Populismo en América Latina

Populismo en América Latina
por Miguel Balbuena

Hay individuos que tienen su pie derecho plantado en una cultura en América del Norte y su pie
izquierdo igualmente plantado en una cultura en América del Sur. Carol Graham, la Asociada Mayor en la Institución Brookings Leo Pasvolsky, encaja perfectamente en esta categoría especial de personas.

“A pesar que me crié en parte en los Estados Unidos (y soy ciudadana de los Estados Unidos), nací en el
Perú y tengo un fuerte fundamento en cada cultura”, escribió Graham en su libro “¿Felicidad para todos?: Desiguales Esperanzas y Vidas en Persecución del Sueño Estadounidense”, publicado hace dos años.

El 13 de Septiembre ella llegó a la Universidad de Syracuse para impartir la Exposición Conmemorativa
Herbert Lourie sobre Política de Salud, administrada por su Centro de Investigación de Políticas.

En la presentación, ella habló sobre la inspiración que recibió de su padre, George, un médico quien,
durante la década de los años 60 y 70, realizó trabajo de campo con el Instituto de Investigación
Nutricional en Lima, Perú, donde ella nació en el 1962.

“Hace más de cuarenta años, mi padre escribió un artículo seminal en los Archivos de Salud Ambiental, titulado ‘Los altos costos de ser pobre’. El y su coautor documentaron los costos más altos que los pobres pagaban por servicios esenciales, tal como adquiriendo agua de camiones cisterna y usando kerosene y velas en lugar de electricidad. Los pobres pagaban aproximadamente quince veces más por unidad en promedio que lo que los ricos pagaban por agua corriente y electricidad, mientras que los servicios que adquirían, como el agua contaminada, eran claramente inferiores. No fue sorprendente que las consecuencias de salud de sus hijos sufrieron. Ahora, esos mismos barrios marginales urbanos donde él, y luego yo, hicimos investigaciones, tienen acceso a servicios públicos y albergan a una prosperante clase media”.

Esta injerencia de su padre la motivó a seguir sus pasos, lo cual inicialmente resultó en la escritura de su
primer libro, “APRA del Perú. Partidos, Política y la Elusiva Búsqueda de la Democracia”, publicado en 1992, mientras era académica invitada en el Programa de Estudios de Política Exterior de la Institución Brookings.

El acrónimo APRA significa Alianza Popular Revolucionaria Americana, términos en español para American Popular Revolutionary Alliance, una organización civil populista fundada en 1924 por Víctor Raúl Haya, quien entrenó a Alan García y Carlos Roca como sus futuros líderes. En el libro primero ella contrasta este partido con el régimen militar populista, presidido por el General Juan Velasco del ejército, quien gobernó al Perú entre 1968 y 1975. Más adelante en esta publicación también contrasta al APRA con tendencias más rebeldes, como los neoestalinistas, maoístas, trotskistas y castristas, agrupados en el Partido Unificado Mariateguista (PUM) y la Izquierda Unida (IU).

Graham escribió: “Sin embargo, la renovación del partido no estuvo ocurriendo en un vacío. Hubo una
corriente de actividades, ya que, concurrente con el surgimiento de la izquierda política, aumentó el
número de centros de estudios e institutos de investigación afiliados con la izquierda, centrados en las ciencias económicas y sociales. Algunos de estos recibieron fondos de los ‘Velasquistas’ en el gobierno, así como fondos externos. El APRA, dominado monopolísticamente por Haya y enfocado exclusivamente en sus obras, de muchas maneras preparó una base de dirigerencia menos capaz y educada que la izquierda. Si bien los pocos elegidos por Haya, como Alan García y Carlos Roca, pueden haber florecido bajo esta estrategia, la renovación no necesariamente afectó a los rangos en general del partido. A lo largo de los años de Velasco, sólo había dos locales del APRA funcionando en el país. Los miembros de la izquierda marxista fueron usualmente educados en la más prestigiosa Universidad Católica, y en total tenían más fondos disponibles para capacitación. La falta de talento en los escalones más bajos de la dirigencia, aunque no fue evidente cuando los más talentosos del partido funcionaron como redactores en la Asamblea Constituyente o como dirigentes de la oposición, más tarde fue expuesta cuando el APRA estuvo en el poder. Si bien Haya pudo renovar el partido lo suficiente como para actuar una vez más como una poderosa máquina electoral, y capacitar a unos pocos líderes hábiles, no pudo reparar el daño que décadas de persecución, sectarismo y vacilación ideológica habían hecho a la imagen del partido, ni pudo recuperar las deserciones resultantes de jóvenes talentosos”.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y
literario (en los géneros de ficción y no ficción).

¿Debería ser un estado Puerto Rico?

por Maximilian Eyle

Puerto Rico tiene una relación confundida con el resto de los EE.UU. Se clasifica como un territorio no incorporado, no es un estado. A pesar de que ofrece algunas ventajas, también llega con un precio alto. Por ejemplo, los puertorriqueños no tienen que pagar el impuesto sobre la renta. Sin embargo, solamente pueden votar en las elecciones primarias del presidente – no en las elecciones generales para el gobierno federal. Eso significa que no tiene representación en el congreso. Pero porque los puertorriqueños son ciudadanos de los EE.UU, pueden votar si se mudan y son residentes de un estado de los EE.UU.

Hay un proyecto de ley en el congreso para convertirse a Puerto Rico a ser un estado, introducido por la Rep. Jennifer González – Colon, la representante de Puerto Rico que no tiene derechos de votar. Aproximadamente la mitad de estadounidenses están de acuerdo que Puerto Rico debería ser un estado. Ese número subió después del huracano María porque de la compasión de la publica americana para la isla. Desafortunadamente, un porciento parecido de estadounidenses no sabe aún que los puertorriqueños son ciudadanos de los EE.UU.

Muchos de los líderes de Puerto Rico, incluso el gobernador, apoyan el movimiento para categorizar la isla como un estado. Muchos representantes federales de los EE.UU. también apoyan la causa, incluso Rep. Nancy Pelosi. Sin embargo, la gente de Puerto Rico está más dividida. Una encuesta reciente demostró que más o menos la mitad apoyan la estadidad. La otra mitad es una mezcla de gente que quieren seguir como un territorio, ser totalmente independiente, o no tiene una opinión.

El debate sobre el futuro de Puerto Rico como un estado o territorio sigue siendo controversial y probablemente no se resolverá pronto. Lo que podemos decir con confianza es que la relación entre la isla y el gobierno federal es problemática. Las consecuencias del huracan María lo confirmo. Si Puerto Rico se convierte en un estado o no, es imperativo que fortalezcamos el vínculo entre la isla y el resto de los EE.UU.

¿Qué opina usted? Escriba un mensaje con su opinión a maxeyle@gmail.com

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

El Muro – La Moneda de La Discordia

por Jose Enrique Perez

Por los últimos dos meses hemos estado escuchando sobre el cierre de gobierno y como los empleados del gobierno federal no han estado recibiendo sus

pagos. ¿Cuál es la razón? El muro de Trump.

El presidente Trump ha dicho que él quiere que la pared controle el flujo de inmigración ilegal. El decidió hacer el cierre del gobierno federal porque él no estaba recibiendo fondos para el muro. Sin embargo, él dijo más de 1,000 veces que México iba a pagar por la pared. Así que, estoy confundido: ¿Porque hicimos un cierre de gobierno federal por no recibir el dinero para una pared que México iba a pagar?

Antes de navidad, Trump decidió no llegar a un acuerdo con los demócratas para mantener el gobierno abierto. Sin embargo, el 25 de Enero del 2019, él tuvo que ceder, y el cierre termino después de 35 días. El acuerdo alcanzado no incluye ni un centavo para el muro de Trump.

El hecho de que estemos abriendo el gobierno y trabajadores vayan de vuelta a sus trabajos, no significa que esto haya terminado. El gobierno va a estar abierto hasta el 15 de Febrero del 2019. Es muy probable que experimentemos un nuevo cierre de nuevo ese día. El gobierno solo está abriendo por tres semanas y la lucha contra el muro de Trump está muy lejos de terminar.

Ahora, él ha amenazado con declarar una emergencia nacional para construir su pared. ¿De veras? No hay emergencia nacional en la frontera. Todas las agencias gubernamentales están de acuerdo que la frontera está más segura que nunca. Casi nadie puede cruzar la frontera sin detección.

El presidente Trump paso 35 días empujando a millones de trabajadores federales a la pared, pero irónicamente no a su pared, y forzó a ir a Welfare y recibir cupones de alimentos a miles de trabajadores mientras no podían recibir cheques de pago por casi 2 meses. Él está forzando a la nación a escoger entre trabajadores federales y las comunidades inmigrantes. El gobierno nunca necesito cierre, y el estrés sentido por los trabajadores federales, sus familias, y el miedo a las comunidades inmigrantes no era necesario.

Tenemos que asegurarnos de no politizar el tema de la inmigración. No son los inmigrantes en contra de los Estados Unidos. No son los nativistas en contra de las personas que se ven diferentes. Esto no es los republicanos en contra de los demócratas. Esto es una nación de inmigrantes y siempre lo va a ser a pesar de Trump. No necesitamos un muro. Necesitamos seguir luchando por una reforma migratoria integral. Necesitamos una reforma justa, humana, ordenada y no una agenda racista y divisiva.

Debes recordar que mis artículos, y en particular la intención de este artículo no es darte consejo legal; al contrario, fue redactado con la intención de guiarte acerca de las nuevas políticas migratorias. Además, este artículo no identifica o explica todos los posibles problemas que se puedan presentar en un caso ante la corte de inmigración, ante USCIS, o ante ICE. Cada caso tiene hechos particulares y específicos que por lo tanto podrían determinar o arrojar diferentes resultados.

Yo represento a personas en casos de inmigración. Si tienes alguna pregunta acerca de un caso de inmigración, por favor no dudes en llamarme al teléfono (315) 422-5673, me puedes enviar un fax al (315) 466-5673, o puedes enviarme un correo electrónico a joseperez@josepereztuabogado.com. Mi oficina está localizada en el 120 East Washington Street, Suite 925, Syracuse, New York 13202. ¡¡¡También tenemos oficinas en Buffalo y Rochester!!! Recuerda buscar mi artículo en la próxima edición del mes de Marzo.

Cambios en el Eje Político de Latinoamérica y sus efectos

por Juan Carlos Pocho Salcedo, Internacionalista

En los últimos 20 años Latinoamérica como región ha experimentado cambios políticos substanciales a su interior, los cuales han generado una nueva dinámica en las relaciones regionales y mundiales.

Al haber cambiado el eje político de Latinoamérica, México y Brasil son ejemplos recientes, surge la pregunta de rigor, cuáles son los nuevos desafíos y oportunidades para las relaciones bilaterales y multilaterales en este periodo de transición, y como afecta a la región? El Dr. Jose Ayala Lasso 3 veces Canciller de Ecuador y el primer Alto Comisionado para las Derechos Humanos de la ONU, responde a nuestras preguntas sobre los cambios de un periodo de apogeo del llamado Socialismo del Siglo 21 a uno que refleja su declinación. Esta es la entrevista:

” rel=”noopener” target=”_blank”>” rel=”noopener” target=”_blank”>

Donald Trump en el Norte del País

por Miguel Balbuena

La novedosa idea de la Nave Espacial Tierra fue relanzada por el Embajador de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas Adlai Stevenson cuando habló en este foro en 1965. La noción ganó tracción rápidamente tanto que, en el corto lapso de tres años después, el término ya había sido materia de tres influyentes capítulos en libros, o libros completos, escritos por prominentes pensadores: “La economía de la venidera Nave Espacial Tierra” de Kenneth Boulding, “La Nave Espacial Tierra” de Barbara Ward y el “Manual de Operaciones de la Nave Espacial Tierra” de Buckminster Fuller.

Como la Nave Espacial Tierra recién completó su 2,018.o ritualista viaje, basado en Después de Cristo, alrededor de su estrella favorita, es el tiempo perfecto para escoger el mejor evento político de este año pasado tanto para las tripulaciones republicanas como demócratas de la Nave Espacial Tierra en la parte de arriba de Nueva York.

El recuento final de una encuesta extraoficial que conduje entre republicanos y demócratas tuvo a la llegada de Fuerza Aérea Uno a la parte de arriba de Nueva York como el evento más votado. El avión presidencial aterrizó no una vez, sino dos, en esta región, y en la misma fecha, el 13 de Agosto. Primero, en el Aeródromo del Ejército Wheeler-Sack en el Fuerte Drum, un sitio en el Condado de Jefferson y, posteriormente, en el Aeropuerto Internacional Griffiss en Rome, en el Condado de Oneida. Estas fueron las ocasiones inaugurales en que este aeroplano ha tocado en la parte de arriba del estado durante la administración de Donald Trump.

El Comandante en Jefe vino al Fuerte Drum para firmar la Ley de Autorización de la Defensa Nacional y, colateralmente, para impulsar el voto por la Representante de los Estados Unidos Elise Stefanik, R-Willsboro, quien es la titular en el 21.o Distrito Congresional de Nueva York. Luego, el presidente despegó a Rome de paso a Utica. En esta ocasión, la promoción del candidato local del Gran Viejo Partido no fue un asunto secundario ya que Trump fue la estrella en una función de recaudación de fondos en el Hotel DoubleTree por Hilton Utica para la reelección de la Representante de los Estados Unidos Claudia Tenney, R-New Hartford,
quien es la delegada del 22.o Distrito Congresional de este mismo estado.

Tanto la ceremonia de firma en el Fuerte Drum como la función de recaudación de fondos en Utica fueron cerrados al público en general. Esto no disuadió a ciudadanos locales de expresar sus opiniones en público con respecto a las políticas seguidas por la cabeza del poder ejecutivo ya sea echándole un vistazo a él o no. De hecho, se llevaron a cabo cuatro manifestaciones: Dos pro-Trump, en Roma y Utica; dos anti-Trump, en Utica y Watertown, una ciudad colindante con el Fuerte Drum.

Para la base republicana en el área de arriba del estado, la sequía sin un avistamiento de Trump terminó oficialmente el 13 de Agosto. Entre el 12 de Abril y el 18 de Abril de 2017, El Donald cruzó esta masa de tierra, pasando por ocho de sus ciudades más grandes. No sólo su base partidaria tuvo que esperar 482 días conteniendo el aliento, sino también gente políticamente independiente profundamente inmersa en la cultura de celebridades, tan difundida en los Estados Unidos. El factor deslumbramiento entró en juego ya que el expresentador de un programa de realidad en televisión ha estado en la lista A de celebridades por décadas hasta ahora.

Los simpatizantes de la ola roja y sus contrapartes de la ola azul concordaron en que la visita del presidente a la parte de arriba del estado fue beneficiosa para sus respectivos partidos. A ambos les dio la oportunidad de poner en alta velocidad sus campañas en la preparación para las elecciones de medio término de Noviembre. La visita galvanizó sus bases a favor y en contra de las políticas implementadas por el multimillonario nacido en Queens en campos como tributación, educación, salud, inmigración, comercio y política exterior.

Originalmente había planeado asistir a los cuatro mítines anteladamente mencionadas, lo cual
hubiera sido lo ideal – para ser “justo y equilibrado”, según el lema anterior de Noticias Fox. Sin
embargo, problemas logísticos me impidieron salir de Watertown a tiempo para llegar a Roma y
Utica para informar sobre el resto de ellos.

Como periodista, tengo que esforzarme por mantenerme lo más objetivo posible, lo cual no me impidió viajar desde Syracuse a Watertown con activistas del Consejo para la Paz y Veteranos para la Paz (VPP), específicamente Ronald Van Norstrand, Askar Salikhov, Carol Baum, Peter Swords y su esposa Diane, en la misma línea que reporteros viajan todo el tiempo con Trump a bordo de Fuerza Aérea Uno.

En Watertown, Van Norstrand se encontró con otros dos miembros de VPP: Roland Van Deusen, de Clayton, N.Y., y Christopher Jamison (Vietnam, 1970), de Henderson, N.Y., quienes vinieron a escuchar su discurso en la protesta contra Trump.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y
literario (en los géneros de ficción y no ficción).

La gran contradicción de nuestra política de drogas

por Maximilian Eyle

Si está de acuerdo con la idea que adicción es una enfermedad o no, es increíble que el gobierno admite con claridad que está criminalizando la misma gente que dice que está enferma.

Afrontando un epidémico de opiáceos, el Gobierno Estadounidense ha definido su posición sobre adicción. Si visita la página web del servicio de información para el Instituto Nacional de Salud, MedlinePlus, verá que define adicción como un problema medico; específicamente, “una enfermedad crónica”. El Instituto Nacional del Abuso de Drogas repite ese análisis, diciendo:

“Mucha gente no entiende como, ni porque, otras personas se vuelven drogadictos. Puede que piensen incorrectamente que aquellos que toman drogas les faltan principios morales o fuerza de voluntad y que podrían parar de tomar drogas sencillamente por su elección. En realidad, la adición de drogas es una enfermedad compleja, y parando normalmente demanda más que intenciones buenas o una voluntad fuerte.”1

Las palabras del gobierno aquí son muy llamativas porque a pesar de esas declaraciones, los EE.UU sigue tratando el consumo de drogas como un problema criminal, en lugar de un problema de salud pública. Está de acuerdo que el consumo de drogas no es un defecto moral, pero había más que 1.6 millones de arrestos de drogas en el 2017. Se lo aseguro – más del 85% de estos arrestos eran por posesión solamente. La idea que la policía está concentrando solamente en los vendedores y fabricantes de drogas es un mito. La mayoría de victimas de La Guerra Contra Drogas estadounidense son los consumidores, quien muchos de ellos sufren de adicción.

Hay un debate complejo y en curso de si adicción califica como una enfermedad. A pesar de su opinión sobre ese tema, ambos lados deberían estar de acuerdo que la política nacional de hoy está llena de contradicciones. La política de detener gente por infracciones de drogas claramente no funciona para prevenir sobredosis. Al contrario, The American Journal of Public Health reportó que prisioneros que se les puso en libertad recientemente están 40 veces más a riesgo de fallecer por sobredosis que la persona típica. 2 Cuando comparamos la cantidad de detenciones anuales por drogas con la cantidad de sobredosis fatales cada año, podemos ver claramente que el encarcelamiento de consumidores de drogas está empeorando el epidémico de opiáceos – no lo está ayudando.

La contradicción entre el retórico del gobierno y las acciones de la policía tiene que ser rectificado. Si el Gobierno Estadounidense verdaderamente considera el epidémico de opiáceos como una crisis de salud pública, debería empezar de invertir sus recursos en centros de salud públicos e iniciativos de la reducción de daño más que en medidas punitivas.

Fuentes:

1. https://medlineplus.gov/opioidabuseandaddiction.html
2. https://ajph.aphapublications.org/doi/abs/10.2105/AJPH.2018.304514?journalCode=ajph
3. https://www.drugwarfacts.org/table/annual-drug-arrests

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Why nations fail?

by Juan Carlos “Pocho” Salcedo, Internacionalista

There is a question that we often ask ourselves that in some way by origin or by the language we are connected with Latin America.

Today we will try to answer a question that we have inevitably asked many times because some countries are poor and others are rich, and it will be like in the case of Latin America because our background in which we were born as a nation was after Spanish colonialism? Moreover, on the other hand, the United States developed from an early age under the colonial system of Great Britain, and that favored them? Maybe we just became poor because others became rich at the expense of us and our resources? Are we condemned to a system of perpetual underdeveloped t? How to get out of that almost infinite walk? What is in the fabric of our nations that has not allowed us a higher level of influence and wealth in the concert of nations? What are the origins of Power, prosperity, and poverty?

To answer these and other questions, we have invited Dr. Daron Acemoglu one of the 110 most quoted economists in the world; this was our recent dialogue.

Click here for the video