Impactando tu vida con las verdades de Dios Mayo 2016

La humildad de Jesús

Saludos. Espero que puedas recibir esperanza al leer como la humildad puede darte paz y bendiciones. Lo primero que debes saber es que nuestro primer ejemplo de humildad fue Jesús. Cuando dejamos el orgullo permitimos que Dios obre en nuestras situaciones y nuestras vidas comienzan a ser bendecidas. Dios espera que dependamos de el para todo en nuestra vida.

La humildad bíblica tiene grados: primero es la modestia que se opone a la vanidad. A un nivel más profundo se halla la humildad que se opone a la soberbia. Humilde es, entonces, el que reconoce que ha recibido de Dios todo lo que tiene: “¿qué tienes que no hayas recibido de Dios? Y si lo has recibido ¿porque te glorías como si no lo hubieras recibido? (1Cor 4,7). El humilde reconoce que es nada sin Dios: “nada puedo hacer sin Él”. Pero, incomparablemente más profunda todavía es la humildad de Cristo, que se anonadó a sí mismo hasta morir en cruz por nuestra redención.

Jesús es el Mesías humilde, anunciado por los profetas: “He aquí que viene tu rey, justo y victorioso, humilde y montado en un asno” (Zac 9,9). Mateo aplica este pasaje a Jesús (21,1-4). En su vida, Él mismo se ha presentado humilde, en total dependencia de su Padre querido: vive plenamente el gozo de su relación con Él, en entera dependencia de El, sometido en todo momento a su Padre, Señor del universo

Debemos ser como Jesús que dijo, “aprendan de mí a ser mansos y humildes de corazón” (Mt 11, 25-30). Tu vida será impactada positivamente cuando empieces a pensar mas en lo que Dios quiere de ti y en como puedes ayudar a otros. Y cada día sentirás mas la paz que tanto buscabas.

Dios te bendiga, apreciado lector y hasta la próxima… 

Leave a Reply

Your email address will not be published.