convertir su luto en historia, y aquí es donde nace el personaje de Maria, una niña adoptada por una familia adinerada en el Valle del Cauca, Colombia. Maria comienza a tener sentimientos por su primo Efraín. Al mismo tiempo Efraín emprende sus estudios a la capital y deja a su familia y Maria a quien también comienza ha amarla desde temprana edad. Seis años después Efraín regresa a su hogar, y una vez mas reesfuerza sus sentimientos por Maria, su amor se vuelve platónico, puro, y verdadero, y es aquí cuando Maria comienza a sufrir de epilepsia. Con el alma en las manos, Efraín parte a Londres, a comenzar sus estudios universitarios.

La epilepsia consume la vida de Maria, pero ella con la esperanza de volver a ver a su amado Efraín se sostiene poco a poco. Pasan dos años, y la enfermedad debilita mas a Maria, forzándola a rendirse, y a perder su batalla contra la muerte. Efraín, desesperado trata de regresar a tiempo, para ver a Maria, pero al llegar se encuentra con la cruel realidad que como un filo le penetra su alma y destroza su corazón. Su amada Maria, ya había dejado de existir de este mundo. Su muerte es llorada. Efraín desconsolado visita su tumba y le pregunta a la muerte porque se llevo parte de su vida, de su ser, y de su felicidad.

Aunque el final de esta novela es trágica, nos enseña a aprender a amar, entregar, sufrir y a llorar, los sentimientos que el ser humano tiene dificulta en expresar. Historias como estas no suelen pasar hoy día, así que recordemos que tan hermoso es el amor. Volvámonos románticos, y no le pongamos ningún limite al amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.