Impactando tu Vida con las Verdades de Dios – Septiembre 2012

Un cordial saludo apreciados lectores y esperando que cada articulo traiga bendición a sus vidas y les permita conocer a Dios cada día mas. Este mes tu vida recibirá alerta positiva que impactara tu vida. Es seguro que sabes como te llamas y sabes que haces cada día de tu vida. Cada día decides si vas a quedarte en tu casa pero, ¿Sabes a donde va tu vida espiritual?. Si estas viviendo la misma rutina todos los días, pensando solo en tus compromisos diarios, debes evaluar tu ruta. Debemos cuidarnos de que los afanes del diario vivir no nos impidan sacar tiempo de calidad con Dios y para estudiar Su Palabra, además de reunirnos en una iglesia donde se guíen por la Biblia.

Veamos parte de la parábola del sembrador. Marcos 4:16-19 “Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo”. “Pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan”. “Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa”. (recomiendo leer el capitulo 4 de Marcos completo). Debemos incluir como primera meta en nuestra vida, nuestra relación con Dios. Así entenderemos que debemos darle nuestro corazón a Jesús y haciéndolos así iremos de camino hacia una vida eterna y hermosa con Dios. Te dejo una bonita historia de reflexión.

Albert Einstein iba en un tren a un compromiso fuera de la ciudad donde vivía. El conductor paró para ponchar su boleto. Einstein, el gran hombre de ciencia, estaba tan entretenido con su trabajo que no lograba encontrar su boleto en su abrigo o la cartera. El conductor le dijo, “Todos sabemos quién usted es, Dr. Einstein. Estoy seguro que usted compró su boleto. No se preocupe todo está bien.” y siguió a los demás pasajeros para ponchar los boletos. Antes de ir al próximo vagón del tren, miró hacia atrás y vio al Dr. Einstein de rodillas mirando por debajo de su asiento tratando de encontrar su boleto. El conductor regresó y suavemente dijo, “Dr. Einstein, por favor no se preocupe por el boleto. Sé quién usted es.” Levantando la vista miró al conductor y dijo, “Yo también sé quién yo soy. ¡Lo que no sé es a dónde voy!” — ¡Interesante!

Si todavía no sabes a dónde se dirige tu vida, dale una oportunidad a Jesús y Él le dará dirección y sentido a su vida. Solo tiene que pedirlo. De nada vale hacer tesoros en la tierra y ocuparnos solo de lo terrenal, si no estamos haciendo tesoros en el cielo. O sea, si no hemos dado nuestro Corazón a Jesús y si no estamos creciendo en nuestra relación con Dios. Mateo 6:19-21 dice; “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan. Sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”.

Estimado lector, sabias quien eras y a donde fuiste hoy, pero, impacta tu vida caminando hacia esa vida eterna y maravillosa con Dios. Que el amor de Dios llene sus vidas y la de sus familias y reciban muchas bendiciones. Hasta la próxima.

Leave a Reply

Your email address will not be published.