Yoga Caliente – Parte I

Yoga caliente: Entrenamiento de La Vida y Bikram Yoga– Parte 1

“Lo que pensamos o sabemos o creemos es, al final, de poca consecuencia. La única consecuencia es lo que hacemos”. – John Ruskin

Desde que estoy envuelta en Entrenamiento de Vida (Life Coaching) y en Bikram Yoga, frecuentemente veo evolución en mi espíritu, corazón y alma. Durante años, yo tuve un conocimiento subconsciente de mi voz interior, pero la callé e ignoré. Una vez que yo comencé a consultar un Entrenador de Vida/ Life Coach, la información que había estado corriendo en mi corazón llegó a ser verdadera a través del diálogo, oración, escritura y acción.

Poco después, empecé a practicar Bikram Yoga. Después de sobrevivir las primeras clases, mi práctica de yoga llegó a ser una plataforma para la evolución que ocurre dentro de mí. Celebré esto matriculándome en el Instituto para aprender los principios de Entrenamiento de Vida/ Life Coaching. Cuando llegué a ser Entrenador de Vida/ Life Coach, yo cumplí mi deseo innato para sacar lo mejor en otros. Entrena de Vida/ Life Coach llegó a ser el camino para reunirme con otras personas y ayudarlas a realizar lo mejor posible en su vida.

¿Que te pide tu corazón?

Balance: En la vida, nosotros llegamos al “centro de nuestro corazón” para conectar con nuestros valores y creencias, especialmente cuando nos sentimos inestables, en deuda, con temor, estar enojados, frustración u otros demonios personales. Así como el temor egocéntrico nos separa de nuestro Ser más Alto, las distracciones causan que perdamos el equilibrio en posturas de yoga.

El primer paso en cualquier clase de yoga o postura, es encontrar nuestro centro. Bikram Yoga Caliente comienza con un ejercicio de respiración. No importa lo que suceda en los próximos 90 minutos, el aliento nos sostiene y re-energiza.

Al pasar por distintas posturas, nos centramos en reforzar centro para seguir centrado. Las dos posturas donde puse el mayor enfoque son–’pierna separada con cabeza a la rodilla’ y ‘equilibrio de dedo del pie’. A través de estas posturas, yo repito la mantra, “Respira; la fuerza está en mi centro”. Esto me mantiene en esta postura y siento la fuerza del centro que apoya mi cuerpo. Siempre que mantenga la mantra y me centro en los conceptos básicos, el resto de la postura evoluciona.

¿Como tu te estabilizas?

Este principio fundamental de Bikram Yoga Caliente nos recuerda que cuando reforzamos nuestro centro—en las posturas o en nuestras emociones—condicionamos simultáneamente nuestro Ser más Alto para permanecer centrado. Esto nos preparará para las sorpresas de toda la vida—lo bueno y lo no-tan bueno—cuando sucedan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.