Why nations fail?

by Juan Carlos “Pocho” Salcedo, Internacionalista

There is a question that we often ask ourselves that in some way by origin or by the language we are connected with Latin America.

Today we will try to answer a question that we have inevitably asked many times because some countries are poor and others are rich, and it will be like in the case of Latin America because our background in which we were born as a nation was after Spanish colonialism? Moreover, on the other hand, the United States developed from an early age under the colonial system of Great Britain, and that favored them? Maybe we just became poor because others became rich at the expense of us and our resources? Are we condemned to a system of perpetual underdeveloped t? How to get out of that almost infinite walk? What is in the fabric of our nations that has not allowed us a higher level of influence and wealth in the concert of nations? What are the origins of Power, prosperity, and poverty?

To answer these and other questions, we have invited Dr. Daron Acemoglu one of the 110 most quoted economists in the world; this was our recent dialogue.

Click here for the video

Porque fracasan las naciones?

por Juan Carlos “Pocho” Salcedo, Internacionalista

Esta es una pregunta que nos hacemos a menudo los que de alguna manera por origen o por lengua estamos conectados con Latinoamérica.

Hoy vamos a tratar de responder una pregunta que seguramente nos las hemos hecho muchas veces, porque algunos países son pobres y otros son ricos, será como en el caso de Latinoamérica debido a que nuestro trasfondo en el que nacimos como nación fue después de un coloniaje español? y por otro lado los Estados Unidos se desarrollaron desde temprana edad bajo el sistema colonial de La Gran Bretaña, y eso los favoreció?, Tal vez simplemente nos hicimos pobres porque otros se hicieron ricos a costa de nosotros y nuestros recursos? Estamos condenados a un sistema de sub-desarrollo perpetuo? Como salir de esa caminata casi infinita? Que hay en el tejido de nuestras naciones que no nos ha permitido un nivel más alto de influencia y riqueza en el concierto de naciones? Cuáles son los orígenes del Poder, la prosperidad y la pobreza?

Para responder estas y otras preguntas, hemos invitado al Dr. Daron Acemoglu uno de los 110 economistas más citados en el mundo. Este fue nuestro reciente diálogo.

Haga un Clic aqui para ver el video

Una Nueva Esperanza para Syracuse?

por Maximilian Eyle

Si la presencia de crimen es una medida de la salud de una ciudad, Syracuse ha visto días mejores. La alcaldesa Stephanie Miner nombró a Frank Fowler como Jefe de Policía en el 2009, y ahora – casi diez días después, está acabando su término. Al reflexionar sobre su legado, no hay mucho que celebrar. Aunque el crimen ha bajado un 15% durante su término, está de acuerdo con la tasa nacional de crimen y no sugiere un cambio especial en nuestra comunidad. Además, el 2016 llegó a los titulares como el año más letal en la historia de Syracuse, con un récord de 30 homicidios. Violencia entre pandillas sigue siendo un problema, y la relación entre la comunidad y la policía sigue siendo tensa.

Soy nativo de Syracuse y he elegido regresar y convertirlo en mi hogar después de irme para obtener mi título. Nuestra ciudad tiene mucho de que estar orgullosa. Hacemos alarde de una historia rica, una comunidad prospera de música, un número de museos y teatros, restaurantes buenos, y el centro de la ciudad en crecimiento. Todo esto ubicado dentro del precioso paisaje del centro de Nueva York. Pero la seguridad publica sigue siendo una carga para nuestra comunidad y reputación. Escándalos de brutalidad de policía han costado a la ciudad millones de dólares durante los últimos años, y el Jefe Fowler no muestra casi nada de remordimiento ni interés en hacer cambios en el departamento. Durante un testimonio reciente, se le preguntó si sería aceptable golpear a alguien que está esposado ya. “Puede que sí,” respondió el Jefe Fowler. Esta actitud de nuestra policía es atroz e imperdonable.

Por fin, un cambio ha llegado. En el segundo de Noviembre, el alcalde Ben Walsh declaró que Kenton Buckner será el nuevo jefe de policía en Syracuse. Antes de su nombramiento, era el jefe de policía en Little Rock, Arkansas – una ciudad parecida en tamaño a Syracuse. Durante una rueda de prensa reciente, afirmó su dedicación a mejorar la diversidad de nuestra policía y concentrarse en rehabilitación y segundas oportunidades más que solo en castigos. Mucho sobre su historia, carácter, y retórica nos da esperanza. Solo el tiempo dirá si su estrategia tendrá éxito. Mientras tanto, nosotros como una comunidad tenemos que hacer lo que podemos para hacer responsable a nuestros líderes por sus promesas.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com

La Comunidad Judía en Venezuela

por Miguel Balbuena

Venezuela ha estado recientemente guiada por el gobierno del presidente Hugo Chávez, quien cumplió cuatro mandatos entre 1999 y 2013, y, luego, por la administración del presidente Nicolás Maduro, quien sucedió al Comandante Chávez, ambos siendo funcionarios del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el poder desde hace 19 años.

Las políticas promulgadas por la PSUV han llevado a una significativa caída en la población judía radicada en este país caribeño. Miles de venezolanos de ascendencia judía han elegido vivir en exilio auto impuesto. Ocurre que muchos de estos expatriados son miembros prominentes de la intelligentsiya Venezolana.

El concepto de intelligentsiya fue expuesto a mí cuando yo estaba recién egresado del colegio secundario. Un compañero de primer año en la Pontificia Universidad Católica (PUC), Carlos Chipoco, me presentó este concepto por primera vez. En mis aventureros años en la universidad, ningún profesor lo mencionó. Chipoco, en muchos sentidos, en aquel entonces sabía más que el cuerpo docente de la PUC. Más adelante, se convirtió en compañero de clase del futuro presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la Facultad de Derecho de Harvard.

En resumen, la intelligentsiya puede definirse como trabajadores culturales que crean contenido a ser consumido por generaciones humanas, incluso aquellas que aún no han nacido. La intelligentsiya es una casta de personas educadas (no necesariamente educadas en la universidad, también pueden ser autodidactas) que no solo reproducen ideologías preexistentes, sino que también expanden sus fronteras o producen otras novedosas. Los miembros de la intelligentsiya son creadores de tendencias, influyentes de opinión, quienes, idealmente, ejercen un pensamiento crítico en la configuración de la cultura y la política de su país.

Debido a su desproporcionado papel en la sociedad relativo a sus números, los integrantes de la intelligentsiya históricamente se han convertido en una espina clavada en gobiernos, algunos de los cuales han recurrido a medidas extremas para deshacerse de estos oponentes. Libros como “La guerra privada de Lenin: El viaje del buque a vapor de filosofía y el exilio de la intelligentsiya”, de la autora Lesley Chamberlain, ilustran esto contando la historia que Vladimir Lenin, entonces presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, expulsó a cientos de personas hostiles al poder soviético: filósofos, estudiantes y similares, a Stettin, Alemania, y Estambul, Turquía. Fueron transportados en naves, las cuales se ganaron el nombre de “barcos de filósofos”.

En el caso de Venezuela, ni Chávez ni Maduro arrojaron afuera a la intelectualidad judía Venezolana utilizando “barcos de filósofos”. En cambio, individuos asociados con esta clase de prestigio se fueron por su propia voluntad y por sus propios medios. Estos sujetos incluyeron a Moisés Naim, autor del libro titulado “Ilícito. Cómo contrabandistas, traficantes y piratas están cambiando el mundo”, publicado en 2005, y; Daniel Benaim, codirector de “Chavismo. La peste del siglo XXI”, un documental de 93 minutos de duración, quien desde el 2006 ha sido director de medios y asesor de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela, la cual publica algunas de las piezas periodísticas de Naim.

La familia de Naim emigró a Venezuela desde Libia, donde él nació; la familia de Benaim emigró a Venezuela desde Marruecos. Luego, muchas décadas después, ambos intelectuales emigraron de Venezuela a los Estados Unidos. Como un aparte, el prefijo Ben significa “hijo de” en hebreo, por lo que el apellido Benaim se traduciría como hijo de Aim.

Benaim estudió en la reconocida Facultad de Comunicaciones Públicas S.I. Newhouse de 1978 a 1981, donde obtuvo un bachillerato en televisión, radio y cine. En esta facultad conoció a una compañera de estudios, Tere Paniagua, quien más adelante pasó a trabajar en la Universidad de Syracuse como directora ejecutiva de la Oficina de Compromiso Cultural con la Comunidad Hispana.

Los senderos de Daniel y Tere volvieron a cruzarse después del estreno del documental “Chavismo” el 15 de Junio. Después de intensas negociaciones, Daniel aceptó regresar a Syracuse para la proyección de su película el 9 de Octubre, seguida inmediatamente por comentarios suyos a la audiencia, así como una sesión de preguntas y respuestas con el público. El evento se llevó a cabo en el Centro Cultural La Casita en el Lado del Cercano Oeste de Syracuse.

En esta función, Daniel elogió el libro “Ilícito” de Naim, aunque este ensayo no menciona a Chávez ni a Maduro, pero el cineasta sugirió que era relevante porque “Venezuela está gobernada por rufianes”. Luego habló sobre “El comandante”, una serie colombiana de televisión, centrada en la vida de Chávez, para la cual Naim escribió 49 episodios de la misma.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).

El día que Syracuse se rebeló

por Maximilian Eyle

En Octubre del 1851, aproximadamente 2,500 ciudadanos de Syracuse se unieron en el centro de la ciudad. Con un ariete, rompieron la puerta del cárcel y liberaron con éxito un hombre que se llamaba William “Jerry” Henry. Jerry había escapado de la esclavitud en el sur hacia algunos años y empezó una vida nueva construyendo barriles para vender en parte de central Nueva York. Le habrían forzado a volver a la esclavitud, pero la gente de Syracuse se metió para asegurar su libertad. Jerry fue inmediatamente enviado al norte en Canada donde la policía no le podría detener. Este evento se le recuerda como el “Jerry Rescue” (el rescate de Jerry en Español), y es uno de los momentos de más orgullo en la historia de Syracuse.

Por aquella época, los EEUU estaba dividido entre los estados con esclavitud y los que no la tenían. En 1850, una ley federal que se llamó el “Fugitive Slave Act” (Acto de Esclavos Fugitivos en Español) se aprobó que obligó a los estados sin esclavitud a ayudar con la captura y regreso de esclavos escapados. Jerry fue detenido por esta ley y se le puso en la cárcel. Esto causo un gran escándalo con la gente local. El abolicionista Samuel Ringold Ward expresó su repulsión durante una reunión pública antes del rescate, y dijo: “Somos testigos a una vista que, yo rezo, nunca veremos jamás. Un hombre en cadenas, en Syracuse!”

La historia del rescate Jerry tiene las ventajas de ser tanto legendario como cierto. Es evidencia del poder de una comunidad local e unida luchando contra un gobierno agresivo y su ley injusta. La guerra civil no pasaría hasta diez años después, pero las protestas así ayudaron a llevar a término el sistema de esclavitud. Hoy en día, vemos una resistencia parecida y local según Syracuse rehúsa a dedicar su policía a investigar y detener inmigrantes ilegales a pesar de la presión desde los federales. Según miramos al futuro, deberíamos acordarnos del progreso que puede pasar cuando Syracuse tiene la postura de una ciudad unida e independiente.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com

Afirmación y Defensa…

Afirmación y Defensa de las libertades básicas de los que inician sus propios emprendimientos.

por Juan Carlos “Pocho” Salcedo, Internacionalista

El Instituto para la Justicia (IJ por sus siglas en Inglés) es una firma de abogados que tiene como objetivo defender las libertades económicas esenciales de los ciudadanos en los Estados Unidos. A menudo, ya sea por iniciativa propia o por influencia de grupos de interés, el Estado es de manera infundada intrusivo. IJ dirige sus acciones para limitar el tamaño y el alcance del poder del gobierno, esto para garantizar que todos los estadounidenses, o inmigrantes en el país, tengan el derecho de controlar su propio destino económico como miembros de la sociedad. Desde 1991, esta organización ha formado parte de más de 200 acciones legales, cinco de ellas ante el Tribunal Supremo.

La misión de IJ es garantizar a los inmigrantes y a la sociedad, en general, los derechos fundamentales para iniciar y desarrollar un negocio, hablar libremente sobre comercio o política, defender la propiedad privada y brindar a sus hijos una buena educación si enfrentan interferencias o regulaciones excesivas por parte del Estado.

La traducción al Inglés de esta entrevista no fue proveída. Vaya al enlace abajo para ver toda la entrevista.

The English translation of this interview was not provided. Go to the link below for the full interview.

https://www.youtube.com/watch?v=u4SBve5ecLg&t=4s

Como solucionar el crisis de opiáceos

por Maximilian Eyle

La prohibición de opiáceos en los EEUU ha existido durante casi un siglo. El acto contra heroína de 1924 empezó la criminalización de importar y poseer opiáceos. Ahora, después de la detención de gente innumerables y una cantidad de recursos y dinero incontable gastado, ¿se han desaparecidos los opiáceos? No. Al contrario, estamos sufriendo un epidémico de opiáceos. Cada año el número de sobredosis fatales sube, y el CDC estima que 72,000 personas murieron en el 2017. Permítaseme ser claro: esos son fallecimientos evitables. A través de cambios legislativos y la implementación de estrategias establecidas de reducción de daño, tenemos la opción para adoptar una política de drogas basada en compasión y evidencia en lugar de castigo y propaganda.

La presencia de opiáceos ha sido muy común en los EEUU. Algunas vienen por el mercado negro y fueron producidas ilegalmente y sin la regulación del gobierno, mientras que otras vienen de prescripciones y son hechas por empresas farmacéuticas registradas. Una confusión común es que las sobredosis derivan solamente por los opiáceos ilegales. La realidad es que el 40% de esas sobredosis resultan por opiáceos prescritos. En el 2015, más que uno de cada tres estadounidenses usó un opiáceo legalmente. Ese número no incluye el uso de opiáceos ilegales. Ahora hemos llegado a nuestra primera recomendación en la lucha contra sobredosis: Narcan debería estar en cada hogar en los EEUU.

Que es Narcan? También se llama Naloxone, esa droga bloquea la absorba de opiáceos al nivel de los receptores. Opiáceos afecta la respiración, por eso una persona sufriendo una sobredosis puede parar de respirar. Porque Narcan pausa los efectos de opiáceos en el cuerpo, puede salvar una vida por restaurar la respiración. Está aprobado por la FDA y se puede administrarlo fácilmente por un spray nasal. Incluso un niño puede hacerlo. Fue desarrollado por el uso de personas sin entrenamiento medico que podría llegar antes de los paramédicos, como amigos y familiares de la víctima. Narcan no es una sustitución para llamar al 911, pero podría salvar la vida de la persona mientras los técnicos de emergencia están en ruta.

Igual que tenemos un extintor en cada edificio y hogar para protegernos en el evento de un fuego, deberíamos también tener Narcan disponible siempre. Los centros de reducción de daño muchas veces proveen Narcan gratis con entrenamiento para los que quieren, y muchas otras instituciones hacen lo mismo. El gobierno de la Ciudad de Nueva York también ha empezado distribuir Narcan por una variedad de lugares como un parte de su iniciativa llamada HealingNYC.

Subiendo la disponibilidad y conocimiento de Narcan en nuestra sociedad es un recurso poderoso para combatir las sobredosis. Pero cambio legislativo también debería pasar si vamos a interrumpir el epidémico de opiáceos. La prohibición es la clave principal de sobredosis y crece el daño que resulta por esas drogas. Sabemos que la prohibición de opiáceos nunca va a eliminarlas. Al contrario, empuja su uso y producción bajo tierra que es más peligroso aún. Los consumidores no saben el contenido, fuerza, ni dosis de lo que están tomando. Imagínate si cada vez que comprarías jarabe para la tos – viniese en una botella sin etiqueta y siempre fuese más o menos fuerte que la última vez que lo tomaste. Obviamente, la probabilidad que tomarías demasiado sin querer sería mucho más grande. Alcohol también es una droga peligrosa, pero aprendimos en los 1920s que la prohibición no soluciona nada, solo empeora las cosas mas.

Claramente, alguna forma de acceso regulado sería mejor que el sistema actual. Ha pasado ya en muchos otros países, especialmente en Europa. El programa Suizo recibió mucha atención por su éxito. Empezando en los años noventa, “Zurich volvió a ser el primer lugar en el mundo donde programas de terapia distribuyeron prescritos de heroína a los consumidores para quien otras substituciones no funcionarían.” El resulto era que la tasa de consumidores nuevos, nuevas infecciones de VIH, sobredosis, y otros problemas relacionado con el consumo de opiáceos se bajaron.

Es nuestra responsabilidad como votantes e individuos para empujar este cambio al frente en la lucha contra sobredosis. Los pasos son bastante sencillos: equípate con Narcan y aprende como a suministrarlo (es muy simple). Vota por candidatos que apoyan las medidas de la reducción de daño y soluciones diferentes que la prohibición para nuestra política de drogas. Siendo “fuertes contra las drogas” no funciona – el momento para compasión y cambio pragmático ha llegado. Finalmente, apoya tu centros de la reducción de daño locales. Por abordar la prevención de sobredosis, pruebas de HIV y hepatitis, educación de sexo, acceso a jeringuillas, y más – estos centros ayudan mucho las comunidades que sirven.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com