La literatura en manga y video juegos

“Espero que esa adicción tuya te pueda traer un trabajo mejor!” Esto es lo que mi madre me grita cuando ella ve que he pasado demasiado tiempo jugando video juegos. Su otro “voceé” que me hace sonreír es cuando ella grita, “¡Mira! Que tienes 23 años de edad y todavía ves/lees muñequitos! No tienes 10 años más” tanto como yo quisiera explicarle de la gran cantidad de cosas acerca de manga y video juegos, sé que ella no va a entender su belleza. No se trata sólo de mi madre que no se da cuenta de esto, también es la mayoría de la población que coloca un estigma negativo en la versión japonesa de comics/Manga y video juegos.

Hay también un sentido de ironía aquí, las cosas que mi madre ve como contraproducentes, me ha moldeado en el hombre que soy hoy. Lo que la sociedad considera como que produce un cerebro lento, lo veo como un nuevo tipo de literatura y una nueva manera de enseñar a los niños acerca de  las diferentes culturas y de la historia. Por ejemplo, Assassin’s Creed 2 mostró al mundo cómo la diversión es ser capaz de desempeñar en la Italia renacentista, a la vez que se aprende acerca de ella. Juegas como EzioAuditore y viajas ha hermosas ciudades como Florencia, Venecia, Forli, y Toscana mientras aprenden sobre personajes históricos como Leonardo Da Vinci, Niccolo Maquiavelo, y el Papa Alejandro VI (Rodrigo Borgia). La franquicia de Assassin’s Creed no es necesariamente la primera hay muchos, pero el primer juego que me enseñó que la historia que me enseñaron en la escuela era simplemente un grano de arena en un desierto interminable.

El juego fue de Koei,  Dynasty Warriors, que pintó  la caída de la dinastía Han oriental y el ascenso de la  dinastía Jin en una intensa historia llena de personajes icónicos como Guan Yu, quien más tarde se convirtió en el deificado en diferentes religiones: tutor deidad en el Taoísmo, el Bodhisatva en el Budismo, y adorado como una deidad chino indígena. Otro personaje, TsaoTsao, quien es conocido por su manipulación del emperador y bella poesía e corto estilo de canción.

Otra belleza de este juego era que tenía una base de datos completa de los hechos históricos y las separa entre el histórico y teórico, debido al hecho de que el juego está basado en la novela El romance de los Tres Reinos de Luo Guanzhong. He leído sobre la base de datos tanto como he jugado el juego. Otro juego que también fue hecho por Koei, Samurai Warriors, y este juego fue un juego en Japón justo antes de Ieyasu Tokugawa naciones Japón y aislado el país durante 200 años desde el resto del mundo, el período Sengoku; y como Dynasty Warriors, Samurai Warriors tenía una amplia base de datos sobre las personas y los acontecimientos durante el período Sengoku. Desde el período Sengoku aprendí acerca del Bakumatsu, cerrando el telón sobre el Shogunato Tokugawa, y el nacionalista conocido como el IshinShishi. Leyendo el manga Rurouni Kenshin: Meiji espada chín romántica historia de Nobuhiro Watsuki.

Video juegos y manga catapultado en un mundo en el que me he visto a menudo aburrido, la literatura. Los manga y video juego me demostraron que la literatura es emocionante, cautivante e inspiradora, y que también son un arte tejido con palabras e imágenes. Empecé a emborracharme en libros, comenzando por el arte de la guerra, el príncipe, Gilgamesh, epopeya de Homero, las tres tebana obras de teatro, el laberinto de la soledad, y el alquimista, etc… La literatura de los video juegos no sólo puede enseñarnos acerca de la historia, sino también el arte de crear mundos que tienen una vida propia, Kingdom Hearts, Dragon Age, Skyrim, Metal Gear Solid, efecto de masa, y Final Fantasy. Juegos de video nos enseña acerca de lo mágico que es crear un mundo y cómo impacta a las personas, la muerte de Aerith en Final Fantasy VII es uno de los más clásicos, uno de mis favoritos es de Lavitz Legend of the Dragoon, porque me hizo muy invertidos en el personaje porque era mi favorito para jugar. Manga y videojuegos son meramente libros redefinido, ellos nos llevan en un viaje lleno de emociones, nos enseñan a la empatía, y crean obras de arte que no puedo dejar de admirar.

Mi nombre es David Alfredo Paulino. Me gradué de SUNY Cortland. Mi mayor fue Estudios Internacionales con una concentración en Sistema Político Global y mis concentración secundarias son Antropología , Estudios de Latino América, Asia, y el Medio Oeste.

Nací en Manhattan, NYC, pero vivo en el Bronx con mi mamá, mi pequeña hermana y mi padrastro. Aunque nací aquí, las mayores de mis mas profundas memorias vienen de mis visitas frecuentes a la Republica Dominicana, y siempre estando allí. Yo aun me quede allí por todo un año debido a mis frecuentes idas y vueltas. Me críe amando esa atmósfera y a veces la añoro mas que la misma ciudad de NY.

Leave a Reply

Your email address will not be published.