Trayendo la Familia Latina en America

Los Villarreal, familia Latina dedicada a promover su cultura y valores

Alicia tiene 5 hijos y 17 nietos. Hace 30 años decidió venirse a vivir a Syracuse, luego que su hija tomara el primer paso de emigrar de su país, Perú, en los años 70s. Los Villarreal son una familia grande, unida, y preocupada de mantener día a día sus tradiciones latinas, y pasárselas a los miembros más jóvenes del núcleo familiar. La señora Alicia y sus hijas creen que la comunicación es la clave para que los más pequeños no pierdan el respeto y el apego hacia la familia, uno de los valores centrales de la familia latina. Los sudamericanos se caracterizan por tener a la familia como centro, y ha sido el compromiso de ellas mantener sus raíces y valores aún estando lejos de su país natal.

Nancy, la mayor, llegó a Syracuse el año 1970. Se ganó una beca de las Monjas del Sagrado Corazón en Perú para estudiar en el Colegio María Regina, una universidad para niñas, ubicada en el sector norte de Syracuse. Ella fue la primera de la familia en llegar a Estados Unidos. “Nancy abrió el camino para que toda la familia pudiera establecerse aquí”, dice Fanny, la más pequeña del clan Villarreal. Ofelia, la segunda de los hermanos, siguió los pasos de su antecesora y viajó a Syracuse para estudiar en la misma universidad. Ambas se convirtieron en profesionales destacadas y grandes influyentes dentro de la comunidad latina en Syracuse. Nancy fue la fundadora de programas bilingües en Syracuse y uno de los fundadores de La Liga de Acción Hispana, y por muchos años se desempeñó como Directora Ejecutiva de la Asociación de Maestros Bilingües del Estado de Nueva York. Por su parte, Ofelia trabajó en el Distrito Escolar de Syracuse hasta hace varios año atrás cuando se retiro.

Los Villarreal son una familia de brío. No fue fácil al principio. Ofelia recuerda que su decisión de establecerse en Syracuse fue impulsada por el caos reinante en Perú durante la década de los 80, cuando estalló una crisis nacional producto del terrorismo y la recesión económica. “Luego de estudiar en Syracuse, volví a Perú para casarme. Ahí me compré una casa, tuve a mis hijos y los comencé a educar”, recuerda Ofelia. “Sin embargo, debido a la mala situación que atravesaba mi país, tomé la decisión de volver a Syracuse y establecerme aquí para poder criar a mis hijos en un clima tranquilo y con mayores oportunidades”, agrega. Como su marido pertenecía a la Fuerza Aérea Peruana, Ofelia escapó primero con sus hijas. Tiempo después la seguiría su marido con sus hijos. Para ese entonces Nancy y sus padres ya llevaban tiempo viviendo en Syracuse, lo cual le facilitó el camino a Ofelia para rehacer su vida lejos de Perú.

Alicia está feliz con la decisión que tomó su familia. Lleva más de 20 años viviendo en Syracuse, y está convencida que este cambio fue el correcto tanto para sus hijos, como para sus nietos y bisnietos. “Extrañaba mucho a mi hija mayor. Eso sumado a la crisis en Perú, me hizo venir a buscar una vida mejor”.

Alicia guarda muchos recuerdos de los primeros años que pasó en Estados Unidos. Cuando cumplió 25 años de matrimonio, Nancy y Ofelia la invitaron a Miami. Esto fue en la década de los 70s. También fueron a Disney World donde pasaron lindos momentos en familia. Como Nancy ya vivía en Syracuse, decidieron venirse viajando en auto desde Miami. “Fue un viaje inolvidable. Estuvimos cerca de 3 semanas recorriendo el país antes de llegar a la ciudad”, recuerda Alicia. Estaba tan maravillada con la hermosura del país, que cuando arribaron a Syracuse decidió quedarse con su hija mayor durante seis meses, antes de emprender rumbo a Perú donde aún vivía con su marido. “Recuerdo que pasamos lindos momentos juntas, no me quería regresar”, agrega Alicia.

La familia Villarreal se estableció de a poco aquí en Syracuse. Primero lo haría Nancy, luego su madre Alicia, y tres de sus hermanos Ofelia, Carlos y Fanny. Sin embargo, Alicia aún tiene a un hijo viviendo en Perú, a quien van a visitar de vez en cuando. “Una vez que me nacionalicé, comienzo a pedir a todos mis hijos”, recuerda Alicia.

La historia de Fanny es un poco distinta a la de sus hermanas, pues nunca pensó que terminaría viviendo afuera de su país. “Saqué visa de residente en Perú a los 20 años, una vez graduada de abogada”, dice. Fanny ejerció como jueza en la selva peruana por muchos años. Estaba feliz con su profesión pero por circunstancias de la vida, decidió seguir los pasos de su madre y hermanas, y venir a establecerse en Syracuse. “Uno hace y Dios dispone”, dice, convencida de que fue la mejor decisión de su vida. “Syracuse está lleno de posibilidades, y sin duda, el cambio fue positivo”, dice Fanny.

Apenas llegó aquí, Fanny comenzó a trabajar como cajera en el supermercado NoJaims. Tiempo después, y gracias a su carisma y liderazgo, escaló hasta llegar a convertirse en Directora Ejecutiva de YWCA. “Estoy muy agradecida de la ciudad de Syracuse; nunca pensé vivir aquí pero uno hace y Dios dispone”, señala Fanny. La trayectoria de la menor del clan Villarreal contempla desde voluntariados en juntas directivas en la comunidad, trabajos en Catholic Charities y Directora Ejecutiva de La Liga de Acción Hispana, hasta postularse para cargos políticos dentro del Common Council de Syracuse.

“Estoy muy agradecida de Syracuse”, dice Alicia. Todos sus nietos son profesionales. Apenas tocaron suelo americano, Alicia y sus hijas comenzaron a involucrarse en la comunidad. Nunca perdieron de vista que la educación de los más pequeños de la familia era lo más importante. “Junto a mi hermanas sabíamos que debíamos criar a nuestros hijos como madres latinas”, dice Ofelia. “Era muy importante involucrarnos desde el principio con las escuelas. Conocimos muy bien a los profesores y a los amigos de nuestros hijos”. La comunicación es central para los Villarreal. Según Ofelia, “todo comienza en la casa”, y si es que la familia es capaz de mantener una comunicación abierta y constante con los hijos, es más fácil que los valores se mantengan intactos. “Los valores morales son importantes”, dice Ofelia. Es por eso que el contacto cara a cara con los profesores y amigos de sus hijos fue parte fundamental de su crianza y educación. De ahí que los Villarreal sean conocidos por ser una familia disciplinada y unida dentro de la comunidad latina en Syracuse. “Estuvimos involucrados con las escuelas desde el principio”, recuerda Fanny, lo que ayudó a la formación de los niños. “Siempre les dijimos que las cosas no se regalan, se ganan; que tienen que luchar por lograr sus metas”, dice Ofelia. Para las familia latinas es fundamental invertir tiempo y dedicación en la educación de los niños, y los Villarreal lo lograron con éxito.

Los valores como el respeto, el amor, la solidaridad, la confianza y la responsabilidad están en el corazón de las familias latinas. Es por eso que el cenar juntos y conversar con los hijos abiertamente ha sido parte de la rutina de los Villarreal desde siempre. “Todo comienza en casa; gracias a esto la familia se ha mantenido unida y fuerte”, dice Fanny. De ahí que el mantener las tradiciones latinas sea la tarea diaria de todos los miembros de la familia Villarreal, desde la abuela Alicia hasta sus nietos más pequeños. “La relación entre primos ha sido fundamental para mantener y respetar nuestros valores y costumbres a lo largo de los años”, dice Fanny.

Pero el mantener las tradiciones latinas no solo se hace en casa. La familia Villarreal ha liderado varios eventos y emprendimientos en Syracuse, para que la comunidad entera conozca más acerca de su cultura. Ofelia y Fanny tienen un programa de radio que va al aire tres veces a la semana. Se llama “Nosotros, tu Voz Latina” transmitiendo desde los estudios de la estación WVOA en Syracuse, a través de la estación de Radio  87.7 del  FM, y en VIVO en el Internet, transmitiendo desde el website www.WVOARADIO.com. Como también se puede escuchar en el internet, reciben llamadas desde Puerto Rico y el Perú donde tienen oyentes leales que las llaman con frecuencia”. Cuando Alicia viaja a Perú se conecta con sus hijas a través del teléfono. El programa tiene una amplia visibilidad en redes sociales para que sus oyentes las sigan en Facebook y WhatsApp.

Fanny es una de los organizadores del Festival Latino que se lleva a cabo una vez al año en el Westside, donde se reúne la comunidad latina para celebrar su cultura y tradiciones. Fanny cuenta que comenzó hace 20 años. Hay campeonatos de domino, mucha comida y música en alto parlante. “Para este año tenemos pensado incluir mesas informativas de los países para educar a la comunidad en general”, explica Fanny. El Festival será el Sábado 13 de Septiembre en el Ward Bakery Park en el Westside de Syracuse. La educación es una pieza importante para los Villarreal y están felices de poder contribuir a fomentarla en Syracuse. Actualmente todos los países latinos están representados en la ciudad (en total son 21).

Los Villarreal son el corazón latino en Syracuse. Se han preocupado por más de 25 años de promover la cultura y mantener el lenguaje y los valores intactos. Los latinos valoran la amabilidad, la hospitalidad, el amor y el compartir. Es por eso que han luchado por pasarles esto a los más pequeños de la familia y a la comunidad entera por medio de eventos y el trabajo que desempeñan en las distintas organizaciones donde son líderes latinas.

Este 8 de Octubre organizarán otra Fiesta Latina con motivo del Mes de la Herencia Hispana. Otra muestra más del compromiso y amor que tiene la familia Villarreal por sus raíces. Y es de esperar que Alicia, la matriarca del clan, vuelva a viajar este verano a España donde años pasado 2015 represento a Perú como “Reina de la Marinera”. Como buena mujer latina ama el baile y demuestra su talento en la comunidad Europea, que como la americana, tienen un creciente interés por la cultura latina.

Leave a Reply

Your email address will not be published.