Culpable o Entrampado

Este Noviembre los fanáticos de John Lennon conmemoran el 46 aniversario de la única condena judicial de este Beatle. De hecho, el 28 de Noviembre de 1968, John se declaró culpable de posesión de resina de cannabis y fue multado con costos de 150 libras más 20 guineas. El lado positivo fue que él y su pareja, Yoko Ono, fueron encontrados no culpables de obstruir a la policía. Además de la convicción dándole problemas a John al tramitar visas para viajar a otros países, cuatro años más tarde, ella formó la base para que la administración del presidente Richard Nixon ordenara su deportación, argumentando que la ley de inmigración impedía el ingreso y permanencia de aquellos con cualquier delito relacionado con drogas en sus registros judiciales.

Fue John en realidad culpable o fue entrampado?

Viajemos a través del tiempo hasta 1968 para discutir esta cuestión. Ese año, el Beatle recibió palabra confidencial de un periodista del Daily Express, Don Shorter. Este reportero le sugirió que el sargento Norman Pilcher, comandante de las más prolífica escuadra antidroga de la policía de Londres, y su favorito perro olfateador de marihuana, Yogi, tenían al Beatle y su enamorada en la mira, y que una redada policial en el piso donde el par vivía estaba planeada.

Tres semanas después que la estrella de rock recibió la advertencia, una fuerza de cuarenta policías, según una relación, saqueó, en la mañana del 18 de Octubre, el piso en 34 Montague Square, Londres W.1., cuyo arrendador original era su compañero en los Beatles Ringo Starr pero que era el hogar temporal de John y Yoko, quien estaba embarazada en aquellos momentos. Pilcher alegó haber descubierto 219 granos de resina de cannabis en la búsqueda. Después de ser llevado en detención a la Comisaría de Policía de Marylebone Lane, los artistas también fueron acusados de obstrucción a la policía al conducir la orden de allanamiento.   

En una entrevista con Andy Peoples en una emisión sindicada por la British Broadcasting Corporation (BBC) dos días antes de la muerte del Beatle, John le explicó la situación. Dijo que el residente anterior, Jimi Hendrix, había dejado toneladas de drogas en el piso. Cuando se enteró que Pilcher venía tras él, el rockero de Liverpool alegó que él limpió a fondo y cuidadosamente el alojamiento de cualquier rastro de los montones de drogas. El Beatle en consecuencia planteó la sospecha que los agentes de la ley pueden haber plantado la resina de cannabis en el piso.

Por un corto tiempo John y Yoko se quedaron en casa de su abogado, Nicholas Cowan, ubicada en 35 Redcliffe Road, West Brompton, Londres, y al día siguiente, en la Corte de Magistrados de Marylebone, fueron puestos en libertad bajo fianza hasta su fecha de audiencia en la corte programada para el 28 de Noviembre. Horas después de haber sido puesto en libertad, Yoko tuvo que ser trasladada al Hospital de Maternidad Reina Charlotte, donde los médicos confirmaron que había sufrido un aborto involuntario. Algunos observadores culparon a Pilcher y la oportunidad de su operación por este percance.

La celebridad de la música dijo que la cosa fue orquestrada por Pilcher, quien había llamado a la prensa para que tomaran fotos en el piso. De hecho, reporteros de los periódicos Daily Express y Daily Mail estaban por allí incluso antes que los policías llegaran. John añadió que la única razón por la cual él se había declarado culpable era porque pensó que de lo contrario el gobierno británico hubiera deportado a Yoko ya que en ese momento no estaban todavía casados. Después de la contestación del músico, un oficial de policía – probablemente el mismo Pilcher – le dijo, ”Bueno, lo tenemos ahora. Así que no es nada personal”. La imagen en la parte posterior de la funda del álbum de John “Música Sin terminar No. 2 – Vida con los Leones” es de John y Yoko siendo extraídos de la comisaría de policía. Viene de una fotografía de periódico.

Algunos fanáticos alegan que la personalidad de música también escribió sobre el sargento en su canción “Yo Soy la Morsa”, en las líneas que ellos leen como diciendo “Sémola Pilcher trepando la torre Eiffel”. Pero John y el resto de los Beatles grabaron esta canción el 24 de Noviembre de 1967, por lo que esta posibilidad parece improbable.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Leave a Reply

Your email address will not be published.