Cartas de una Lesbiana Abril 2014

¿Quien soy?

Querido Mundo,

Por favor déjame empezar por decir que estoy tan feliz y emocionada de ser parte del equipo de CNY Latino y tener la oportunidad de compartir esta columna con ustedes.

Por lo tanto, ¿quién soy yo que tengo esta oportunidad mensual?

Primero, me llamo Lauren Shiro. Soy Puertorriqueña; mi padre nació en Mayagüez. Nací y me crié en un barrio residencial cerca de Queens, NY.

He vivido en varias ciudades del país. En 2011, conocí a mi esposa y me mudé a Rochester poco después de que ella me propuso matrimonio.

Me encanta vivir aquí. Ha sido un maravilloso lugar para echar raíces y construir nuestra vida juntas. He sido bien recibida por la gente de Rochester como una Latina y como miembro de la comunidad LGBT.

Como una hispana, yo he estado rodeada de una cultura muy diversa e única. Me encanta la cultura y la historia Latina. Cada país tiene sus propias contribuciones hermosas y cuando miras el cuadro entero, es una colcha de retazos hermosa con colores vibrantes y una profunda y rica historia.

Como una lesbiana, tengo un punto de vista único sobre la humanidad y sobre el clima político actual.

Como una mujer que es ambos, siento que tengo una perspectiva que es beneficiosa para ambas culturas.

Todo mi trabajo de escritura, tanto ficción y no ficción, se hace con una esperanza de romper barreras (social y racial), desafiando los estereotipos y creando conciencia y entendimiento entre toda la gente.

Tengo ese mismo objetivo aquí para esta columna. Mi objetivo esta dirigido hacia temas que son importantes para nosotros como una gente. Quiero hablar de la política que nos afectará, tanto positiva como negativamente. Quiero tener un foro abierto donde podemos compartir triunfos y apoyarnos mutuamente en contratiempos.

En el año 2013, el Instituto Williams de la UCLA estimo que existen aproximadamente 1.4 millones LGBT Hispanos en los Estados Unidos. Estamos aquí. Tenemos vidas. Tenemos familias. Tenemos carreras. Tenemos las mismas esperanzas y sueños que nuestras contrapartes heterosexuales y caucásicas. También tenemos los mismos miedos y preocupaciones. Somos todos humanos, independientemente del color, género, religión u orientación.

Espero que pueda alcanzarlos a todos ustedes. Para compartir toda nuestra humanidad; para aprender y crecer como personas. Quiero que todos vivamos el tipo de vida que todos soñamos. Una vida donde el color de nuestra piel, nuestro idioma y nuestra orientación son sólo detalles minuciosos de nuestra identidad. Después de todo, todos somos almas con una experiencia humana.

Gracias por darme esta oportunidad. Estoy emocionada para ver donde este viaje llamado vida nos lleva a todos nosotros. Gracias otra vez.

Vive la vida en tu propia manera especial,

Lauren

Leave a Reply

Your email address will not be published.