SALUD Octubre 2016

Los desafíos a adaptar al régimen americano

Para muchos latinos, la adaptación al estilo de vida americana es muy difícil. Uno de los desafíos más comunes es la adaptación al régimen dietética americano.

Similar a la cultura latina, la comida americana es una parte de la cultura muy importante. Aunque hay semejanza entre las culturas, algunas comidas y tradiciones son diferentes. Por ejemplo, el régimen americano generalmente incluye menos comida en casa y más comida fuera de la casa, con prisa. En la cultura latina, las familias pasan la comida juntos en la casa y usan ese momento para charlar y relajarse. Este desacuerdo entre las culturas causa dificultades.

Además, muchos inmigrantes latinos están en una clase socioeconómica baja y no ganan mucho dinero. En esta población, hay una proporción de obesidad, diabetes, y enfermedades del corazón más alta que la de otras clases. También, los inmigrantes sufren de más inseguridad de comida y es más difícil a obtener comida saludable. Cuando una familia vive lejos del supermercado, es difícil preparar una comida saludable a la manera de su patria.

El régimen americano consiste de 50 por ciento carbohidratos, 15 por ciento proteína, y 35 por ciento grasa. Muchas veces, incluye comida rápida que es barata y accesible, comida del restaurante, y bebidas con mucho azúcar y carbohidratos. Este régimen contribuye a la proporción alta de obesidad, cáncer, y enfermedades del corazón en los EEUU. Es una preocupación para el inmigrante latino porque adapta a este régimen malsano muy rápido debido a la influencia de los medios de comunicación, los amigos, y la escuela.

Hay mucha influencia afuera de la casa en los medios de comunicación y la escuela para la cultura americana. Es importante preservar su propia cultura y enfatizar la importancia de la comida y la cultura latina mientras aprende de la cultura americana. Una sugerencia para preservar la cultura latina en la casa es comer la comida siempre con la familia. Debe usar la hora de comida para hablar con la familia y preservar la tradición de una hora para gozar la comida y la compañía.

Recursos:

Clusky, M., Petersen, R., Wong, S.S. “Dietary Adaptation among Latino Immigrants: Impressions from Mothers of Adolescents.” The Forum For Family and Consumer Issues. NC State University. 2013. https://ncsu.edu/ffci/publications/2013/v18-n3-2013-winter/chuskey-peterson-wong.php

Gillette, H. “Hispanic Mothers Have Difficulty Adapting to U.S. Food Culture” The Huffington Post. 2013. http://www.huffingtonpost.com/2013/01/02/hispanic-mothers-food_n_2396099.html

Greder, K., Romero de Slowing, F., Doudna, K. “Latina Immigrant Mothers: Negotiating New Food Environments to Preserve Cultural Food Practices and Healthy Child Eating.” Family and Consume Sciences Research Journal. 41.2 (2012): 145-160.

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/fcsr.12004/abstract

Pérez-Escalmilla, R. “Dietary Quality Among Latinos: Is Acculturation Making Us Sick?” Journal of the American Dietetic Association 109.6 (2009): 988-91. Web.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2716544/ 

¡Hola! Mi nombre es Katie Vaughan y soy estudiante de medicina en la Universidad de Rochester. Asistí a Hamilton College y me gradué en el 2013 con títulos en Química y Estudios Hispánicos. Me gusta jugar frisbee, escalar montañas, y cocinar. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.