Algunas victorias

Algunas victorias para los animales y el medio ambiente en la legislación de NYS
por Linda DeStefano
Traducido al Español por Rob English.

Después de años en los que el Senado de New York no logró aprobar la legislatura para proteger el medio ambiente, un cambio en la composición política del organismo resultó en varias victorias para la protección del medio ambiente en esta sesión legislativa. Quizás la mayor victoria fue la aprobación de la Ley de Liderazgo Climático y Protección de la Comunidad. Esta establece objetivos sólidos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y prioriza las energías renovables. También pretende proporcionar empleos verdes, especialmente en comunidades desfavorecidas (que a menudo han sufrido el mayor impacto tanto del cambio climático como de las empresas contaminantes en sus comunidades). Esta fue la culminación de años de cabildeo por parte de NY Renews, una coalición de organizaciones de justicia social y ambiental. Antes de que la sesión legislativa cerrara estaba incierta si la Asamblea del Estado de NewYork, el Senado de New York y el Gobernador Andrew Cuomo podrían negociar un acuerdo para un proyecto de ley final. Yo fui uno de los cientos de personas que viajaron a Albany para llenar el Capitolio del Estado con personas apasionadas que demandaron acción. (Ver foto adjunta de Stephanie Hitztaler y a mí.)

En cuestión de los animales, la Liga de Votantes Humanos de New York desempeñó un papel importante al aprobar el proyecto de ley tanto en el Senado como en la Asamblea contra la amputación de las garras de los gatos. Al escribir estas líneas, el gobernador Cuomo firmó en ley la prohibición de quitar las garras de gatos, se evitará el sufrimiento incalculable de felinos en todo el estado mediante la prohibición de quitar las garras. ¡Esta es la primera vez que esta legislación llega a la oficina del Gobernador! En años anteriores, se llevó a cabo en comisión. Nueva York es el primer estado en prohibir el declamado.

Otro proyecto de ley que espera la firma del gobernador Cuomo requeriría que los hospitales y asilos de ancianos brinden opciones veganas para las personas que lo soliciten.

“Code Red / Code Blue” fue aprobado por el Senado, pero no se movió en la Asamblea. Esta legislación protegería a los animales domésticos de condiciones climáticas extremas siempre que haya una alerta meteorológica nacional. Requeriría que el propietario o guardián retire a su animal de estas condiciones.

El proyecto de ley para prohibir los concursos de matanza de animales silvestres fue adelantado favorablemente por el Comité de Conservación Ambiental. Ahora está en el Comité de Códigos y será examinado allí en enero cuando se reúna la legislatura. Esta fue la primera vez en la historia de este proyecto de ley que salió del comité más vulnerable.

Para obtener información sobre leyes adicionales y para ser agregado a una lista para mantenerse informado, comuníquese con:

Jeffery Termini
Director Legislativo
League of Humane Voters® de New York
(716) 380-7667
Jeffery@lohv-ny.org
www.lohv-ny.org
League of Humane Voters® de NY
New Paltz, New York 12561, USA

****************************************************************************
Linda es presidenta de People for Animal Rights. Una de nuestras actividades es mantener a nuestros miembros informados sobre los proyectos de ley estatales y nacionales relacionados con los animales y el medio ambiente, y nos complació compartir las alertas de la Liga de Votantes Humanos con nuestra lista PAR e. También tenemos eventos públicos (oradores, películas, demostraciones de cocina), eventos sociales veganos y un boletín físico. Para obtener un folleto sobre PAR y una muestra de nuestro boletín informativo, comuníquese con PAR, P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, (315)488-PURR (7877) entre las 8 a.m. y las 10 p.m. o people4animalrightscny@gmail.com.

Birds of a Feather por Lorin Lindner

Proveído por Linda A. DeStefano

Reseña del libro por Collette Charbonneau

Traducido al español por Rob English

Esta es una historia real, una especie de autobiografía de cómo dos santuarios de loros en California llegaron a buen término. Es un recuerdo de los acontecimientos de la vida por el autor, Lorin Lindner, una amante de los animales y vegana. Ella cuenta cómo dejó de dirigir su propia práctica de psicología y en su lugar creó un programa de rehabilitación para veteranos (y loros). Todo comenzó cuando ella dio hogar a un loro mientras todavía estaba en la universidad. Estaba decidida a navegar a través de la complejidad de cómo cuidar adecuadamente a un tal pájaro. Se dio cuenta de que muchas personas tampoco sabían cómo hacerlo, y de que ella debería hacer algo para ayudar.

Ella teje su historia milagrosa en la triste, pero verdadera historia de por qué tuvo que construir un santuario de loros en primer lugar. Presenta palabras honestas, horribles y esperanzadoras a la difícil situación del loro, un pájaro que es sacado de su hogar en las Amazonas cuando es un bebé y se ve transportado a los Estados Unidos donde está vendido al mejor postor, sea esto una abarrotada tienda de mascotas operada por gente de poca educación o entrenamiento, o sea criador que lo vende a personas sencillas que solo quieren una mascota para “mimar.” Como Lindner explica varias veces a lo largo de su libro, los loros necesitan compañía, atención, comida adecuada, jaulas limpias y espacio para volar y extender sus alas. Si bien esto puede ser fácil para las personas a proporcionarles desde el principio de su relación con los loros, se vuelve más difícil a medida que sus vidas se ponen más ocupadas y los loros siguen necesitando un alto nivel de atención y apoyo. La mayoría de las personas no se dan cuenta, incluso yo tampoco, de que los loros pueden vivir hasta ochenta años en cautiverio. Para ellos les es difícil mover de casa en casa porque “imprimen” o desarrollan una conexión profunda con otras aves, animal o incluso con un humano. Cuando son separados por circunstancias de la vida, recuperarse y seguir adelante después de ese incidente puede ser difícil para el ave. Lindner quería ayudar a los loros.

Al principio de su carrera, después de que un veterano sin hogar se le acercó a Lindner necesitando alguien con quien hablar, ella se dio cuenta de que otros veteranos también necesitaban ayuda. Comenzó a trabajar con veteranos en un VA (Administración de Veteranos) hospital cercano y trajo sus dos loros de rescate para trabajar con ella. A los veteranos a menudo les resultaba más fácil comunicarse con un loro que con una persona. Abrió un santuario para los loros de la comunidad que no podían quedarse con sus compañeros humanos. Algunos de los veteranos la acompañaban cada semana para ayudar a limpiar las jaulas, preparar sus alimentos y socializar con ellos. Lindner luego fundó un programa de rehabilitación para veteranos en él VA hospital mismo, lo que fue mucho más cercano, y que también resultó de ser un lugar para loros.

Serenity Park, que abrió sus puertas en 2005, se describe más como un santuario en forma de jardín al lado de un complejo hospitalario. Con tiempo, los loros, muchos de los cuales están severamente traumatizados, entran en confianza con los veteranos. Establecen esta confianza y se ayudan mutuamente a sobrellevar el trauma que han experimentado al aprender que no todos los encuentros con otros humanos son malos.

Lindner termina el libro con esperanza para los veteranos y los loros para quienes dedicó el trabajo de su vida. Este libro es un suave recordatorio de que tanto la gente como nuestros compañeros no humanos tienen sentimientos y experiencias pasadas que deben ser reconocidas y abordadas, para que existan relaciones duraderas y significativas. Al igual que nosotros los animales pueden encontrar un nuevo significado en la vida con la atención y el cuidado adecuados. Lindner nos recuerda que si tratamos a todos los seres vivos como es debido, todos podemos alcanzar la verdadera felicidad y tener éxito en la vida.

Collette es miembro de People for Animal Rights. Puede ponerse en contacto con People for Animal Rights en P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, people4animalrightscny@gmail.com, (315)488-PURR (7877) entre las 8 a.m. y las 10 p.m. Visítenos en peopleforanimalrightsofcny.org

Dieta a Base de Plantas

Estudio por la Universidad de Oxford Muestra de Nuevo una Gran Ventaja Ambiental de la Dieta a Base de Plantas
por Linda DeStefano
Traducido al Español por Rob English

https://www.theguardian.com/environment/2018/may/31/avoiding-meat-and-dairy-is-single-biggest-way-to-reduce-your-impact-on-earth

Publicado en la revista SCIENCE y descrito en la revista THE GUARDIAN del 31 de mayo de 2018, un extenso estudio realizado por Oxford U. en el Reino Unido concluye: “La forma más sencilla de reducir su impacto ambiental en el planeta es evitar la carne y los productos lácteos… Y sin carne y productos lácteos, “las tierras agrícolas globales podrían reducirse en más del 75%, representando un área igual a los Estados Unidos, China, la UE y Australia combinados, a la vez siguiendo a alimentar a todo el mundo. La pérdida de áreas silvestres para la agricultura es la causa principal de la actual extinción masiva de la vida silvestre.”

Joseph Poore, el investigador principal, dice: “En vez de tratar de comprar carne y productos lácteos sostenibles, lo que ofrece beneficios muchos mejores es evitar el consumo de productos animales.” Y THE GUARDIAN agrega: “Los científicos descubrieron que incluso la carne y los productos lácteos de menor impacto causan mucho más daño ambiental que el cultivo de cereales y vegetales menos sostenible”.

Si desea avanzarse hacia una dieta vegana, consulte las recetas y otros recursos en atlantic2.sierraclub.org/conservation/biodiversity. También puede obtener información y asesoría gratuita de varias organizaciones, tal como Vegan Outreach. Visite veganoutreach.org

Es más, puede obtener una copia gratuita del folleto “Dale socorro a un lobo (y al mundo) hoy: ¡hazte, vegetariano!” publicación en inglés del Comité de Difusión Biodiversidad / Vegetariana del Capítulo Atlántico del Sierra Club por medio de contactar a la presidenta del comité, Linda DeStefano en LDESTEFANO3@twcny.rr.com o al (315)488-2140 (8 am – 10 pm) o 5031 Onondaga Rd., Syracuse 13215-1403.

Las Carreras de Caballos

por Linda DeStefano
Traducido al Español por Roberto English

De niña, una vez me llevaron a una pista de carreras. Los hermosos caballos me encantaron. Solo de adulto aprendí sobre la crueldad y la muerte causada por las careras.

El sitio web de Patrick Battuello, horseracingwrongs.com, proporciona una gran cantidad de información. Por ejemplo, enumera las muertes de caballos de carreras por estado. En el 2018 hubo 98 caballos muertos en carreras o entrenamientos en NYS. Y este número es más bajo que el de la realidad porque la comisión de juegos de azar generalmente solo revela las muertes que ocurren en el hipódromo mismo (u ocasionalmente en los hospitales equinos) y en las 72 horas posteriores a la lesión. Y nada de los muchos hospitales privados en todo el estado. Patrick enumera a todas las víctimas por nombre, fecha y tipo de lesión. Aquí hay solo algunos:

Old Dubai, 19 de Enero, Belmont T “cayó en la poste 7/8, sufrió una fractura en la pierna delantera, eutanasia en la pista”

Desert Affair, 6 de Mayo, Belmont R “sufrió una lesión musculoesquelética fatal y fue sacrificado en la pista”

The Berber, 14 de Mayo, Finger Lakes T “lesión catastrófica en el hombro – eutanasia”

Battuello enumera los males de la industria de las carreras de caballos:

El Golpeteo de Cuerpos no Formados: el caballo típico no alcanza la madurez musculoesquelética completa hasta alrededor de los seis años; el caballo de carreras típico comienza “entrenamiento” a los 18 meses y está puesto a correr a las dos, que es el equivalente aproximado de un niño de kindergarten.

El Confinamiento Extremo: la mayoría de los caballos de carrera activos se mantienen aislados en pequeños puestos las 23 horas del día, lo que hace una burla de la industria al afirmar que sus caballos nacen para correr y les encanta correr. No se degustan de afecto ni tampoco de estimulación, sino viven una existencia y nada más.

La Commodificación: La mayoría de los caballos de carrera se compran y venden varias veces durante el curso de sus “carreras profesionales,” y se ven comerciados y tratados como productos comunes de Amazon.

Drogas y Dopaje: los caballos de carrera son inyectados con varias drogas, algunas legales y otras no, con un objetivo singular: mantenerlos en funcionamiento, incluso a través del dolor y las lesiones.

Los Azotes: lo que sucede abiertamente en la pista calificaría como crueldad animal si se hace a nuestras mascotas. Vale preguntar, ¿en qué otro deporte hacen latigazos para estimular la motivación?

La Matanza: horseracingwrongs.com calcula que más de 2,000 caballos mueren al competir o entrenar en pistas de carreras estadounidenses cada año.

La Masacre: aunque la industria minimiza el alcance del problema, la sabiduría prevaleciente es que la mayoría de los “jubilados” caballos de carreras estadounidenses son desangrados y asesinados en mataderos extranjeros – un beneficio financial final sobre sus cabezas.

Linda es presidenta de People for Animal Rights (PAR). Para obtener una muestra gratuita de nuestro boletín, póngase en contacto con PAR, P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, (315)488-PURR (8 a.m. – 10 p.m.), people4animalrightscny@gmail.com Puede visitar nuestro sitio web en www.peopleforanimalrightsofcny.org

Como ser una Buena Criatura

Como ser una Buena Criatura: Una Memoria en trece Animales
por Sy Montgomery, 2018, Houghton, Mifflin, Harcourt

Opinión de Linda DeStefano
Traducido al español por Rob English

How to Be A Good Creature es un retrato íntimo de una mujer que forma apegos profundos, tanto a humanos como a una gran variedad de otros animales. Dado que la autora comparte gran parte de su vida, siento un parentesco con ella y aquí referiré a ella por su nombre: Sy.

El primer animal querido de Sy fue un terrier escocés de voluntad fuerte, Molly. De Molly Sy aprendió independencia, determinación y amor por la aventura.

Las aventuras de Sy la han llevado a muchas áreas remotas alrededor del mundo, incluyendo Australia, África, Asia y Sudamérica. Estas fueron expediciones para hacer investigación científica y reunir material para sus varios libros para adultos y niños. Su determinación fue probada por desafíos tal como garrapatas, zancudos, serpientes venenosas, plantas peligrosas y una ardua caminata cuesta arriba que la dejó con hipotermia y mal de altura. Pero ella persistió y atesoró cada aventura.

Ella y su esposo, Howard Mansfield, rescataron a un lechón, a un Border collie no querido (y, luego, a otro), y a un cachorro que es ciego de un ojo. Después de muchos años de una vida mimada, el cerdo “Christopher Hogwood” (que había crecido hasta convertirse en un animal grande) y Tess, su querido Border collie, murieron un poco después del otro. Sy entró en una profunda depresión, pero salió de ella a través de su curiosidad y apertura con respecto a otros animales.

Una de sus criaturas destacadas es Clarabelle, una tarántula. Sy y su colega en una expedición de arañas descubrieron a Clarabelle sobre una planta en el edificio donde se alojaban. Era una especie de tarántula conocida por ser dócil, y fácilmente caminó hacia la palma extendida de Sy. Más tarde, llevaron brevemente a Clarabelle para enseñar una lección a los niños locales, que habían adquirido el miedo humano común y la aversión a las arañas. Incluso la niña que había admitido que le tenía miedo a las arañas, le permitió a Clarabelle caminar sobre su palma. Otro susurró: “¡Es hermosa este monstruo!”

Athena y Octavia, pulpos en el New England Aquarium, se hicieron amigos de Sy. Sy describe su primer encuentro con Athena: “En el momento en que el dependiente del acuario abrió la pesada tapa del tanque, Athena se deslizó para inspeccionarme. Su ojo dominante giró en su cavidad para encontrarse con los míos, y cuatro o cinco de sus brazos deshuesados de cuatro pies de largo, enrojecidos por la emoción, llegaron hacia mí desde el agua. Sin hesitación, hundí mis manos y mis brazos en el tanque y pronto encontré mi piel cubierta con docenas, luego cientos, de sus fuertes ventosas del tamaño de una moneda. Un pulpo puede sentir con toda su piel, pero esta habilidad es más exquisitamente afilada en las ventosas. Si un humano hubiera comenzado a probarme tan temprano en nuestra relación, me habría alarmado. Pero este se trataba de un extraterrestre: uno que podía cambiar de color y forma, que podía verter su holgado cuerpo de cuarenta libras en una abertura más pequeña que una naranja, alguien con un pico como loro, veneno como una serpiente, y tinta como una vieja pluma de moda. Sin embargo, queda claro que este invertebrado marino grande, fuerte, e inteligente, uno más diferente de un ser humano que cualquier otra criatura que haya conocido antes, estaba tan interesada en mí como yo en ella.” (pp. 141-142)

Sy consideraba su familia de ser completa con su esposo, sus animales y sus amigos, y que no necesitaban niños biológicos. Me dio una risita por su explicación: “Nunca había querido tener mis propios hijos, incluso cuando era una. Cuando descubrí de niña que yo nunca sería capaz de concebir o dar a luz cachorros, eliminé la idea de parir a bebés humanos de mi lista. La Tierra estaba gravemente sobrecargada de humanos ya”. (p. 55) Pero a Sy le gusta compartir amistad con niños. Intrigadas por “Christopher Hogwood,” dos chicas que vivían en la casa de al lado venían casi a diario para alimentarlo, acariciarlo y lavarlo. Se hicieron buenas amigas con Sy. Finalmente, las niñas, su madre, Sy y su esposo, y los animales se convirtieron en una sola familia.

Yo diría que Sy misma ha aprendido bien de cada criatura, y es ella misma una buena criatura.

Este libro es fácil de leer y tiene dibujos encantadores y fotos interesantes.

Linda es presidenta de People for Animal Rights. Para obtener una muestra de nuestro boletín (que se publica dos veces al año), comuníquese con PAR, P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, (315)488-PURR (7877) entre las 8 a.m. y las 10 p.m., people4animalrightscny@gmail.com. Puede visitar nuestro sitio web en peopleforanimalrightsofcny.org

Águilas Cabeciblancas

Dejemos Volar las Águilas Cabeciblancas
por Gabor Hardy
Traducido al español por Rob English

Hoy en día hay planes en marcha en el Condado de Onondaga, Estado de New York, para construir un camino alrededor del perímetro del lago Onondaga que se encuentra en Syracuse, New York. Mucho del camino ha sido construido y el final está cerca. Pero hay un giro en esta historia. Básicamente, esta ruta está diseñada para el ocio, el ejercicio, la relajación y el disfrute general de las personas que desean visitar las orillas de este maravilloso lago. Sin embargo, hay una barrera contra esta ideación que se supone que tenga un final feliz. Implica la finalización de un sendero secundario que se dirige a la isla Murphy’s Island, un apéndice del lago Onondaga. Este sendero pequeño (una media milla o dos) está programado para la construcción a partir de finales de la primavera de 2019.

El problema con estos planes es el hecho de que el camino propuesto pasará directamente por el hábitat o el área de las águilas cabeciblancas (hay tantos como 35). Se sabe que las águilas tienen más miedo a la forma humana que a los automóviles, trenes o aviones.

Se ofrecen varias perspectivas; estas perspectivas se traducen en muchas posiciones a favor y en contra.

Algunas posiciones de a favor son:

A) La libertad de los individuos humanos para vagar donde quieran supera las necesidades de las águilas.
B) Necesitamos este sendero en beneficio de los ciclistas y corredores.
C) Las águilas cabeciblancas son pájaros duros y se ajustarán
D) No hay un gran peligro porque el camino se cerrará durante algunos meses al año cuando las águilas estén posando
E) Necesitamos este sendero para completar nuestro plan para un camino que conduce alrededor del lago.
Posiciones en contra:
A) Las águilas abandonarán esta área permanentemente debido a la perturbación humana.
B) La isla Murphy’s Island está contaminada, entonces, ¿por qué construir sobre ella?
C) Incluso si cierran el camino, seres humanos se aventurarán sobre ello, lo que generaría más gastos al contratar guardias de seguridad.
D) Prácticamente todos los expertos en aves están de acuerdo en que el camino está demasiado cerca del perchero de las águilas
E) Construir una plataforma de observación satisfará a aquellos que vengan a ver a las águilas, pero lo suficientemente lejos para que las aves no se asusten.
F) La perturbación constante de las águilas agotará su reserva de energía, lo que resultará en una pérdida de peso corporal.

Hay una consideración importante que a menudo se pasa por alto en los discursos sobre los animales. Es que los animales no hablan, leen o escriben inglés o cualquier otro idioma humano. Nosotros (personas humanas) defendemos nuestros sentimientos, preocupaciones y necesidades. Lo que quedan muy importantes entonces, son voces auténticas. Por una voz “auténtica” me refiero a aquellas personas que pasan sus vidas estudiando los ciclos de vida de estas magníficas aves. Es a los “expertos” que la legislatura, los grupos ecológicos y todas las demás partes que tienen un interés personal en este camino deben buscar las respuestas. Tiene sentido dar prioridad a los expertos en el campo del comportamiento de las águilas porque la mayoría de nosotros no hemos tenido el tiempo o el conocimiento para estudiar estas aves y escuchar su idioma.

Entonces, ¿por qué no se hace esto? Muy a menudo las opiniones de los expertos quedan ignoradas, disputadas o sacadas de contexto. Es más, con demasiada frecuencia el atractivo de la plata oscurece el pensamiento claro. Si establecemos la base común de que las águilas cabeciblancas son dignas de protección, de que son una especie en peligro de extinción (al menos aquí en el Condado de Onondaga), o de que las águilas proporcionan belleza distinta para esta región – entonces ¿por qué no errar por el lado de precaución? Este condado puede construir una plataforma de observación o simplemente no construir ningún camino en absoluto en la isla. Estos dos cursos de acción tienen un precio pequeño que pagar porque la recompensa es significativa: las águilas continuarán haciendo su hogar en las orillas del lago Onondaga.

Las águilas cabeciblancas son criaturas salvajes. Como tal, no tengo dudas de que, si se les preguntaría, dirían que prefieren la soledad y las áreas sin perturbaciones donde pueden vivir y reproducirse. Sus hábitats en un tiempo abarcaban prácticamente todo Estados Unidos. A lo largo de los años las áreas donde las águilas cabeciblancas pueden posarse se han reducido significativamente. ¿No es nuestra responsabilidad… incluso nuestra obligación moral de dar a estas águilas un refugio de descanso? Este condado NO debe construir un sendero en la Isla Murphy, pero debe continuar con los planes para construir una estación de observación al final del camino “Creekwalk” original. La estación de observación estaría lo suficientemente cerca de la isla Murphy para observar las águilas, pero lo suficientemente lejos para evitar molestarlas. ¿No es hora de respetar las necesidades de nuestros hermanos salvajes?

Este artículo fue proveído por Linda DeStefano y escrito por Gabor Hardy. Gabor es miembro de la junta directiva de People for Animal Rights. PAR es una de las organizaciones que ayudan a salvar a las águilas del lago Onondaga. Si desea obtener más información acerca de PAR, contáctenos en PO Box 15358, Syracuse, NY 13215-0358 o por correo electrónico a peope4animalrightscny@gmail.com o llámenos al (315)488-PURR (7877) 08 a.m.-10 p.m. Vea nuestra página web al peopleforanimalrightsofcny.org.

Ziggy Stardust

por Gabor Hardy
Traducido a español por Rob English

Un miau vale más que mil palabras.
Un golpe de pata en la oscuridad
Así que las criaturas mudas dejan su huella.
dentro de corazones solitarios

Un gatito blanco y sucio llegó un día, con los ojos amarillos ardiendo.
Apareciendo en un parche de nieve, pelaje rasgado y las costillas visibles
Sus orejas sangrando, y con una pata rota.

Nosotros, en curiosa maravilla, abrimos nuestros corazones
deseando que el gatito se quede

Este gato pulido, destinado a vagar
Asegurado e invicto, por calles vacías
Los callejones, patios traseros y los techos inclinados son los lugares donde gobernó
Como un señor de la caza, listo para saltar.
sobre ratones, o rata que se había entrado por error en su camino

Siempre pensamos cada noche que él volvería a casa.
Sin embargo, fue prestado
De algún ser trascendente
el Creador de su corazón salvaje

Nunca soñamos con un momento de despedida,
Cuando un salto de altura y un corazón en alza no nos
saludaría más, mientras los días y las semanas van pasando.

Nota de Linda DeStefano, Presidente, People for Animal Rights: Le instamos a que mantenga a su gato dentro de casa, donde él o ella estará a salvo. En este caso, el gato estaba medio salvaje y se tomó la decisión de no ajustarse a la vida interior. Hay muchos otros casos en los que un gato salvaje (medio salvaje) se ajusta bien; Tuve un ser querido que rescaté del aire libre; Con paciencia, se convirtió en una felina feliz y cariñosa.

La gente para los derechos de los animales se puede alcanzar en el P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, people4animalrightscny@gmail.com, (315)488-PURR (7877) entre las 8 am y las 10 p.m., nuestro sitio del web es peopleforanimalrightsofcny.org.