Near Westside Peacemaking Project: ¡Donde estamos ahora!

En diciembre del 2014, se graduó el primer grupo de pacificadores del Near Westside Peacemaking Project (NWSPP). Peacemaking, como se llama el proceso en inglés, es una tradición de los indios de América del norte. La práctica se usa para resolver conflictos y se enfoca en curar y reparar las relaciones, en vez de echar culpa o determinar culpabilidad o inocencia.

Uno de los veintes pacificadores recién graduados del entrenamiento se llama Jose Delgado. Él ha sido un residente del Near Westside por cuatro años. Él se mudó para aquí de Puerto Rico con su esposa y dos de sus cinco hijas. En sus primeros años aquí, José bregaba con complicaciones de salud, problemas con la ley, y dificultades económicas. Hoy en día, José y su familia están bien. Sus hijas más chiquitas están estudiando en Fowler High School, y más de la familia ha venido para vivir aquí en los estados unidos. José se siente agradecido por su buena salud y por tener una familia fuerte.

José quería ser un pacificador porque quiere “ayudar a la gente a resolver los problemas, aconsejándolos y hablando, no peleando o tirando tiros”. Él dijo que el entrenamiento “fue bueno. Nos enseñaron muchas cosas que no sabía y conocimos mucha gente, como un juez y los de Parole”. Jose casi siempre está acompañado por su hija, Jayna. Cuando ella no está en la escuela o bailando en La Casita Cultural Center, está al lado de su papá. Ella decidió también a participar en el entrenamiento de pacificadores porque quiere “hacer un cambio” en su comunidad y enseñar a la gente que uno “no tiene que usar violencia para resolver un problema”.

Jayna disfrutó del entrenamiento porque fue un “ambiente amistoso. Fue divertido. Conocimos gente nueva”. Una cosa que le afectó fue algo que le enseño Wendy Hill, consultante profesional del programa, quien presentó una analogía de la punta del iceberg que vemos cuándo miramos a los demás. Lo que Jayna entendió de la lección es lo siguiente: “Uno ve solamente lo superficial; no sabe los problemas que uno tiene o las situaciones que ha enfrentado.” Ella espera que a través del programa, tenga la oportunidad de “conocer su verdadera persona”…si ellos lo desean.

José y Jayna están preparados a trabajar en casos y ayudar a la gente de su comunidad que están en conflicto. José espera que “el programa siga y que se expanda” a otras partes de la cuidad. Su hija, Jayna, espera que a través del programa “menos gente sean enviado a la cárcel” y que “otros hagan un cambio en su vida, también”.

601 Tully será el futuro sitio de programa (NWSPP)! El programa va recibir casos de la comunidad, del Housing Authority, de los tribunales, de las escuelas, y de Probación y Parole. Para más información, llame a Lisa a (917) 573-1845 o escríbala a VavonesL@courtinnovation.org.  

Leave a Reply

Your email address will not be published.