Buenos Samaritanos todavía existen

En el libro de Lucas del Nuevo Testamento de la biblia, se le preguntó a Jesús “¿quién es mi prójimo?” La pregunta fue expuesta con respecto al mandamiento de la escritura que manda “a amar a tu prójimo”. Jesús contestó con una parábola de un Buen Samaritano quien ayudó a un extraño necesitado cuando otros vinieron ante él y le pasaron de largo.

Como dice la historia, el hombre que ayudó el Samaritano era Judío y en esos días, los Judíos y la gente Samaritana no se asociaban. Eso no paró al Buen Samaritano por ayudar al hombre Judío quien fue robado y golpeado casi a muerte.

Esta acción fue excepcional y extraordinaria. Hoy la frase de un Buen Samaritano representa a una persona compasiva quien ayuda a otros generosamente, hasta a un extraño. Para a unos, el instinto de actuar inmediatamente para ayudar a aquellos en crisis es automático. De hecho, el impulso de ayudar de un Buen Samaritano no termina allí, porque son gente que normalmente dan a personas que tienen menos o quienes necesitan más.

¿Existen todavía Buenos Samaritanos? Afortunadamente si existen y he conocido a algunos que yo les quisiera presentar a ustedes.

Jan Maloff, Director de Funerales en A. Dewitt Memorial Funeral Home y Moises Rivera Jr., Pastor en El Movimiento Cristiano y la Gran Synagoga en la Calle Grace son dos Buenos Samaritanos en Syracuse, NY. Los dos vienen de diferentes antecedentes culturales pero cada uno de ellos comparten un amor y compasión para la comunidad Latina. Ellos también han vinculado juntos con sus esfuerzos de perder peso y sus deseos de vivir una vida saludable. Jan usa sus propios recursos para aportar a la comunidad con un proyecto especial de un obsequio de bicicletas. Jan y un equipo de voluntarios (también Buenos Samaritanos) arreglan bicicletas usadas que de otra manera serían inutilizables e irian al basurero. Jan dijo que recientemente hizo un estudio de los residentes del lado oeste de la ciudad que confirmó una tendencia que muchos de los residentes utilizan bicicletas como medio principal de trasportacion en vez de viajar en coche o usar transportación pública.

Pasear en bicicleta es un pasatiempo favorito de los niños de todas las edades. Desafortunadamente, muchas familias no tienen los recursos para comprar o arreglar una bicicleta ellos mismos. Tenía sentido el plan de Jan de expander y ofrecer el proyecto de obsequiar bicicletas a varias localizaciones en Syracuse durante differentes fechas del años. Este año por la primera vez, bicicletas eran renovadas y distribuidas a la congregación de Rivera. El evento se llevó a cabo en la iglesia después de la oración el Sábado, 7 de Junio.

La congregación agradeció a Jan y su pastor, Moises, por organizar este evento. Niños y adultos observaron la selección de bicicletas y escogieron la de su gusto. Unos adultos se alborotaron como los niños mientras montaron sus bicicletas para pasearlas a casa. Era maravilloso presenciar la alegría que este evento trajo a muchos. Jan y sus voluntarios no hablaban Español pero no tenían que hablarlo. Las sonrisas y la felicidad de las personas algunos que por primera vez podían tener una bicicleta eran persividas y reconocidas con una sonrisa.

Este articulo fue traducido al Español por Alexis Ríos

Leave a Reply

Your email address will not be published.