La última visita del Beatle John Lennon a Syracuse

La última visita del Beatle John Lennon a Syracuse tuvo lugar en 1971. La gran ocasión fue la apertura de una exposición de arte organizada por su esposa, Yoko Ono, en el Museo de Arte Everson. La pareja de poder fue acompañada por otro Beatle: Ringo Starr, quien vino con su mujer, Maureen Cox. Un tercer Beatle, George Harrison, también visitó la muestra de arte de Yoko, pero en una fecha posterior.

John, Ringo, Yoko y su entorno se alojaron en el Hotel Syracuse y entraron a su Centro Social de Comedias Tipos Vivos. Además, John celebró su cumpleaños número 31, el cual cayó el 9 de Octubre, en la Ciudad de la Sal. Incluso escribió su melodía “Estatal Attica” en la preparación a la conmemoración de su cumpleaños.

En la recepción de la muestra de arte en el Everson John y Yoko socializaron con la crema y nata de Syracuse, tal como su corrupto alcalde Lee Alexander (también conocido como “El Griego Alexandrides”). Las personas muy importantes de Syracuse se empujaron la una a la otra fuera del camino con el fin de codearse con John y Yoko. La localmente producida película “Rey Lee,” la cual es una parodia, inmortaliza escenas vistas en la exposición en el Everson. 

Esos fueron los días felices de John. Pero había una amenazante nube obscura en el horizonte y en el corto lapso de cuatro meses ya estaba colgada directamente sobre la cabeza de John. Fue el intento por parte de la administración del presidente Richard Nixon de deportarlo por su previa condena en Londres por una impugnada posesión de cannabis. 

Numerosos investigadores han proporcionado evidencia fundamentando la proposición que la independiente mentalidad artística de John a menudo lo puso en un curso de colisión con los establecimientos inglés y estadounidense. La respuesta de la tradicional élite Inglés a las travesuras de John se puede resumir en un nombre propio: Pilcher, quien puso la cabeza de John en el tajo.

En su libro “La vida de John Lennon”, publicado en 1988, el académico Albert Goldman describe el revés en la fortuna de John en este pasaje: “A diferencia de todos los demás en el Columpiante Londres, los Beatles habían siempre estado por encima de la ley. Una noche en el Speakeasy, los agentes antidrogas que constantemente olfateaban alrededor del centro social vistiendo  ropa jipi y pelucas de pelo largo arrestaron a todo un grupo de personas en la compañía de John Lennon. ‘Estoy con ellos! ¿Por qué no me arrestan? ‘ gritó Lennon mientras los policías cargaban a sus amigos lejos. Ahora todo eso cambió. Apareció una Némesis de la cual incluso la estrella pop más privilegiada no estaba segura: el Sargento Detective Norman Pilcher, un zelote antidrogas (más tarde sentenciado a dos años en prisión por plantar evidencia), puso a John Lennon en la mira como su próximo gran caso. Afortunadamente para John, había un hombre en la escuadra de drogas quien practicaba el juego en ambos sentidos. El puso a Lennon aviso temprano en la mañana de la redada, el 18 de Octubre de 1968”.

Aparte de Goldman, otra prominente proponente de la validez de la hipotética conspiración – entre la clase política Inglesa y el aparato de aplicación de la ley representado por Scotland Yard – es Marianne Faithfull, la enamorada de Mick Jagger en ese tiempo. Pero ella amplía el alcance de las miras de la conspiración con el fin de incluir a los Rolling Stones Jagger, Keith Richards y Brian Jones. Su libro “Faithfull: Una autobiografía,” impreso por primera vez en 1994, apoya la teoría de la siguiente manera: “Fue sólo cuando Brian fue arrestado que finalmente me di cuenta de que esto era realmente alguna especie de conspiración. Quiero decir el día en que ellos detuvieron a Brian fue el mismo día en que Mick y Keith salieron de la cárcel, el día después que terminó el juicio. Dame un respiro, ellos ni siquiera estaban tratando de ser sutiles acerca de ello nunca más. Toda la cosa estuvo cuidadosamente planeada, obviamente. Bastante claramente un intento para hacer aparecen a Mick y Keith culpables por asociación. Otro Rolling Stone atrapado con drogas! Bueno, ¿Qué es lo que ustedes esperan de degenerados como estos?

“El arresto de Brian fue obra del infame Detective Sargento Norman Pilcher (el ‘sémola Pilcher’ en ‘Yo soy la morsa’ de John Lennon). Era un deshonesto policía tratando de hacerse un nombre por sí mismo. El arrestó a Mick y a mí varias veces después de eso, y más tarde agarró a John Lennon. Era un poco de un seguidor, supongo! Admito que  experimenté una gran cantidad de satisfacción cuando, a principios de los años setenta, él fui traído a una corte bajo cargos de corrupción. Justo la especie de persona que ellos enviarían a agarrarnos: manipuladores de evidencia. Bueno para eso, también”!

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Leave a Reply

Your email address will not be published.