Muestra de Arte Joven en La Casita

por Ricardo Loubriel

Niños y niñas de nuestra comunidad presentan su nueva colección de pinturas y dibujos en la exhibición del Centro Cultural La Casita, Arte Joven 2019. La recepción de apertura se llevará a cabo el sábado 27 de abril de 1:00pm a 3:00pm. El evento es gratis y abierto a toda la comunidad. La exhibición permanecerá en galería hasta el 14 de junio.

Toda la obra fue producida durante el taller de arte El Punto el pasado mes de febrero. Dos artistas de nuestra comunidad que exhibieron su obra en la muestra sobre Cuba en La Casita este año, Sanlly y Dalgis Viera, facilitaron los talleres donde se produjo la obra para esta colorida instalación de arte.

Además de la exhibición, los jóvenes talentos en los programas de música de La Casita presentarán muestra de sus destrezas en el piano, el violín y la guitarra, como parte de la celebración de apertura. Las clases de música estuvieron a cargo de estudiantes de la Escuela de Música Setnor en Syracuse University: Aleksandre Roderick-Lorenz (violín), Mia Tsai (piano) y Sebastián Escribano (guitarra).

Los jóvenes autores del programa bilingüe, Círculos de Lectura, por su parte presentará un nuevo libro de cuento. Esta es la cuarta publicación anual producida por La Casita en inglés y español, donde se publica el trabajo original del grupo, editado por Margot Clark y Tere Paniagua. Los talleres de lecturas estuvieron a cargo de Olivia Flores, estudiante de Ciencias Políticas en S.U.

Estos programas de educación en las artes visuales, musicales y del lenguaje envuelven la participación de niños y niñas de las comunidades latinas locales y adyacentes a Syracuse. Los programas se ofrecen de forma completamente gratuita. Durante el año escolar, los talleres incluyen dibujo y pintura, clases de bomba y plena, percusión, piano, violín, guitarra y actividades que combinan las artes y ciencias bajo la dirección de Ashley Jiménez y su grupo de estudiantes de ingeniería en S.U.

Tere Paniagua, directora ejecutiva de la Oficina de Compromiso Cultural con la Comunidad Hispana, una iniciativa de Syracuse University, está a cargo de la administración de La Casita.

“Nos sentimos sumamente orgullosos de los logros de nuestros jóvenes y sumamente agradecidos por el compromiso de nuestros colaboradores y auspiciadores dentro y fuera del recinto de la Universidad de Syracuse,” dijo Paniagua. “La dedicación y contribución de estudiantes universitarios que trabajan como voluntarios en apoyo a los programas y a nuestros niños ha sido muy valiosa y sumamente positiva.”

La exhibición de Arte Jovenes

una iniciativa del Centro Cultural La Casita en colaboración con la galería Punto de Contacto, La Liga de Acción Hispana y el programa pre-escolar Manos de Partners in Learning. Los programas cuentan con el auspicio del Colegio de Artes & Ciencias de Syracuse University, Mercy-Works, Molina Healthcare y Wegmans. Este programa cuenta con apoyo del Consejo de las Artes del Estado de Nueva York (NYSCA por sus siglas en inglés).

Tus historias, tus libros

La biblioteca bilingüe es un recurso vital para sus programas educativos de La Casita. Tus historias, tus libros es una nueva campaña para dar a conocer los trabajos de la biblioteca y buscar apoyo de la comunidad. La biblioteca bilingüe de La Casita ofrece un espacio interactivo conectado a programas donde estudiantes, investigadores y miembros de la comunidad de todas las edades aprenden sobre la literatura y la cultura hispana de los Estados Unidos y Latinoamérica. Para apoyar esta iniciativa, favor de comunicarse con La Casita por teléfono 315-443-2151 o por email: lacasita@syr.edu.

La Casita está ubicada en el 109 de la calle Otisco, en Syracuse, NY 13204.

Descripcion de las fotos de la Exhibicion de Arte

Young Art Exhibit_01 -“Artista Sanlly Viera trabajando con dos ninos en taller de arte El Punto”
Young Art Exhibit_02 – “dos ninos trabajando en sus artes durante taller de arte El Punto”
Young Art Exhibit_03 – “Una jovencita trabajando en sus artes durante taller de arte El Punto”
Young Art Exhibit_05 – “Pintura hecha por estudiantes durante taller de arte El Punto”
Young Art Exhibit_06 -“Pintura hecha por estudiantes durante taller de arte El Punto”

¿Somos Latinx, Latín, o Latino?


por Maximilian Eyle

No es un secreto que las lenguas están siempre en cambio. Algunos cambios pasan suavemente, como la jerga que evoluciona entre generaciones. Otros cambios pueden crear una división entre hablantes de un idioma y pueden ilustrar diferencias fuertes en como percibimos nuestras identidades y ambiente. Un ejemplo así es el termino Latinx, que es una demonstración del conflicto entre las ideas contemporáneas de igualdad de género/identidad sexual y las tradiciones lingüísticas. El resulto de ese conflicto no se ha determinado aún.

Hay dos motivos principales que se presentan para usar el término Latinx. El primero es que la palabra más común latino pone más énfasis en el masculino sobre la femenina. Por ejemplo, ¿por qué deberíamos usar el sufijo masculino cuando la mitad de la población es femenina? El segundo punto es que hay mucha gente que no quiere identificar como masculino ni femenina. El sufijo x reconoce esa ambigüedad. Aunque el término ha existido en el internet desde el 2004 al mínimo, su popularidad ha crecido – especialmente en los campuses de universidades.

En el otro lado, hay mucha gente que no apoya ese cambio porque crea algunos retos. Español es un idioma basado fundamentalmente en un sistema binario y con géneros distintos. Cada sustantivo es masculino o femenino, y en el caso de personas – grupos mixtos de hombres y mujeres siempre se refieren en la forma masculina. Un artículo del 2015 en The Phoenix preguntó: ¿Si Latinx fuese estándar, que pasaría con otros sustantivos plurales? ¿Tendríamos que decir niñx en lugar de niños o hermaninx en lugar de hermanos? También se ha mostrado que existe ya una palabra común y sin género – Latín, que podría lograr muchos de las mismas metas de Latinx sin cambiar tanto las tradiciones lingüísticas de Español.

Yo invito a cualquier persona que está leyendo ese artículo a escribirme con su opinión. ¿Piensa usted que Latinx es una palabra importante para incorporar en el vocabulario Español? ¿Es mejor usar Latino o Latín que Latinx? ¿Hay otras consideraciones de que no hemos hablado ya? Por favor, envíe sus pensamientos a maxeyle@gmail.com

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Percepción nacida de lenguaje

Percepción nacida de lenguaje: como nuestra lengua materna forma nuestro perspectivo mundial

por Maximilian Eyle

¿Porque lo ves el mundo así? Nuestra edad, genero, estado financiero, nivel de educación, nacionalidad, y muchos otros factores forman como entendemos sociedad y nuestro papel adentro de ella. Algunos de estos factores podemos controlar, y otros no. Pero hay una parte de nuestra identidad que forma todo. Sin esa, no seríamos humanos de verdad. Estoy hablando sobre lenguaje – la infraestructura que nos permite a entender el mundo y nosotros. Como nuestra nacionalidad y género, no podemos elegir cual es el idioma que aprendemos al principio. Las consecuencias de esto son poderosas, porque cada idioma describe el mundo en una manera distinta – esforzándote a ver el mundo en una manera distinta.

Permítame a dar un ejemplo que contrasta la percepción entre hablantes de Inglés y hablantes de Español. En español, es más típico a usar la voz pasiva cuando se describe un accidente. En inglés, es más típico a incluir el “actor” en la descripción. Después de mirar un video de un hombre que rompe una vasija sin querer, el hispanohablante normalmente dice, “se rompió la vasija,” mientras el hablante de inglés normalmente dice, “el hombro rompió la vasija”. Esta diferencia sencilla es un resultado de la sintaxis de cada idioma, pero puede causar consecuencias graves en nuestra percepción de eventos. Una investigación de Stanford University demostró que cuando se usa la voz activa en casos judiciales, era más típico que al acusado se le encontró culpable que cuando se usó la voz pasiva. En este contexto, hablantes de inglés eran más probable a asignar culpabilidad que hispanohablantes – incluso para describir el mismo evento.

El término para la manera de que un idioma cambia percepción es el relativismo lingüística. Un ejemplo famoso es lo de algunas tribus indígenas en Australia que no tienen palabras para “derecha” ni “izquierda”. En vez de esas, usan direcciones como “norte” o “sur” para describir la posición de varias cosas. El resultado es que saben por cada momento su orientación – incluso adentro de un edificio. Un artículo en la revista Slate describe el experimento siguiente:

Cuando tuvieron que colocar una serie de cartas que incluyeron eventos más tempranos y más tardes, miembros de [la tribu indígena de Australia] organizarán sus cartas desde el este hacia el oeste (la dirección del sol) sin importar la ubicación de la persona. Hablantes de inglés pondrán las cartas desde la izquierda hacia la derecha (como se escribe en inglés), mientras los hablantes de hebreo pondrán las cartas desde la derecha hacia la izquierda (como se escribe en hebreo).

Es difícil, si no imposible, a decir si estas diferencias son buenas o malas. Sin embargo, establecen que nuestras habilidades lingüísticas expanden nuestro conocimiento del mundo y mientras limitándolo a la estructura de la lenguaje. Para mí, este entendimiento subraya la importancia de aprender otro idioma para que podamos adquirir una segunda perspectiva.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com

Diseños Milagros, Libro de Corte y Costura Moderna

por Milagros Martínez Machado

Diseños Milagros se realizó con la idea de compartir clases o talleres de confección de ropa en general, es decir, para niños, hombres y mujeres está hecho con un lenguaje sencillo y fácil de entender y si se siguen debidamente las instrucciones, usted obtendrá un perfecto patrón, que a su vez lo conducirá a lograr un buen traje, que se acomode a su figura con gran estilo.

Este proyecto ha sido estudiado por muchos años porque nos dimos cuenta que en este campo de la moda existen pocas publicaciones en Español, tanto en el sistema escolar como a nivel de librerías de todo el país. A nivel internacional las editoriales están en búsqueda de toda literatura en Español lo cual pone en alto nivel de interés, sobre todo en los países de Centro y Sur América, este libro de Diseños Milagros, provoca una gran inquietud para todas aquellas personas que promueven la educación de la clase minoritaria que se encuentran en las calles sin ningún oficio, este libro promete formar grandes profesionales en el campo de la moda, los hombres en especial han sido grandes modistos y diseñadores como por ejemplo Valentino, Oscar De La Renta, y tanto otros que tienen grandes boutiques de ropas exclusivas alrededor del mundo.

Mi más grande inspiración han sido mis hijos Henry Salinas y Richard Delgado y dedico a ellos este proyecto, así como a las mujeres que solas han tenido que criar a sus hijos y que por medio de este libro pueden tener un medio para salir adelante, tener una profesión lucrativa y ser exitosas.

Mi especial agradecimiento a mi gran amiga Julia Zurita que creyó en mi idea y siempre estuvo a mi lado para hacer realidad este sueño.

Milagros Martínez Machado nació en La Habana, Cuba, en Enero 12 de 1966. Hija de Milagros Machado y Ricardo Martínez. A pesar de haber sido criada dentro del sistema comunista del régimen de Fidel Castro en Cuba, su niñez fue muy bonita y humilde junto a sus cuatro hermanos, a los que siempre recuerda con entrañable amor.

Desde pequeña demostró su amor por la costura y por fortuna para ella, frente a su casa vivía la señora Marta Alfonzo, costurera muy conocida en el barrio, quien se había graduado del sistema Elia Rodríguez Rocha. Milagros comenzó a recibir clases de Corte y Costura adquiriendo mucho conocimiento y aprendiendo a transformar patrones, luego mientras aprendía realizaba todo el trabajo de terminado en las costuras que Marta confeccionaba. Más tarde asistió a un pequeño curso que el gobierno cubano daba en el Municipio Cotorro que se denominaba Ana Betancour.

Años después Marta murió y Milagros continuó haciendo parte de su trabajo. Recibió también la calificación de Costurera A en ropa de hombre para una fábrica del gobierno de Cuba que se encontraba ubicada en Alverro Cotorro. Cuando empezaba sus estudios en el pre-universitario, el 12 de Febrero de 1991, viaja a los Estados Unidos con una Visa Humanitaria debido a problemas de salud de su hijo Henry Salinas quien fue recipiente de un transplante de riñón que le donó su padre. El transplante se hizo en la Universidad de Miami y todo ese tiempo estuvo ayudando al hogar por su conocimiento en la costura, confeccionando ropa a los amigos y conocidos, dedicándose a hacer trajes de novias y alteraciones.

Se convirtió en Relacionista Pública Voluntaria, por más de siete años se dedicó a promover en el área hispana los mitos y realidades de los transplantes y ayudó a muchas familias a recibir información y apoyo. Realizaba presentaciones en los diferentes canales de televisión como el 51, el canal 23 y canal 4 de Miami. Fue invitada a los programas de Don Francisco y Cristina. Así también en las diferentes radios de la localidad, Radio Mambí y la WBQA.

En 1997, nació su segundo hijo Richard Delgado, quien trajo tanto a Milagros como a Henry su hermano, una inmensa felicidad. Milagros continuaba cuidando de sus hijos mientras trabajaba en el hogar. La familia se mudó a Homestead donde Milagros siguió con su promoción a favor del transplante de órganos, logrando que los integrantes del grupo Los Tigres del Norte donaran $5 de cada entrada a los conciertos a favor de la donación de órganos.

Obtuvo su certificación de Nutricionista de la Universidad Florida International. Obtuvo su maestría en Psicología de la UNPI International Our Pact University. Continuó sus estudios y logra culminar con éxito los estudios de Teología en el Instituto Hispano de Teología, siendo pionera del Primer Ministerio Hispano Luterano de West Palm Beach. También estudió para trabajar como Maestra Voluntaria del Programa Head Start de Day Care. Por motivos de salud se retiró del Ministerio pero aún continúa ofreciendo Clases de Inglés para los hispanos en la Iglesia Our Savior de Lake Worth.

Junto con los abogados Irvin González y José Lagos, ella era una activista de la Ley TPS para inmigrantes. También colaboró con la Asociación de Arte y Cultura Cubanos de West Palm Beach, haciendo el vestuario de todas las presentaciones que hizo la organización. Ella fue la productora del programa de televisión “La Pelota Infantil” en el canal 12, local de West Palm Beach. También organizó su propio programa de radio en 1340AM en Lake Worth. Se aventuró a producir y dirigir el programa de entrevistas “La Voz de West Palm Beach” en la estación de radio mencionada en Lake Worth, junto con su hijo Henry Salinas.

“La Madrileñita”

por Ana María Ruimonte
www.ruimonte.us
www.owlsong.com
No fue una coincidencia que mi marido y yo viajáramos en Febrero a Savannah, la ciudad de “Forrest Gump” y “Midnight in the garden of Good and Evil” de John Berendt, para asistir a un Congreso de Copyright en las Artes.

Savannah es una bella y misteriosa ciudad. Me senté en un banco de la plaza llamada Chippewa Park y me sentí como si me hubiera despertado en el siglo XVIII. Las calles del centro histórico estaban muy poco transitadas. Caminando, llegué a un parque que era un cementerio. Había algunas personas sentadas en bancos. Otras, paseaban a su perrito. Lápidas y esquelas contaban quiénes eran los personajes más ilustres de la ciudad. Personas y almas convivían en soledad acompañada. Leí sus historias: Aquel joven cuyo nombre no puedo recordar que murió durante un duelo para defender su honor; el fundador del primer periódico de Savannah; Edward Greene Malone (1777-1807), reconocido como el más fino pintor de miniaturas de los Estados Unidos; Hugh McCall (1767-1823), el autor del primer tratado de historia del estado de Georgia en la época de la Guerra de la Independencia y que manifestó “Nunca olvidaremos la sangre que vertieron los patriotas sufridores y la preciosa joya que con su sangre compraron será cuidada con coraje y las generaciones postreras les recordarán con gratitud”; y William Scarborough (1776-1839), hombre de negocios y diseñador del primer barco a vapor que cruzó el Océano Atlántico en 1819. Bello paseo histórico y muy bien documentado en el cementerio del Centro Histórico de esta ciudad que tanta información me aportaba sobre la guerra de la Independencia y la Guerra de la Secesión.

Savannah, ciudad de mansiones, calles y plazas fantasmagóricas.

Seguí caminando y vi una escultura de una familia de negros que narraba cómo habían sido apartados de su país de origen, separados de sus familias para finalmente ser tratados en condiciones infrahumanas como esclavos de las familias adineradas trabajando duramente en los campos de cacahuete, tabaco y algodón. Un río verdoso y espeso muy caudaloso y extenso que se nutría de afluentes para aumentar en fuerza y volumen, atravesaba Savannah para desembocar en el Océano Atlántico algunas millas más allá. Miré a mi alrededor y vi los bellos paseos repletos de árboles gigantes de los que colgaban helechos verdes azulados. Se dice que son las barbas de los españoles cuyos fantasmas avanzan entre los árboles deslizándose en la búsqueda de la amada que persiguen. La casa rosa (The Pink House) era una bella mansión, y en uno de los salones más íntimos lucía el grabado de “El Glorioso”, el famoso galeón español y triunfo de la marina inglesa. El barco lucía muy hermoso e impecable con un león que parecía rugir en la proa y con una bandera de la corona de Castilla y León. Una pequeña bandera inglesa sobre esta junto con unas líneas indicaba que los colonizadores ingleses estaban muy orgullosos de esta importante conquista naval.

No fue esa noche sino al día siguiente cuando La Madrileñita y yo nos encontramos. ¿Y dónde iba a estar ella esperándome si no en un museo para poder mirarnos a los ojos? Ella colgada en la pared de un salón de altos techos de una hermosa mansión en compañía de otras pinturas y esculturas. Me miraba sinceramente de frente, con los ojos muy abiertos pero tranquilos y curiosos. Su boca entreabierta y relajada como si aún estuviera respirando del mismo aire que yo… ¡Qué bella era! Su pelo, recogido por detrás con dos lazos rojos a juego con sus labios y su vestido con medias mangas con tiras muy anchas, acampanadas y transparentes marcadas por un brazalete de lazo dorado con lazos rojos grandes sobre los hombros. Un cuello al vies mostraba su busto discretamente sobre el que lucía un medallón dorado de forma apical con tres engranajes de perlas blancas. En el centro del vestido, adornos con lazos verdes al vies en líneas finas como si se trataran de flores con largos tallos, que daban la sensación óptica de fuerza centrífuga, como si la Madrileñita estuviera a punto de echarse a bailar. Punteados dorados como copos de nieve caían por su vestido entallado a la cintura.

Ella se mantenía firme en equilibrio y sentada con un brazo en jarras mientras que el otro brazo descansaba sobre su falda, mostrando dos delicadas pulseras doradas. Sus dedos finos y elegantes se juntaban en el extremo y sus uñas mostraban el color natural de su piel.

¡Qué bella me esperaba La Madrileñita! Las dos nos miramos fijamente… Cuando nuestros ojos se miraron, le pregunté… -“¿Quién eres tú?” y ella me contestó: – “Soy tú”.… Leí su inscripción como hiciera con sus amigos almas en el cementerio del parque… La Madrileñita de Robert Henri, 1910…

-“¿Cómo es posible que te mantengas tan bella, tan impecable durante todos estos años, mi yo?”

Tantos años esperándome con los ojos abiertos para mirarme por fin… para que yo le contara con mi mirada, con mi interior más profundo que era de mí, qué hacía, cómo iba con mi música y mis canciones por el mundo… De repente, me confesó:

– “Soy bailarina, y tú cantante. Las dos madrileñas. Las dos nacimos para el arte y viviremos por él. No te rindas, pues tú también triunfarás. Sigue adelante, bella y atenta, como estoy yo.”

Continúe caminando, pero volví a despedirme y al mirarla de nuevo a los ojos ella me confesó: – “Te seguiré esperando siempre. Vuelve de nuevo pronto a Savannah y canta para mí. Tu voz es magia y yo, con el aire, bailaré con tu música. Nos hemos reencontrado finalmente, mi yo.”

Compré su postal en la recepción del museo y me la traje conmigo. Cuando la miro, le digo: – “gracias por acompañarme.”

Todos los que la ven saben que soy yo. Yo también lo sé.

“La Madrileñita” de Robert Henri se encuentra en el Telfair Museum de Savannah.

Utilizando una selección de textos de Shakespeare

R.Evolución Latina y Raúl Julia del Training Unit del Teatro Pregones/Prtt se Asocian en un taller Profesional Interdisciplinario

by Katie Rosin

EL Beyond Workshop Series (BWS por sus siglas en Ingles y mas allá de Broadway en Español), un taller interdisciplinario (actuación, danza, música) impartido por artistas profesionales de Broadway, Cine y TV, fue creado por Luís Salgado y R.Evolución Latina (RL por sus siglas en Ingles), una organización que utiliza las artes para fortalecer a la comunidad Latina. Ahora en su décimo año, RL se ha asociado con el teatro Pregones/Puerto Rican Traveling Theater (PRTT por sus siglas en Ingles) y su histórico Raúl Juliá Training Unit para el BWS de este año, ofreciendo entrenamiento excelente y asequible, combinado con ensayos y oportunidades de presentaciones, al mismo tiempo que cultiva las habilidades de liderazgo necesarias para unir e inspirar.

Utilizando una selección de textos de Shakespeare, e integrando música y danza, el taller culminará en una pieza de teatro ideada, y desarrollada por el equipo creativo de RL con el apoyo del Raúl Juliá Training Unit de PRTT y se presentará en el Harlem School for the Arts. Con el fin de crecer constantemente como artistas y activistas, los seleccionados para ser miembros del BWS 2018 tendrán presentaciones y actividades de difusión durante todo el taller y el resto del año.

Luís Salgado, director de RL, afirma: “El enfoque temático de este año es “lenguaje”, “ir más allá” y “acepta tu tribu” a través de las palabras de Shakespeare.” Salgado está entusiasmado de que “los participantes no solo irán más allá de sus miedos y las realidades de la sociedad como artistas y/o inmigrantes, pero también compartirán su verdad, su humanidad y sus propias contribuciones artísticas. Creemos que son oportunidades como estas las que construyen una comunidad más grande. Buscamos artistas dedicados a crecer y retribuir a través de su arte”.

“Asociarnos con el Beyond Workshops Series de R.Evolución Latina es un paso coherente y emocionante para nuestro Training Unit. Tenemos un objetivo común y un compromiso con la formación artística rigurosa y la creación de oportunidades interesantes para el crecimiento y el impacto en nuestras comunidades”, afirma Rosalba Rolón, directora artística del teatro Pregones/PRTT.

RL ha provisto aproximadamente 30 becas entre México, Colombia, Argentina y más allá, para continuar inspirando jóvenes profesionales y exponerlos a experiencias artísticas en Nueva York.

Comunicado de Prensa fue proveído por la Representante de Prensa: Katie Rosin/Kampfire PR. Para mas información vaya al http://revolucionlatina.org/

Un Muro Infranqueable

Un Momento de Reflexión
por Lilia M. Fiallo

Las tardes de vacaciones de la mano de mi padre, me mantenían encantada mirando los peces en el agua pura y cristalina que corría por el riachuelo que pasaba a un lado de la finca de mis abuelos; está todo en mi memoria como si fuera ayer, al igual que su amor, su nobleza y las noches en que nos quedábamos dormidos sobre el sofá escuchando las historias bonitas que mi madre o él nos leían y terminaban diciendo: “fueron felices y comieron perdices”.

Tantos recuerdos de mi infancia, perdurarán por siempre, dice Martha; jamás nos acostamos sin comer, sus enseñanzas nos hicieron crecer espiritualmente y aunque atravesamos momentos difíciles, salimos adelante y como todos los seres humanos, cada uno de mis padres tenía su carácter, pero qué se yo, si no viví con ellos su infancia? Yo no soy nadie para juzgarlos. Edifiqué un muro infranqueable en mi mente y cuando quiero, traigo a mi memoria todas las cosas bonitas que vivimos en familia.

Yo en cambio, -dice José-, disfruté muy poco la presencia de mi papá. El murió cuando yo tenía diez años y su ausencia marcó mi vida en gran parte, pero me sobrepongo cuando me detengo en los recuerdos de los momentos que compartimos en familia; por ser tan pequeño, no tuve las oportunidades que tuvieron mis hermanos mayores. La muerte de él nos tomó por sorpresa. Mi mamá quedó estática, y para colmo, su frágil carácter, fue para mis hermanos un tropiezo constante, quienes se aprovecharon de su debilidad hasta su muerte. Ellos no tuvieron la capacidad suficiente de comprenderla, quererla y valorarla. Fue juzgada, sentenciada y condenada sin razón. Todos sabíamos que su infancia fue más dura que la de mis tíos, entre otras cosas, porque mi abuela no la quería. Mi mamá era alta, una espiga dorada, su belleza y elegancia, al igual que su alma blanca y pura, la hacían única.“Yo también me aproveché de su cariño por ser el menor, cuánto me arrepiento, pero ya para qué?”, exclama José. Por qué juzgamos, sin tener derecho? Solo Dios sabe cuánto sufrió!

Para mis hermanos y para mí, dice Juan, tuvimos una infancia con todas las comodidades; ahora que soy padre, aún recuerdo sus fallas, porque los padres siguen siendo padres y aunque sus hijos sean adultos éstos no pidieron venir a éste mundo.

¿Por qué no construye desde hoy –dice Bob el panelista del grupo-, un muro infranqueable, como dice Martha, para que el pasado no lo atormente?, porque usted no conoció, ni vivió la infancia de sus padres, es cuestión de razonar y analizar, afirma. Juan se quedó pensando, quizá reflexionó, aceptó la verdad y no dijo nada más.

Mi hermana y yo, no reconocemos lo que mi padre afrontó con el divorcio y la faena por obtener la patria potestad para Kelly y para mí, siempre gozamos de su amor, su cariño y su ternura, -dice Julia-. Se casó nuevamente con una mujer buena y tengo por eso dos hermanas más. Todo lo he tenido en la vida, y quizá es la razón, por la que valoré tarde el incondicional amor de mi padre, quien ya no es, ni será el mismo conmigo por el daño que le hice. Me gustaría volver a unir la familia.

Luisa dice con vehemencia: “Kelly juzga a mi papá porque –según ella-, tiene razón en todo lo que dice al recordar su pasado”. Lo que a ella le interesa es aparentar, posición social y dinero, lejos de ayudarlo económicamente o llamarlo por teléfono, mucho menos, visitarlo.

Eugenia usa su estrategia para cubrir su perfección. Desde que se casó, todos pasamos a ser simplemente conocidos o amigos de ocasión. Cuando nos invita a su casa nos atiende en la sala o mucho antes de nuestra llegada, nos llama por teléfono para tomar café cerca de ahí. En su alma hay rencor, no habla con mi padre, mientras materialmente aparenta lo mejor. Le gusta todo de marca y cada año cambia toda la lencería, dice Luisa.

Dice Kelly, si alguien adentrara en el corazón de cada una, la única que realmente está pendiente de mi papá desde que quedó viudo, es Luisa, aunque lo juzga sin piedad, lo humilla y cuantas veces puede, trae a su memoria errores tontos del pasado, bueno, yo también.

Julia, Kelly, Eugenia y Luisa, son hermanas, casadas, tienen hijos y económicamente establecidas; son las otras participantes del grupo que han hablado, interrumpiendo la conferencia desde que empezó hace tres horas y creo que termina en cualquier momento, sin que el resto pueda participar, -dice José-.

Cuando faltan diez minutos para las cinco, Bob toma la palabra con rudeza y he aquí una parte del final:
“No me he reunido con infantes, creo que todos somos lo suficientemente adultos para estar aquí. Observé con asombro la inmadurez de algunos y el aplomo de otros. Contemplo con extrañeza que muchos de ustedes ignoren: Honrar a padre y madre; uno de los mandamientos de la ley de Dios ¿Quiénes somos para juzgar a nuestros padres?

¿Qué podremos dar a nuestros hijos, sino sabemos valorar a nuestros padres y no conocemos a Dios? Sigo sin creer la crudeza y frialdad con la que algunos seres son capaces de tratar a sus padres. Hay tanta arrogancia y pobreza humana en sus corazones; pídanle a Dios que les de humildad y sencillez para avanzar, porque muchos de ustedes, no saben amar, ni valorar el esfuerzo que ellos hicieron para darles lo mejor. No esperen buenos frutos de sus hijos, más aún, si los complacen en todo y no vigilan sus pasos.

Yo quiero un muro infranqueable hecho con amor, humildad y sencillez en sus corazones. Quiero que a partir de éste momento, dejen atrás el pasado y empiecen en éste punto a edificar el muro indestructible que tanto necesitan. El pasado ya pasó, el futuro es incierto y lo que cuenta es el presente. Preocupémonos por nosotros y por resolver nuestras debilidades para que nuestros hijos mañana no nos falten al respeto, eduquémonos y eduquemos. “Hagamos la tarea bien”.

Así terminó una tarde interminable, dijo José al salir

Lilia M. Fiallo nacida en Bogotá, Colombia, lugar en el que, entre tareas y ratos libres, encontró un espacio para escribir sobre temas, de alguna manera olvidados por otros. Con letras de oro grabadas en su memoria, inició su vida laboral, en el corazón de la parte técnica, del control de tránsito aéreo de su país natal. En medio de fraseología y códigos aeronáuticos, el mundo de la aviación le dio una de las más elevadas experiencias, por la precisión que requiere este oficio, donde un solo error, podría costar muchas vidas. Es ahí, donde en su inquietud por comunicar sus ideas, comienza a escribir con dedicación, temas un poco relegados por la sociedad, la Iglesia y el Estado. Al descubrir una verdad de la que nadie quiere hablar, pero mucho más real y cotidiana, de lo que parece. Es así, como surge esta, su primera obra, “Parir por parir”. Puedes encontrar su libro en www.laovejitabooks.com/autora-lilia-m-fiallo/