El acoso escolar y sus efectos en los estudiantes Latinos

Probablemente usted ya haya escuchado acerca del caso de una anciana en Nueva York que fue acosada por 4 niños que cursan el séptimo grado. Es triste el saber que 4 niños puedan acosar a una anciana de tal manera. Como comunidad debemos encontrar maneras para prevenir este tipo de situaciones.

El acoso escolar se puede definir como el uso de la fuerza para intimidar, herir, y/o humillar a otra persona de menor estatus o poder. El acoso escolar puede ser físico, verbal, o social. El acoso físico incluye amenazar o herir a otra persona, mientras que el acoso verbal incluye “molestar” o insultar a alguien. El acoso social se refriere al rechazo o la humillación por el grupo de pares y el aislamiento de la victima.(Besag, 1989; Olweus, 1993).

El acoso escolar ha sido considerado como un problema muy serio en las escuelas a través de los Estados Unidos y en otros países. El mismo es un comportamiento muchas veces aprendido o que surge como respuesta al estrés así como otras experiencias de la vida. Posibles causas del acoso pueden incluir relaciones tensas con los padres, bajo progreso académico, no recibir apoyo de amigos/pares, ansiedad acerca de la apariencia personal, etc. Desafortunadamente, muchos acosadores han sido victimas de este tipo de comportamiento y lo repiten a otros.

Estudios en esta área demuestran que el acoso escolar puede tener resultados adversos en los niños. Más aun, el acoso tiene efectos devastadores en el progreso académico de los estudiantes provenientes de grupos étnicos minoritarios. La Asociación Americana de Sociología y la cadena de Noticias Fox publicaron una parte de prensa acerca de un estudio que usaba datos representativos a nivel nacional en donde se le preguntaba a los estudiantes si habían sufrido acoso escolar durante el año 2001-2002 cuando cursaban el 10mo grado.

Los autores compararon las puntuaciones promedio de los estudiantes de 9no grado antes de que experimentaran acoso escolar con los promedios del mismo grupo de estudiantes en 12mo grado en el año 2003-2004. El resultado más prominente del estudio es el impacto negativo que tiene el acoso escolar en las puntuaciones promedio de estudiantes talentosos de origen Africano-Americano y Latino. Se encontró que los estudiantes Africano-Americano que obtuvieron una puntuación promedio de 3.5 en 9no grado y fueron acosados en 10mo grado bajaron 0.3 puntos en su puntuación promedio cuando cursaban el 12mo grado. Los autores también informaron que el acoso escolar que se manifiesta a través de la modalidad de intimidación es aun mayor entre los Latinos, aquellos que tenían una puntuación promedio de 3.5 en 9no grado y fueron acosados experimentaron una baja de 0.5 puntos en el 12mo grado.

Es obvio que se necesitan más recursos para ayudar a proteger los estudiantes contra el acoso escolar. Nuestro deber como padres incluye estar alerta y observar los comportamientos de nuestros niños así como su progreso académico. Estas medidas son necesarias debido a que muchas veces las victimas de acoso escolar están renuentes a reportar los casos.

Acerca de la autora: Omara Rivera Vázquez, Ph.D. es Puertorriqueña  y funge como Catedrática Asociada en la Universidad del Estado de NY en Oswego (SUNY-Oswego), Departamento de Justicia Publica. Su doctorado es en Ecología de la Familia y la Niñez y su maestría es en Justicia Criminal-Asuntos Urbanos, ambos de la Universidad del Estado de Michigan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.