¿Tienes miedo acerca de la nueva ley de Trump de Carga Pública?

por Jose Enrique Perez

No deberías, todavía. Personalmente, no creo que las cortes van a permitir que la nueva ley entre en efecto. En Agosto del 2019, el gobierno de Trump anunció cambios finales a la ley de carga pública para determinar si una persona aplicando por admisión o por ajuste de estatus es inadmisible para entrar a los Estados Unidos. Bajo la política anterior de muchísimos años, el gobierno federal podía negar la entrada a individuales viniendo a los Estados Unidos o ajustando estatus a Residente Permanente (tarjeta verde) si se determina que la persona podría convertirse en una carga pública. Es importante tener en cuenta que la ley final de carga publica va a entrar en vigencia el 15 de Octubre de 2019. Sin embargo, hay muchos casos en las cortes actualmente tratando de impedir que entre en efecto.

¿Que dice la ley actual? En este momento, los oficiales de inmigración deciden carga publica mientras que evalúan diferentes factores para determinar si un aplicante para hacerse residente o una persona tratando de entrar a los Estados Unidos en algunos tipos de visas podrían convertirse principalmente dependiente en ayuda del gobierno.

Para decidir si una persona seria una carga pública, los oficiales de inmigración revisan muchas cosas, pero principalmente la “declaración jurada del patrocinador”, que es un contrato entre el patrocinador o sponsor del inmigrante, el cual indica que el sponsor se hace financieramente responsable. Otro factor es si el inmigrante ha usado ayuda en efectivo (Como TANF, o también conocido como Welfare o SSI).

Los beneficios recibidos por los miembros de la familia del inmigrante no son considerados, así como tampoco cuidados médicos de emergencia o alivio por desastres. Adicionalmente, el Medicaid que lo reciban los menores de 21 años o cuando se está embarazada no va a ser considerado.

Aquellas personas buscando entrar a los Estados Unidos aplican en los consulados en el exterior. En esos consulados, los oficiales usan el Manual de Procedimientos Extranjeros (FAM por sus siglas en Ingles) como guía en como tomar las decisiones y como investigar a los sponsors.

¿Cuál es la nueva ley? Ahora, en lugar de determinar si un aplicante podría convertirse en dependiente de ayuda del gobierno, la nueva regla define carga pública como una persona que recibió cualquier beneficio público por más de 12 meses en un periodo de 36 meses. Cada beneficio se utiliza para sacar la cuenta de los 12 meses. Por ejemplo, si la persona recibe 2 tipos de beneficios en un mes, eso cuenta como 2 meses de uso de beneficios. Es importante recordar que el hecho de haber recibido beneficios públicos es solo un factor en la determinación de carga pública.

El uso de beneficios pagados por el gobierno en la salud, nutrición, y programas de vivienda no son actualmente considerados como factores negativos para los propósitos de carga pública. La nueva ley de carga publica expande la carga pública y ahora va a incluir Medicaid, SNAP o cupones de alimentos, Sección 8 para asistencia de vivienda, cualquier ayuda de dinero, lo cual incluye no solo TANF y SSI, sino también cualquier programa estadal o local de asistencia, todos absolutamente todos estos podrían hacer a una persona inadmisible por incurrir en carga pública.

La ley permite que los oficiales de inmigración incluso consideren la habilidad de hablar Inglés (factor positivo) o el no poderlo hacer (factor negativo), condiciones médicas y disponibilidad de seguro privado de salud y el uso pasado de solicitudes de inmigración pidiendo no pagar los impuestos de las formas. La nueva ley requerirá a los inmigrantes a incluir una Declaración de Suficiencia Personal cuando se esté aplicando por una tarjeta de residente además de muchas de las otras formas que se necesitan.

La nueva ley crea “factores negativos de peso” (haber recibido beneficios públicos por 12 meses en un agregado de los últimos 36 meses) y algunos “factores positivos de peso” (tener un ingreso de salario de por lo menos el 250% de la línea de pobreza federal).

Fianzas pueden ser presentadas a los oficiales de inmigración para evitar ser considerado una carga pública.

Muy Importante: La nueva regla entrará en efecto solo para aquellas aplicaciones que sean enviadas después del 15 de Octubre de 2019 (no aquellas pendientes o mandadas antes de esa fecha). También, la nueva regla no aplica a otros inmigrantes o a aquellas personas que se quieren hacer ciudadanos.

Debes recordar que mis artículos, y en particular la intención de este artículo no es darte consejo legal; al contrario, fue redactado con la intención de guiarte acerca de las posibilidades de nuevas políticas migratorias. Además, este artículo no identifica o explica todos los posibles problemas que se puedan presentar en un caso ante de la corte de inmigración, ante USCIS, o ante ICE. Cada caso tiene hechos particulares y específicos que por lo tanto podrían determinar o arrojar diferentes resultados.

Yo represento a personas en casos de inmigración. Si tienes alguna pregunta acerca de un caso de inmigración, por favor no dudes en llamarme al teléfono (315) 422-5673, me puedes enviar un fax al (315) 466-5673, o puedes enviarme un correo electrónico a joseperez@josepereztuabogado.com. Mi nueva oficina está localizada en el 659 West Onondaga Street, Piso de Arriba, Syracuse, New York 13204. ¡¡¡También tenemos oficinas en Buffalo y Rochester!!! Recuerda buscar mi artículo en la próxima edición del mes de Noviembre.

Scare about Trump’s new Public Charge rule?

by Jose Enrique Perez

Not for the moment. Personally, I don’t think courts will allow the rule to go into effect. In August 2019, the Trump Administration announced a final rule that changes the public charge policies used to determine whether an individual applying for admission or adjustment of status is inadmissible to the U.S. under longstanding policy, the federal government can deny an individual entry into the U.S. or adjustment to legal permanent resident (LPR) status (i.e., a green card) if he or she is determined likely to become a public charge. Please note that the final public charge rule is expected to into effect on October 15, 2019. However, there are many lawsuits seeking injunctive relief against it.

What is the current law? Currently, immigration officers decide public charge by evaluating whether an applicant for a green card or an individual seeking to enter the United States on certain visas is likely to become primarily dependent on the government for support.

To decide whether an individual is a public charge, immigration officers rely on multiple things, but mainly on the “affidavit of support,” which is a contract signed by the immigrant’s sponsor, indicating that the sponsor will financially support the immigrant. Another factor is whether an immigrant has used cash aid (such as TANF, also known as “welfare,” or SSI).

Benefits received by family members of the immigrant are not considered or emergency medical care or disaster relief. Additionally, Medicaid received by applicants while under age 21 or while pregnant are not considered.

Individuals seeking to enter the United States apply at consulates abroad. At the consulates, the officers use the Foreign Affairs Manual (FAM) as guidance on how to make decisions and how to investigate the sponsor.

What is the new rule? Now, instead of assessing whether an applicant is likely to become primarily dependent on the government for income support, the new rule defines a public charge as a person who receives any number of public benefits for more than an aggregate of 12 months over any 36-month period of time. Each benefit used counts toward the 12-month calculation. For instance, if an applicant receives two different benefits in one month, that counts as two-months’ use of benefits. It is important to remember that prior receipt of benefits is only one factor in the public charge test.

Use of publicly-funded health care, nutrition, and housing programs are not currently considered negative factors for purposes of public charge. The rule expands the public charge and now will include Medicaid, SNAP or Food Stamps, Section 8 housing assistance, any cash aid, including not just TANF and SSI but also any state or local cash assistance program, could make an individual inadmissible under the public charge ground.

The rule allows immigration officers to consider English proficiency (positive), or lack of English proficiency (negative); medical conditions and availability of private health insurance; and past use of immigration fee waivers. The rule will require immigrants to attach a Declaration of Self-Sufficiency when applying for a green card in addition to the many forms already required.

The new rule creates “heavily weighted negative factors” (12 months of public benefits in the aggregate over the 36-month period) and a couple “heavily weighted positive factors” (a household income of at least 250% of the federal poverty level).

Bonds are possible where an immigration officer finds inadmissibility based on public charge.

Most Importantly: The new rule will apply to adjustment of status applications postmarked on or after October 15, 2019 (not those pending or postmarked before that date). Also, it does not apply to other immigrants or people seeking to become citizens.

You should remember that this article is not intended to provide you with legal advice; it is intended only to provide guidance about potential immigration policies. Furthermore, the article is not intended to explain or identify all potential issues that may arise in connection with representation before immigration courts, USCIS or ICE. Each case is fact-specific and therefore similar cases may have different outcomes.

I represent individuals in immigration cases. If you have any questions or concerns about an immigration case or potential case, you can call me at (315) 422-5673, send me a fax at (315) 466-5673, or e-mail me at joseperez@joseperezyourlawyer.com. The Law Office of Jose Perez has now moved and is located at 659 West Onondaga Street, Upper Level, Syracuse, New York 13204. Now with offices in Buffalo and Rochester!!! Please look for my next article in the November edition.

Es posible disfrutar del trabajo cada día

Vecinos: información y consejos para nuestras comunidades americanas

Es posible disfrutar del trabajo cada día

Por Germán Velasco

Millones de personas viven incómodamente todos los días trabajando en el empleo equivocado. ¿Por qué se aferran a un trabajo o a una vida que no les satisface?

No existe respuesta aplicable a todos los casos, pero describiré factores que frecuentemente encuentro en clientes que han llegado a no poder tolerar más lo que hacen cada día mientras sienten que les falta fuerza para salir del agujero.

Dos factores comunes: la sensación de comodidad y la familiaridad con lo que ya han venido haciendo por años. Estas dos anclas – que nos amarran en situaciones que desearíamos cambiar – son similares, pero no exactamente lo mismo.

Ambas tienen poder inmovilizador. A mayor familiaridad generalmente hay mayor comodidad y facilidad de hacer un trabajo. Pero muchas veces la persona ya no está cómoda y continúa aferrada a la rutina por temor a salir a un terreno poco familiar. Temor a lo no-familiar, a lo desconocido. Miedo al riesgo o incomodidad que implica el salto a una actividad diferente.

Por otro lado, caminar un poco más para encontrar la vida que mejor se adapte a uno, se traduce en sentir alegría por lo que hacemos todos los días.

Aconsejaba Steve Jobs, fundador de Apple, “Tu trabajo va a ocupar una gran parte de tu vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que crees que es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si aún no lo has encontrado, sigue buscando. No te conformes. Como con todos los asuntos del corazón, sabrás cuando lo encuentres”.

Muchas personas resultan atrapadas en la vida equivocada por ser personas de muchísima afinidad por mantenerse en territorio familiar en todo aspecto en su vida. Vivir siempre en la misma ciudad, frecuentar los mismos amigos, tener sus sitios preferidos para ir a comer o para divertirse (y rara vez considerar otros nuevos), utilizar la misma ruta de camino al trabajo todos los días, no probar nuevas comidas, etc. Estos pequeños hábitos parecen insignificantes pero una vez comprendido el efecto de las pequeñas rutinas, podemos tomar acción para fortalecer nuestra habilidad al cambio y convertirnos en personas capaces de explorar territorios desconocidos en materia de trabajo y otras cosas que hacen a una vida más llena y feliz.

Si le está costando hacer un cambio grande en su vida le sugiero comenzar a ejercitar cambio en cosas pequeñas. Por ejemplo, viajar más, cambiar la decoración de tu casa, ir a caminar por lugares que jamás has caminado en su ciudad, hacer algo totalmente nuevo cada día -preferiblemente algo que le incomode. Una vez que disfrute de las opciones que la vida le ofrece en cosas pequeñas, irá abriendo esa puerta al cambio grande y estará preparado para la incomodidad de la transición que conlleva cambiar de vida. El gran premio es una vida más feliz, que está esperándole.

(Germán Velasco es el Director Ejecutivo de La Mano Amiga, una organización nacional sin fines de lucro cuya misión es proporcionar recursos informativos a los inmigrantes latinos.)

Enjoy Your Work Every Day

Vecinos: information and advice for our American communities

Enjoy Your Work Every Day

By Germán Velasco

Millions of people live uncomfortably every day working in the wrong job. Why do they cling to a job or a life that doesn’t satisfy them?
There is no one answer applicable to all cases, but I will describe factors that I frequently find in clients who have not been able to tolerate what they do every day while, at the same time, they feel they lack the strength to get out of the hole.
Two common factors stand out for me: the feeling of comfort and the feeling of familiarity with what they have been doing for years. These two anchors that tie us up in situations we would like to change are similar, but not exactly the same.
Both have immobilizing power. With greater familiarity usually comes greater comfort and ease in doing a job. But many times, the person is no longer comfortable and continues to cling to the routine for fear of venturing into unfamiliar terrain: Fear of the unfamiliar, the unknown. Fear of risk or discomfort involved in jumping to a different activity.
On the other hand, exploring a little more to find the life that best suits us can translate into feeling joy for what we do every day.
According to Steve Jobs, founder of Apple, “Your work will occupy a large part of your life, and the only way to be really satisfied is to do what you think is a great job. And the only way to do a great job is to love what you do. If you haven’t found it yet, keep looking. Don’t settle. As with all matters of the heart, you’ll know when you find it.”
Many people are trapped in the wrong life because of their commitment to staying in familiar territory. They may always live in the same city, spend time with the same friends, have their favorite places to eat or to have fun (and rarely consider new ones), use the same route on the way to work every day, not try new foods, etc. These little habits seem insignificant, but once we understand the effect of small routines, we can take action to strengthen our ability to change and become people capable of exploring unknown territories.
If you are having trouble making a big change in your life, I suggest you start introducing change in small ways. For example, travel more, change the décor in your house, go for a walk in an unfamiliar neighborhood in your city. Do something totally new every day – preferably something that makes you uncomfortable. Once you enjoy the options that life offers you in small things, you’ll open that door to big change, and you’ll be ready for the discomfort of the transition that comes with transforming your life. The grand prize is the happier life that’s waiting for you.

(Germán Velasco is the Executive Director of La Mano Amiga, a national nonprofit organization dedicated to providing informational resources to Latino immigrants.)

Take Care of Your Mental Health

Vecinos: information and advice for our American communities

Take Care of Your Mental Health

by Ellen Lee Alderton

When health threats such as AIDS, cancer, or diabetes receive so much public attention, you may not realize that mental illnesses are actually much more common than any of these other diseases. According to the National Institute of Mental Health, one out of five adults in the United States will experience a mental disorder each year. Conditions such as schizophrenia, bipolar disorder, depression, and anxiety can strike anyone at any time – regardless of how old you are, what country you come from, or how much money you have. It’s also important to remember that mental illnesses are no one’s fault; they are biological brain disorders.

The symptoms of mental illness can be devastating not only for those afflicted, but also for their family members and loved ones. Mental illnesses can strike their victims with delusions, hallucinations, panic attacks, or hopelessness and despair – causing suffering and disrupting lives.

Sadly, in the Latino/Hispanic community, this story can be even worse. Stressors such as leaving one’s country behind, leaving behind a situation of violence, not knowing the new culture, intergenerational tension in immigrant families, and poverty can all make mental health problems worse. For these reasons, the Department of Health and Human Services and the National Institute on Drug Abuse report that Latino/Hispanics in this country tend to experience higher rates of depression, distress, PTSD, substance abuse, and other mental health conditions.

But it’s important to remember that there’s hope. With the proper medical attention, mental illnesses can be treated – but they won’t go away by themselves. If you or a loved one is experiencing symptoms of a mental illness, it’s important to go see a doctor. A psychologist or a psychiatrist can prescribe medications or recommend a therapist to help with the problem.

Ana Lazu, a mental health promotora and one-time Executive Director of Latinos Unidos Siempre in Connecticut, says that when she began her own struggles with mental health problems, she faced a “double stigma.” There was the challenge of having a mental illness and the challenge of confronting this illness as a Latina. “Within the Hispanic community,” she says, there was the attitude that you don’t talk about psychology; you may go to your priest, family members or espiritista for help, but you would never visit a doctor or take medication.”

Yet visiting a doctor or taking medication can be life changing. In this month, as the United Nations recognizes World Mental Health Day, be sure to take care of your own mental health or the mental health of a loved one. If you need help, don’t try to go it alone.

(Ellen Lee Alderton is Director of Education for La Mano Amiga, a national nonprofit organization providing informational resources to Latino immigrants.)

Cuide su salud mental

Vecinos: información y consejos para nuestras comunidades americanas

Cuide su salud mental

por Ellen Lee Alderton

Cuando las amenazas a la salud como el SIDA, el cáncer o la diabetes reciben tanta atención pública, es posible que no se dé cuenta de que las enfermedades mentales son en realidad mucho más comunes que cualquiera de estas otras condiciones. Según el Instituto Nacional de la Salud Mental, uno de cada cinco adultos en los Estados Unidos experimentará un trastorno mental cada año. Las afecciones como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión y la ansiedad pueden afectar a cualquier persona en cualquier momento, independientemente de la edad que tenga, de qué país venga o cuánto dinero tenga. También es importante recordar que estas enfermedades no son culpa de nadie; Son trastornos cerebrales biológicos.

Los síntomas de una enfermedad mental pueden ser devastadores no solo para los afectados, sino también para los miembros de su familia y sus seres queridos. Las enfermedades mentales pueden golpear a sus víctimas con delirios, alucinaciones, ataques de pánico o desesperanza y desesperación, causando sufrimiento e interrumpiendo vidas.

Lamentablemente, en la comunidad Latina / Hispana, esta historia puede ser aún peor. Los factores estresantes como dejar atrás el país, dejar atrás una situación de violencia, no conocer la nueva cultura, la tensión intergeneracional en las familias inmigrantes y la pobreza pueden empeorar los problemas de salud mental. Por estas razones, el Departamento de Salud y Servicios Humanos y el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas informan que los Latinos / Hispanos en este país tienden a experimentar tasas más altas de depresión, angustia, trastorno de estrés postraumático, abuso de sustancias y otras afecciones de salud mental.

Pero es importante recordar que hay esperanza. Con la atención médica adecuada, las enfermedades mentales pueden tratarse, pero no se irán por sí solos. Si usted o un ser querido está experimentando síntomas de una enfermedad mental, es importante que vaya al médico. Un psicólogo o un psiquiatra pueden recetar medicamentos o recomendar un terapeuta para ayudar con el problema.

Ana Lazu, una promotora de salud mental en Connecticut, dice que cuando comenzó su propia lucha con problemas de salud mental se enfrentó a un “doble estigma”. Hubo el desafío de tener una enfermedad mental y el desafío de enfrentar esta enfermedad como latina. “Dentro de la comunidad hispana”, dice ella, “existía la actitud de que no se habla de psicología; puede acudir a su sacerdote, familiares o espiritista para obtener ayuda, pero nunca visitaría a un médico ni tomaría medicamentos.”

Sin embargo, visitar a un médico o tomar medicamentos puede cambiar la vida. En este mes, mientras las Naciones Unidas reconocen el Día Mundial de la Salud Mental, asegúrese de cuidar su propia salud mental o la salud mental de un ser querido. Si necesita ayuda, no intente hacerlo solo.

(Ellen Lee Alderton es la Directora de Educación de La Mano Amiga, una organización nacional sin fines de lucro cuya misión es proporcionar recursos informativos a los inmigrantes latinos.)

Testigo de Violencia de Pistola

por Miguel Balbuena

El 21 de septiembre fui a la Biblioteca Betts Branch, en el 4862 de la Calle Salina del Sur, para ver la película “La vida Secreta de las Mascotas 2″ en la pantalla grande. La película comenzó puntualmente a las 2:30 p.m. y tuvo un tiempo de duración de 86 minutos. Luego, aprovechando que todavía era verano y que el clima era agradable, decidí hacer una vigorosa caminata desde el Valle, el vecindario donde se encuentra la biblioteca, hasta el Cafe Kubal, en el 401 de la Calle Salina del Sur, en el centro de Syracuse, a fin de llegar a tiempo antes que cerrara a las 7:00 p.m.

Aproximadamente a las 4:50 p.m., escuché “Pop, pop, ¡pop!” en rápida sucesión, mientras caminaba hacia el norte por la vereda a la derecha, alrededor de a mitad de camino de la cuadra 1800 de Calle Salina del Sur, antes de su intersección con la Avenida McLennan. Habiendo sido entrenado a disparar con rifles, pistolas y otras armas en la Reserva del Ejército por períodos dentro de cuatro años, supe que estos tres fuertes ruidos no podían haber sido causados por cohetes. Mi conclusión fue confirmada cuando tuve una visual. Vi las ventanas delantera y trasera del lado del pasajero de un sedán blanco partidas en pedazos y el conductor sangrando e inclinándose inconsciente sobre el volante.

El vehículo estaba saliendo de la pista de entrada al complejo de apartamentos conocido como Ashley Arms cuando el automovilista fue perforado. Me daba la sensación que su pie había seguido pisando sobre el pedal del acelerador cuando el automóvil, en cámara lenta, terminó de salir de esta pista de entrada y entró en la pista de entrada del frente en la Calle Salina del Sur, donde se detuvo cuando chocó con la parte delantera de una camioneta negra estacionada allí.

Yo era el único peatón en las veredas de esta cuadra al momento de este incidente y me pareció que ninguno de los ocupantes de los autos que pasaban se dieron cuenta del tiroteo ya que no disminuyeron la velocidad, y mucho menos se detuvieron. Me daba la sensación que los tiros fueron dispararon desde larga distancia desde un punto detrás de mi espalda, es decir, no dentro de mi campo de visión. En ese momento
no estaba seguro de si el perpetrador o los perpetradores seguirían disparando o si había pasajeros en el automóvil que dispararían en retorno. La concientización situacional me aconsejó pararme estáticamente hasta que no fuera peligroso proseguir.

Una peatona caminó hacia el sur en un estado similar al de una zombi, con la cabeza mirando hacia la
pantalla de su teléfono inteligente. No le pasó nada, lo cual me indicó en términos inequívocos que ahora era seguro continuar con mis asuntos. En corto tiempo, aparecieron cuatro patrulleros del Departamento de Policía de Syracuse, una camioneta de los servicios médicos de emergencia del Departamento de Bomberos
de Syracuse y dos vehículos de la compañía Respuesta Médica Americana. Uno de ellos transportó a la víctima, en estado crítico, al Hospital de la Universidad Médica Upstate.

Como no pude ver ningún detalle que hubiera podido ser útil para los agentes de la ley, hubiera sido inapropiado para mí hacerles desperdiciar su valioso tiempo durante este trágico momento. Estoy confiado en que los análisis balísticos y forenses realizados por la División de Investigaciones Criminales del DPS le proporcionarán información más relevante.

La noche antes de presenciar el tiroteo había visto dos películas seguidas: “Rocketman” y “Shaft”. “Rocketman” era sobre la vida y la carrera del músico Elton John; “Shaft” trataba sobre las hazañas del apresurado vigilante John Shaft, quien dejó a su paso cantidad de vidrios rotos, sangre y asesinatos espantosos, y otras consecuencias de violencia gratuita.

La escena en la Calle Salina del Sur me recordó más a “Shaft” que a “Rocketman”, con la diferencia de que no parecía ser el efecto de la acción de un vigilante. En cambio, tiene las marcas de ser una ronda más de una pelea territorial entre pandillas rivales por el control del territorio de distribución en el Lado del Sur de Syracuse.

La Calle Salina del Sur es una vía principal bien transitada en Syracuse y, como tal, es lógico verla como uno de los lugares más seguros de la ciudad. Sin embargo, el 10 de septiembre y el 18 de febrero, tres personas en total fueron baleadas en su cuadra 2000, cerca de la Avenida Wood, dos cuadras más abajo de la ubicación del incidente más reciente. Un varón resultó herido en el ataque del año pasado; un hombre y una mujer fueron heridos en el ocurrido cinco meses después. La mujer murió en un hospital como resultado. Luego, el 22 de mayo, una dama recibió un disparo en la cuadra 4300 de la Calle Salina del Sur.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y literario (en los géneros de ficción y no ficción).