El Muro – La Moneda de La Discordia

por Jose Enrique Perez

Por los últimos dos meses hemos estado escuchando sobre el cierre de gobierno y como los empleados del gobierno federal no han estado recibiendo sus

pagos. ¿Cuál es la razón? El muro de Trump.

El presidente Trump ha dicho que él quiere que la pared controle el flujo de inmigración ilegal. El decidió hacer el cierre del gobierno federal porque él no estaba recibiendo fondos para el muro. Sin embargo, él dijo más de 1,000 veces que México iba a pagar por la pared. Así que, estoy confundido: ¿Porque hicimos un cierre de gobierno federal por no recibir el dinero para una pared que México iba a pagar?

Antes de navidad, Trump decidió no llegar a un acuerdo con los demócratas para mantener el gobierno abierto. Sin embargo, el 25 de Enero del 2019, él tuvo que ceder, y el cierre termino después de 35 días. El acuerdo alcanzado no incluye ni un centavo para el muro de Trump.

El hecho de que estemos abriendo el gobierno y trabajadores vayan de vuelta a sus trabajos, no significa que esto haya terminado. El gobierno va a estar abierto hasta el 15 de Febrero del 2019. Es muy probable que experimentemos un nuevo cierre de nuevo ese día. El gobierno solo está abriendo por tres semanas y la lucha contra el muro de Trump está muy lejos de terminar.

Ahora, él ha amenazado con declarar una emergencia nacional para construir su pared. ¿De veras? No hay emergencia nacional en la frontera. Todas las agencias gubernamentales están de acuerdo que la frontera está más segura que nunca. Casi nadie puede cruzar la frontera sin detección.

El presidente Trump paso 35 días empujando a millones de trabajadores federales a la pared, pero irónicamente no a su pared, y forzó a ir a Welfare y recibir cupones de alimentos a miles de trabajadores mientras no podían recibir cheques de pago por casi 2 meses. Él está forzando a la nación a escoger entre trabajadores federales y las comunidades inmigrantes. El gobierno nunca necesito cierre, y el estrés sentido por los trabajadores federales, sus familias, y el miedo a las comunidades inmigrantes no era necesario.

Tenemos que asegurarnos de no politizar el tema de la inmigración. No son los inmigrantes en contra de los Estados Unidos. No son los nativistas en contra de las personas que se ven diferentes. Esto no es los republicanos en contra de los demócratas. Esto es una nación de inmigrantes y siempre lo va a ser a pesar de Trump. No necesitamos un muro. Necesitamos seguir luchando por una reforma migratoria integral. Necesitamos una reforma justa, humana, ordenada y no una agenda racista y divisiva.

Debes recordar que mis artículos, y en particular la intención de este artículo no es darte consejo legal; al contrario, fue redactado con la intención de guiarte acerca de las nuevas políticas migratorias. Además, este artículo no identifica o explica todos los posibles problemas que se puedan presentar en un caso ante la corte de inmigración, ante USCIS, o ante ICE. Cada caso tiene hechos particulares y específicos que por lo tanto podrían determinar o arrojar diferentes resultados.

Yo represento a personas en casos de inmigración. Si tienes alguna pregunta acerca de un caso de inmigración, por favor no dudes en llamarme al teléfono (315) 422-5673, me puedes enviar un fax al (315) 466-5673, o puedes enviarme un correo electrónico a joseperez@josepereztuabogado.com. Mi oficina está localizada en el 120 East Washington Street, Suite 925, Syracuse, New York 13202. ¡¡¡También tenemos oficinas en Buffalo y Rochester!!! Recuerda buscar mi artículo en la próxima edición del mes de Marzo.

La gran contradicción de nuestra política de drogas

por Maximilian Eyle

Si está de acuerdo con la idea que adicción es una enfermedad o no, es increíble que el gobierno admite con claridad que está criminalizando la misma gente que dice que está enferma.

Afrontando un epidémico de opiáceos, el Gobierno Estadounidense ha definido su posición sobre adicción. Si visita la página web del servicio de información para el Instituto Nacional de Salud, MedlinePlus, verá que define adicción como un problema medico; específicamente, “una enfermedad crónica”. El Instituto Nacional del Abuso de Drogas repite ese análisis, diciendo:

“Mucha gente no entiende como, ni porque, otras personas se vuelven drogadictos. Puede que piensen incorrectamente que aquellos que toman drogas les faltan principios morales o fuerza de voluntad y que podrían parar de tomar drogas sencillamente por su elección. En realidad, la adición de drogas es una enfermedad compleja, y parando normalmente demanda más que intenciones buenas o una voluntad fuerte.”1

Las palabras del gobierno aquí son muy llamativas porque a pesar de esas declaraciones, los EE.UU sigue tratando el consumo de drogas como un problema criminal, en lugar de un problema de salud pública. Está de acuerdo que el consumo de drogas no es un defecto moral, pero había más que 1.6 millones de arrestos de drogas en el 2017. Se lo aseguro – más del 85% de estos arrestos eran por posesión solamente. La idea que la policía está concentrando solamente en los vendedores y fabricantes de drogas es un mito. La mayoría de victimas de La Guerra Contra Drogas estadounidense son los consumidores, quien muchos de ellos sufren de adicción.

Hay un debate complejo y en curso de si adicción califica como una enfermedad. A pesar de su opinión sobre ese tema, ambos lados deberían estar de acuerdo que la política nacional de hoy está llena de contradicciones. La política de detener gente por infracciones de drogas claramente no funciona para prevenir sobredosis. Al contrario, The American Journal of Public Health reportó que prisioneros que se les puso en libertad recientemente están 40 veces más a riesgo de fallecer por sobredosis que la persona típica. 2 Cuando comparamos la cantidad de detenciones anuales por drogas con la cantidad de sobredosis fatales cada año, podemos ver claramente que el encarcelamiento de consumidores de drogas está empeorando el epidémico de opiáceos – no lo está ayudando.

La contradicción entre el retórico del gobierno y las acciones de la policía tiene que ser rectificado. Si el Gobierno Estadounidense verdaderamente considera el epidémico de opiáceos como una crisis de salud pública, debería empezar de invertir sus recursos en centros de salud públicos e iniciativos de la reducción de daño más que en medidas punitivas.

Fuentes:

1. https://medlineplus.gov/opioidabuseandaddiction.html
2. https://ajph.aphapublications.org/doi/abs/10.2105/AJPH.2018.304514?journalCode=ajph
3. https://www.drugwarfacts.org/table/annual-drug-arrests

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Todos los Inmigrantes en Nueva York ahora Tienen Derecho a Juicio con Jurado

por José Enrique Perez

Este mes pasado, la Corte mas alta del Estado de Nueva York dijo que la Constitución de los Estados Unidos garantiza un juicio con jurado a todas aquellas personas que no son ciudadanos cargados con crímenes que pudieran someterlos a deportación. Es muy probable que el caso vaya a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos para una determinación final.

La Corte de Apelaciones rechazó el argumento de los fiscales acusadores del Bronx que la deportación es solo una pequeña consecuencia civil de una sentencia criminal, y la Enmienda Sexta de las Constitución no requería juicios con jurados cuando los demandados son acusados con cargos deportables criminales menores.

La corte decidió que “No hay duda ahora que la penalidad de deportación es una de las penalidades mas extremas y que en muchas circunstancias, es rival a un encarcelamiento para la pérdida de libertad.”

La decisión significa que los inmigrantes o no ciudadanos tienen el derecho a juicios con jurado incluso si su crimen deportable correspondería a un máximo de 6 meses o menos de encarcelamiento.

El riesgo de deportación de un inmigrante acusado de crímenes de bajo nivel es suficiente para garantizar a esa persona que tenga un juicio con jurado en lugar de un juicio con un juez solamente.

El fiscal del Bronx dijo que la decisión habla de las “crudas realidades” de la posible deportación, pero también amenazó que “las disparidades en la administración de justicia además de los retrasos judiciales” en las cortes de los estados y en conflicto con decisiones de la Corte Suprema. Ella dijo que podría apelar a esta Corte.

La decisión, sobre la Sexta Enmienda y los derechos de que las personas tengan un juicio justo de acuerdo a la Constitución de los Estados Unidos, era un caso de primera impresión de la Corte De Apelaciones. El juicio lo introdujo Saylor Suazo, un inmigrante que fue encontrado culpable en un juicio sin jurado por los cargos que estaban relacionados con un asalto. El se había quedado por mas tiempo del que le permitía su visa.

Por la importancia del caso, la fiscalía del Bronx dijo que estaba considerando apelar la decisión a la Corte Suprema de los Estados Unidos ya que la decisión fue decidida en bases federales constitucionales.

La clave del caso fue la determinación del cargo criminal con el que Suazo había sido sentenciado. La ley Criminal del Estados de New York permitió que un acusado podría ser negado un juicio con jurado en la Ciudad de Nueva York siempre y cuando la máxima penalidad del cargo sea menos de 6 meses en la cárcel. La misma ley no aplica afuera de la ciudad de Nueva York.

Debes recordar que mis artículos, y en particular la intención de este artículo no es darte consejo legal; al contrario, fue redactado con la intención de guiarte acerca de las nuevas políticas migratorias. Además, este artículo no identifica o explica todos los posibles problemas que se puedan presentar en un caso de inmigración o una aplicación con USCIS. Cada caso tiene hechos particulares y específicos que por lo tanto podrían determinar o arrojar diferentes resultados.

Yo represento a personas en casos de inmigración. Si tienes alguna pregunta acerca de un caso de inmigración, por favor no dudes en llamarme al teléfono (315) 422-5673, me puedes enviar un fax al (315) 466-5673, o puedes enviarme un correo electrónico a joseperez@josepereztuabogado.com. Mi oficina esta localizada en 120 East Washington Street, Suite 925, Syracuse, New York 13202. También tenemos oficinas en Buffalo y Rochester!!! Recuerda buscar mi artículo en la próxima edición del mes de Enero. ¡Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo 2019!.

El día que Syracuse se rebeló

por Maximilian Eyle

En Octubre del 1851, aproximadamente 2,500 ciudadanos de Syracuse se unieron en el centro de la ciudad. Con un ariete, rompieron la puerta del cárcel y liberaron con éxito un hombre que se llamaba William “Jerry” Henry. Jerry había escapado de la esclavitud en el sur hacia algunos años y empezó una vida nueva construyendo barriles para vender en parte de central Nueva York. Le habrían forzado a volver a la esclavitud, pero la gente de Syracuse se metió para asegurar su libertad. Jerry fue inmediatamente enviado al norte en Canada donde la policía no le podría detener. Este evento se le recuerda como el “Jerry Rescue” (el rescate de Jerry en Español), y es uno de los momentos de más orgullo en la historia de Syracuse.

Por aquella época, los EEUU estaba dividido entre los estados con esclavitud y los que no la tenían. En 1850, una ley federal que se llamó el “Fugitive Slave Act” (Acto de Esclavos Fugitivos en Español) se aprobó que obligó a los estados sin esclavitud a ayudar con la captura y regreso de esclavos escapados. Jerry fue detenido por esta ley y se le puso en la cárcel. Esto causo un gran escándalo con la gente local. El abolicionista Samuel Ringold Ward expresó su repulsión durante una reunión pública antes del rescate, y dijo: “Somos testigos a una vista que, yo rezo, nunca veremos jamás. Un hombre en cadenas, en Syracuse!”

La historia del rescate Jerry tiene las ventajas de ser tanto legendario como cierto. Es evidencia del poder de una comunidad local e unida luchando contra un gobierno agresivo y su ley injusta. La guerra civil no pasaría hasta diez años después, pero las protestas así ayudaron a llevar a término el sistema de esclavitud. Hoy en día, vemos una resistencia parecida y local según Syracuse rehúsa a dedicar su policía a investigar y detener inmigrantes ilegales a pesar de la presión desde los federales. Según miramos al futuro, deberíamos acordarnos del progreso que puede pasar cuando Syracuse tiene la postura de una ciudad unida e independiente.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com

Trump anuncia no más Ciudadanías por Nacimiento. ¿De verdad?

por José Enrique Perez

Realmente no lo puede hacer. Simplemente otra mentira, o solo
palabras, o solo es su retórica racista. Sin importar como tu lo quieras llamar, es casi imposible para él hacerlo.

La Decimocuarta (14) Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América expresa:

“Toda persona nacida o naturalizada en EE.UU y sujeta a su jurisdicción, es ciudadana de EE.UU y del estado en el cual reside.”

Durante la campaña para las elecciones del término medio este mes, el Presidente Trump dijo que éramos el único país donde la ciudadanía es otorgada por derecho de nacimiento en los Estados Unidos. El también dijo que la ciudadanía era otorgada a las personas nacidas aquí por culpa de los problemas de las leyes migratorias. Primero y principal, hay mas de 30 países que otorgan el mismo beneficio. Segundo, la Decimocuarta (14) enmienda no tiene nada que ver con inmigración. De hecho, no habían leyes migratorias en los años 1800 cuando la enmienda fue pasada. Además, la ciudadanía no puede ser condicionada o modificada por leyes migratorias ya que este es un mandato constitucional. El privilegio de obtener la ciudadanía por nacimiento o por naturalización no puede ser cambiado por la agenda racista del Presidente.

Para poder alterar la constitución se debe hacer una enmienda o una propuesta de enmienda y después requiere su ratificación. Una enmienda puede ser propuesta con el voto de las dos terceras partes del Congreso es decir de la Cámara de Representantes y del Senado o a través de una convención de los Estados que estén de acuerdo con las dos terceras partes de las legislaturas a nivel nacional.

El Artículo 5 de la Constitución de los Estados Unidos describe el proceso a través del cual la Constitución, que controla a todo el gobierno, puede ser alterada. Para ser parte de la Constitución, una enmienda deberá ser ratificada basado en la decisión del Congreso por las legislaturas del 75% de los estados o las convenciones del 75% de los estados del país. El voto de cada estado (para ratificar o rechazar una propuesta de enmienda) trae el mismo peso, sin importar el número de personas que vivan en el estado o el tiempo que el estado tenga siendo parte del país.

En conclusión, es casi imposible para que el Presidente Trump o su administración puedan quitar el derecho a la ciudadanía. No lo puede hacer ni por orden ejecutiva, ni por decreto.

Debes recordar que mis artículos, y en particular la intención de este artículo no es darte consejo legal; al contrario, fue redactado con la intención de guiarte acerca de las nuevas políticas migratorias. Además, este artículo no identifica o explica todos los posibles problemas que se puedan presentar en un caso de inmigración o una aplicación con USCIS. Cada caso tiene hechos particulares y específicos que por lo tanto podrían determinar o arrojar diferentes resultados.

Yo represento a personas en casos de inmigración. Si tienes alguna pregunta acerca de un caso de inmigración, por favor no dudes en llamarme al teléfono (315) 422-5673, me puedes enviar un fax al (315) 466-5673, o puedes enviarme un correo electrónico a joseperez@josepereztuabogado.com. Mi oficina esta localizada en 120 East Washington Street, Suite 925, Syracuse, New York 13202. También tenemos oficinas en Buffalo y Rochester!!! Recuerda buscar mi articulo en la próxima edición del mes de Diciembre.

Afirmación y Defensa…

Afirmación y Defensa de las libertades básicas de los que inician sus propios emprendimientos.

por Juan Carlos “Pocho” Salcedo, Internacionalista

El Instituto para la Justicia (IJ por sus siglas en Inglés) es una firma de abogados que tiene como objetivo defender las libertades económicas esenciales de los ciudadanos en los Estados Unidos. A menudo, ya sea por iniciativa propia o por influencia de grupos de interés, el Estado es de manera infundada intrusivo. IJ dirige sus acciones para limitar el tamaño y el alcance del poder del gobierno, esto para garantizar que todos los estadounidenses, o inmigrantes en el país, tengan el derecho de controlar su propio destino económico como miembros de la sociedad. Desde 1991, esta organización ha formado parte de más de 200 acciones legales, cinco de ellas ante el Tribunal Supremo.

La misión de IJ es garantizar a los inmigrantes y a la sociedad, en general, los derechos fundamentales para iniciar y desarrollar un negocio, hablar libremente sobre comercio o política, defender la propiedad privada y brindar a sus hijos una buena educación si enfrentan interferencias o regulaciones excesivas por parte del Estado.

La traducción al Inglés de esta entrevista no fue proveída. Vaya al enlace abajo para ver toda la entrevista.

The English translation of this interview was not provided. Go to the link below for the full interview.

https://www.youtube.com/watch?v=u4SBve5ecLg&t=4s

Los Monstruos de Pensilvania… Cuando pedir perdón no basta

Los Monstruos de Pensilvania… Cuando pedir perdón no basta
por Juan Carlos Valderrama

La Madre de las iglesias se ha visto azotada, conmocionada e impactada documentadamente por uno de los más grandes escándalos sexuales de los últimos tiempos.

Los hombres de Dios a su servicio, defensores de la fe y la conversión de las personas al sistema de creencias han fallado una vez más, inmersos están ellos en una de las mayores catástrofes morales y crisis espirituales, pero está vez lo han hecho de tal manera que el escándalo superó al pecado, dejando reducido a casi nada lo sucedido en Chile, Escocia, Boston y otros tantos lugares.

En el presente caso, desde 1940 son alrededor de más de Setenta años de abusos sexuales en actos definidos como pedófilos, se encuentran involucrados entre ellos más de trescientos sacerdotes, aunque no se asegura que todos estén incluidos, así como obispos, monseñores, clérigos, seminaristas, ayudantes, diáconos, ex cardenales, arzobispos, que destruyeron la inocencia de niños, niñas y adolescentes.

Pero lo cierto es que se instaló en Pensilvania una estructura de características similares a una “organización criminal” un “círculo secreto” que ocultaba, encubría, mentía, compraba, silenciaba el dolor y sufrimiento de cientos y por no decir de miles de víctimas de las que nunca conoceremos las cifras reales por diversos motivos, el jurado considera que “el número real” de niños abusados pudiera ser de miles ya que se perdieron muchos archivos y las víctimas temían hacer denuncias y otras nunca se presentaron a declarar.

La investigación duró alrededor de dos años y concluyó que hubo un encubrimiento sofisticado y sistemático por altos funcionarios de la iglesia en Pensilvania y el Vaticano. Para elaborar el informe se escucharon los testimonios de decenas de testigos y víctimas y se revisaron medio millón de páginas de documentos internos de los propios “archivos secretos” y “memorándums confidenciales” de las diócesis donde se encontraron los nombres de más de mil casos de niños que fueron víctimas documentadamente, lo que fue el eje de la investigación.

Hubo fiscales que obstruyeron la justicia, cancelaron investigaciones de religiosos acusados “para prevenir la publicidad desfavorable” hacia la iglesia, lo que servía como favor político para que estos funcionarios hicieran carrera política en la zona demostrando la convivencia del sistema religioso y político.

Imposible que una inmensidad de sentimientos encontrados tales como pena, dolor, desconfianza, tristeza, culpa, rabia, arrepentimiento, vergüenza, remordimiento, negación, ante actos tan despreciables, aborrecibles y trágicos no nos invadan.

¿Pero cómo se ocultaban todos estos casos? algunas autoridades eclesiásticas convencían a las víctimas de no acudir a la justicia y presionaron a las instancias judiciales civiles de evitar las investigaciones, al respecto, se minimizaban los casos y utilizaban eufemismos, nunca utilizaban el término “violación” sino “contacto inapropiado” o “cuestión de límite” se utilizaba personal no calificado para realizar las investigaciones discrecionales, se enviaban a los predadores a “evaluación” a centros de tratamiento psiquiátrico administrados por la iglesia, los informes eran elaborados por los mismos miembros del sacerdocio y se basaban en las declaraciones de los mismos sacerdotes implicados, cuando un sacerdote era destituido no se explicaba el Por qué?, cuando eran descubiertos se les enviaba a un nuevo destino donde nadie supiera que era un abusador de menores, se perdieron expedientes, se guardaban en archivos secretos las quejas y nunca se informó y denuncio los casos a la policía, una verdadera estrategia de ocultamiento, bajo un encubrimiento sofisticado y sistemático prefirieron proteger a los abusadores, la reputación de la institución y su imagen pública, evitando los escándalos, las demandas económicas. En algunos casos aceptaron sus renuncias, pero les permitieron que cobrarán sus pensiones. Persuadían a las víctimas que guardaran silencio.

¿Hay preguntas como cuál sería el efecto traumático en los individuos y en la sociedad? Habría que preguntarse cuál es o fue el impacto en el desarrollo psicológico y psicosexual de las víctimas si entendemos que los actos cometidos fueron forzando la voluntad de ellos, llevando la posibilidad de que ellos pudieran haber replicado dichos actos tanto dentro de su familia, así como en lugares próximos como la escuela, sus centros de estudios o el trabajo.

Otra pregunta de urgencia es cuántos de estos monstruos han recibido el castigo terrenal que se merecen por malograr la vida a estos niños, niñas, adolescentes y traicionar la confianza de los padres de familia que entregaron sus hijos a estas bestias.

Cabe decir que cientos de víctimas como de victimarios para estos momentos ya no se encuentran en este mundo que habitamos, otro tanto ya no vive en Pensilvania es decir se movilizaron a otros estados o países.

No basta elaborar un listado de culpables, sospechosos y publicarla; aunque se presenten pruebas y alegaciones creíbles, la iglesia casi siempre ignorara, dudara, minimizará y olvidará los casos.

Hasta cuándo habrá un espíritu de cuerpo que cubra estas mafias criminales para los cuales no debería haber inmunidad que se convierta en impunidad, deberían ser entregados a la justicia civil, común, pues son actos criminales convertidos por seres humanos comunes, pervertidos, que bajo el amparo de una sotana y de la Iglesia que se reserva el derecho de trasladar sus casos a su propio Código Canónico aplicando su justicia eclesiástica, de acuerdo a la gravedad de los hechos, pudiendo ser desde enclaustramientos en la iglesia, apercibimientos leves y en otros casos nunca hubo interés en profundizar en los casos.

Papa Francisco, el Vaticano calificó de criminales estos hechos, por favor deja una huella para que se te recuerde, no más política del avestruz, que no se escondan más los casos bajo la alfombra, que las escuelas e iglesias sean seguras, mantenerlos en el servicio supone un riesgo para la población, existe una responsabilidad de los líderes de iglesia, no más encubrimiento, ni compensaciones económicas para el silencio de las víctimas; nomas traslados rutinarios de una parroquia a otra, nomás cárceles doradas como obligaciones de que permanezcan en casas asignadas por la iglesia para vidas de oración y penitencia, entréguelos como a cualquier criminal, que no suceda lo que se vive hoy en Chile, Escocia, Boston y en otros tantos países o estados que las personas se van alejando de la fe y renegando de la falta del fraude de la justicia.

El presente no es un escrito contra la fe cristiana, sino por la justicia contra pedófilos, criminales que se disfrazan de ovejas siendo lobos. Parece que estamos asistiendo a los últimos tiempos de fe del individuo ya que en ellos habrá tal extravío que habrá esto y muchas cosas más nauseabundas.

Este capítulo con referencia a los escándalos sexuales no está cerrado, sino que recién se abre al conocimiento público, para algunos que pensábamos que estas historias pasaban en otros lugares nos ha ubicado demostrándonos la verdad que pasa en todos lados y quizá más cerca de lo que usted y yo pensamos.

El informe resultó en cargos contra dos clérigos, un cura se declaró culpable, pero la gran mayoría de los casos son demasiado antiguos para ser enjuiciados ni juzgarlos, más de cien agresores han fallecido, algunos murieron con la gloria de seguir ordenados como sacerdotes, porque la orden del sacerdocio es para siempre; o no pudieron ser procesados por que los delitos prescribieron, pero no los traumas. En Pensilvania se tiene un Estatuto de limitación el cual impide que si las víctimas de abuso sexual tienen más de treinta años puedan declarar en contra de la iglesia, las víctimas menores de edad solo tiene hasta los treinta años para presentar demandas civiles y hasta los cincuenta para presentar cargos criminales. En la mayoría de los casos casi todo ha prescrito.

Si el seno de la iglesia conocía estas prácticas, son responsables no solo de no hacer nada, sino de esconder los casos durante décadas, mostrarse tolerantes y proteger a los culpables.

La traducción en Inglés de este artículo no fue proveída.
The English translation of this article was not provided.