Your Low-Plastic Life

September 2019
Vecinos: information and advice for our American communities

by Ellen Lee Alderton

By now, you’ve probably heard that plastics are flooding into our oceans. In fact, some scientists estimate that by the year 2050 there will be more tons of plastic than sea life in the world’s waters.

And sadly, although it can make us feel better to know that we’re sorting our plastics and placing them in the recycling bin, the story is actually more complicated than that. In the past, the United States shipped most of its used plastic to China to be recycled. Since March of this year, however, Beijing has stopped accepting this waste, leaving our country with the question, what do we do with all this non-biodegradable material? This question is critical, because it takes a piece of plastic, on average, 1,000 years to decompose.

One important step we can all take is to reduce our personal consumption of plastics. Some of the ways to do this can be simple: buying the peanut butter or olive oil at the grocery store that comes in the glass container or picking up a half-gallon of milk that comes in a cardboard carton. These products can be a little more expensive, but our children and our grandchildren will thank us. Other simple things we can all do are to use aluminum foil instead of plastic wrap and to buy a reusable aluminum or glass water bottle and keep it handy. Reusable shopping bags, as well, can mean that at least part of our weekly grocery shopping does not find its way to the landfill.
Other ways to cut back on plastics may not be as obvious. Let’s explore our bathrooms, for example. The average bathroom harbors plastic bodywash and shampoo bottles, plastic toothbrushes and razors, and even plastic dental floss and toothpaste in plastic containers. If you think these uses of this decidedly environmentally unfriendly substance are unavoidable, think again. Try searching on Google for “plastic-free toothpaste” or “plastic-free dental floss” and you’ll find many options to choose from. Some of these may even be better priced than what you would buy at the drug store. You can also find wooden toothbrushes, wooden and aluminum soap holders, and even wooden toilet brushes. One of my favorite eco-friendly products is Bim Bam Boo toilet paper, which can be ordered on Amazon for roughly the same price as other brands of toilet papers.

The Environmental Protection Agency reports that American consumers create more than 14 million tons of plastic waste each year from containers and packaging alone. It doesn’t need to be this way. When our grandparents were growing up, consumers used glass, wood, metal and waxed paper. We can go back to these products again today, and you can play a critical role in making this transition happen. When you choose plastic-free products, you are voting with your consumer dollar. The less you buy plastics, the less retailers will want to create products from this material. The sum of all of our individual choices can make a big difference.

Ellen Lee Alderton is the Director of Education of La Mano Amiga, an educational nonprofit organization based in Colorado.

Su vida baja en plástico

Septiembre 2019
Vecinos: información y consejos para nuestras comunidades americanas

por Ellen Lee Alderton

A estas alturas, probablemente haya escuchado sobre cómo los plásticos están inundando nuestros océanos. De hecho, algunos científicos estiman que para el año 2050 habrá más toneladas de plástico que vida marina en las aguas del mundo.

Y tristemente, aunque puede hacernos sentir mejor saber que estamos clasificando nuestros plásticos y colocándolos en la papelera de reciclaje, la historia es en realidad más complicada. En el pasado, Estados Unidos envió la mayor parte de su plástico usado a China para su reciclaje. Sin embargo, desde marzo de este año, Beijing ha dejado de aceptar estos desechos, lo que deja a nuestro país con la pregunta, ¿qué hacemos con todo este material no biodegradable? Esta pregunta es crítica, porque toma un pedazo de plástico, en promedio, mil años para descomponerse.

Un paso importante que todos podemos tomar es reducir nuestro consumo personal de plásticos. Algunas de las formas de hacer esto son simples: podemos comprar mantequilla de maní o aceite de oliva en un recipiente de vidrio, o podemos recoger la leche que viene en una caja de cartón. Estos productos pueden ser un poco más caros, pero nuestros hijos y nietos nos lo agradecerán. Otras cosas simples que todos podemos hacer es usar papel de aluminio en lugar de envoltura de plástico y comprar una botella de agua reutilizable de aluminio o vidrio y tenerla a mano. Las bolsas de compras reutilizables también pueden significar que al menos parte de nuestras compras semanales no llegan al vertedero.

Otras formas de reducir el plástico pueden no ser tan obvias. Exploremos nuestros baños, por ejemplo. El baño promedio alberga botellas plásticas de lavado corporal y champú, cepillos de dientes y maquinillas de afeitar de plástico, e incluso pasta e hilo dental en recipientes de plástico. Si cree que estos usos de este material ecológicamente hostil son inevitables, piense de nuevo. Intente buscar en Google en inglés “plastic-free toothpaste” o “plastic-free dental floss” y encontrará muchas opciones para elegir. Algunos de estos incluso pueden tener un mejor precio que lo que compraría en la farmacia. También puede encontrar cepillos de dientes de bambú, jaboneras de madera y aluminio, e incluso escobillas de baño de madera. Uno de mis productos ecológicos favoritos es el papel higiénico Bim Bam Boo, que se puede pedir en Amazon por aproximadamente el mismo precio que otras marcas.

La Agencia de Protección Ambiental informa que los consumidores estadounidenses crean más de 14 millones de toneladas de desechos plásticos cada año solo a partir de contenedores y embalajes. No tiene por qué ser así. Cuando nuestros abuelos crecían, los consumidores usaban vidrio, madera, metal y papel encerado. Hoy podemos volver a estos productos nuevamente, y usted puede desempeñar un papel fundamental para que esta transición suceda. Cuando elige productos sin plástico, vota con su dólar de consumo. Cuanto menos compre plásticos, menos minoristas querrán crear productos a partir de este material. La suma de todas nuestras elecciones individuales puede marcar una gran diferencia.

Ellen Lee Alderton es la Directora de Educación de La Mano Amiga, una organización educativa sin fines de lucro con sede en Colorado.

Podemos ser más inteligentes

Septiembre 2019
Vecinos: información y consejos para nuestras comunidades americanas

por Germán Velasco

¿Será algo verdaderamente relacionado con la capacidad humana de comprender algo más rápida, clara y profundamente? Comencé a investigar la Inteligencia Cultural (abreviado CQ) y me encontré leyendo información de Psicología, Antropología y Sociología. Estas disciplinas—en alguna parte—estudian la influencia de la cultura en el ser humano. Esto se convirtió en una fascinante exploración.

A estas alturas puedo asegurar que CQ es verdadera inteligencia y quizá la más útil. Está accesible a todos. Podemos ser más inteligentes si deseamos. Para entender CQ, primero, es importante comprender el impacto de eso llamado “Cultura”. La mejor forma de explicarlo es imaginando que una cultura es una burbuja transparente, invisible a los ojos, pero real. La misión de la burbuja es agrupar seres humanos, no importando donde se encuentren. Esta burbuja no tiene forma específica ni limite en tamaño.
Como ejemplo hablemos de una burbuja que agrupa las estudiantes adolescentes mujeres de una escuela. Ahora imaginemos otra burbuja agrupando a los varones de esa misma escuela. Si usted ha pasado por esas burbujas recordara que en la burbuja donde vivía como adolescente con sus amigos, tenían su propia forma de expresarse, tenían sus propios chistes, palabras claves, historias que nadie más comprendía.

Una persona puede ser parte de la burbuja llamada “hombres”, al mismo tiempo pertenecer a una burbuja más grande llamada “nacionalidad”, mientras pertenece a otras burbujas más pequeñas como el sitio donde trabaja, el deporte que le gusta, y otras. La burbuja de este hombre hace que vea la vida un poco o mucho más distinta que la visión de su esposa, quien ve la vida desde dentro la burbuja “mujeres”, y ambos comparten una visión del mundo desde las burbujas comunes que pueden ser la burbuja “nacionalidad” y la burbuja “padres de familia”.

Cuan poco preciso seria juzgar lo que los de la otra burbuja ven, sabiendo que no conocemos los códigos de esa otra burbuja.

La idea de este ejercicio de las burbujas me sirve para ilustrar que la visión de la realidad—casi ineludiblemente—habrá de ser distinta en cierto grado dependiendo de nuestro punto de vista. Es decir, dependiendo de cual de nuestras burbujas está influenciando nuestra visión, tal como si esa membrana invisible tuviera el efecto distorsionante que tiene un lente.

Inteligencia Cultural es la habilidad de una persona de ver la realidad desde una burbuja, saltar a la siguiente, verla también desde ahí y quizá desde otras más, y poder hacer esto en instantes. Imagínese ahora la diferencia en claridad que tiene la persona con CQ desarrollada versus la persona que solo mira el mundo desde un punto de vista. Quienes han vivido en situaciones distintas en distintas etapas de su vida, tienden a desarrollar mejor CQ. Por eso es altamente recomendable salir de nuestra zona de confort; conocer nueva gente, cambiar de trabajo, vivir en distintos lugares, aprender otro idioma, cambiar de profesión. Todo eso contribuye a mayor CQ. Este mundo necesita de líderes con alto CQ.

German Velasco es el Director Ejecutivo de La Mano Amiga, una organización educativa sin fines de lucro con sede en Colorado.

Boost Your Cultural IQ

September 2019
Vecinos: information and advice for our American communities

by Germán Velasco

Is there something innately human about being able to understand something faster, more clearly and more deeply? I began to look into Cultural Intelligence (abbreviated CQ) and found myself reading texts from psychology, anthropology and sociology. These disciplines — to different degrees — all study culture’s influence on human beings. Delving into these studies quickly became a fascinating adventure for me.

At this point, I can attest to the fact that CQ is true intelligence and, perhaps, the most useful form of intelligence there is. It is accessible to all. We can be smarter if we want. To understand CQ, first it is important to understand the impact of “culture.” Imagine for a moment that a culture is a transparent bubble, invisible to the eyes, but real. The purpose of this bubble is to group people together, no matter where they are. This bubble has no specific shape or size.

As an example, let’s talk about a bubble that groups the female teens in a school. Now, let’s imagine another bubble grouping the boys from that same school. If you have lived in these bubbles in your own life, you remember that in your teenage bubble you and your friends had your own ways of expressing yourselves; you had your own jokes, keywords, and stories that nobody else understood.

A person can be part of the bubble called “men” and, at the same time, belong to a larger bubble called “nationality” – all the while also belonging to other smaller bubbles such as bubbles for the place where he works, the sport he likes, and so on. This man’s bubbles make him see life a little or even much more differently than does his wife, who sees life from within the “women” bubble. Yet both share a worldview from the perspective of the “nationality” and the “parents” bubbles that they have in common.

How precise would our thinking be if we could ascertain what someone from another bubble sees? But how difficult this is, given that we don’t know the codes for that other bubble.

The point of this bubble exercise is to illustrate that our vision of reality—almost inescapably—will have to be different to some extent depending upon our point of view. That is, the bubble of culture influences our vision just as if that invisible membrane had the distorting effect of a lens.

Cultural Intelligence is the ability to see reality from one bubble, jump to the next bubble, see reality from there and then perhaps from other bubbles, and be able to accomplish this feat in an instant. Imagine the difference in perspective between the person with highly developed CQ versus the person who only looks at the world from one point of view. Those who have lived in different situations at different stages of their lives tend to develop better CQ. That’s why I highly recommend reaching out beyond your comfort zone: meet new people, change jobs, live in different places, learn another language, or change professions. All this change will help you to build a higher CQ. And this world needs people—especially leaders—with high CQ.

German Velasco is the Executive Director of La Mano Amiga, an educational nonprofit organization based in Colorado.

La Casita presenta nuevo proyecto: Pa’ la calle

COMUNICADO DE PRENSA
La Casita Cultural Center
109 Otisco St., Syracuse, NY 13204
September 2019
CONTACT: Luma Trilla – Tel. 315-443-2151

La Casita Cultural inaugura el Mes de la Herencia Latina 2019 con un programa enfocado en la cultura urbana, la vida en el barrio, el grafiti, el hip-hop y el reggaetón.

SYRACUSE, NY: La Casita Cultural celebra el Mes de la Herencia Hispana con un gran evento de apertura lleno de música, baile y una nueva exhibición el 13 de septiembre de 2019 comenzando a las 6:00pm. Este evento es gratis y abierto a toda la comunidad. Habrá menú de comida tradicional caribeña y presentaciones en vivo de los grupos de baile Raíces y Domenique’s Dance Creations. La Casita está localizada en la calle Otisco 109, Syracuse NY 13204.

La nueva exhibición titulada “Pa’ la calle” presenta la obra de Bennie Guzmán, un joven artista residente en Syracuse que se abre camino en nuestra comunidad. La recepción de apertura será el evento inaugural del Mes de la Herencia Hispana en La Casita. Al igual que otros programas de exhibiciones pasadas en La Casita, Pa’ la calle establece el tono y tema central para una serie de eventos y programas que examinarán la cultura urbana, la vida en el barrio, el arte callejero, el grafiti, el hip-hop y el reggaetón durante el año académico 2019-2020. “Creo que el arte es la mejor manera de abrir una conversación,” dice Bennie Guzmán. “Y creo que para conversar con la juventud de nuestra comunidad donde el hip hop, el reggaetón y el grafiti son tan prevalentes, ese es el lenguaje que necesitamos.”

“Pa la calle” destaca una colección de pinturas, una serie de retratos que reconocen a latinos y latinas prominentes en nuestra ciudad de Syracuse, personas comprometidas con el desarrollo y bienestar de esta comunidad y que además han sido entusiastas colaboradores en apoyo a los programas de La Casita. Los retratos incluyen a Gregorio Jimenez, director ejecutivo del Near West Side Initiative; Bea González, vicepresidenta de la Oficina de Encuentro Comunitario de Syracuse University; José Miguel Hernández Hurtado, director artístico de La Joven Guardia del Teatro Latino; Hugo Acosta y Marisol Hernández, director y editora en jefe de CNY Latino, entre otras personalidades de esta comunidad.

Guzmán también trabajó con un grupo de adolescentes del Westside y otras comunidades locales para crear un mural inspirado en los sueños y aspiraciones de estos talentosos jóvenes de nuestra comunidad latina. El programa para jóvenes Un equipo-Un sueño de La Liga de Acción Hispana participó en este proyecto que se completó durante el pasado mes de julio este verano.

“Este proyecto busca conectar con nuestra comunidad en una nueva manera,” dijo Guzmán. “Buscamos resaltar todo lo positivo que sale de esta comunidad y desplegarlo para que todo el mundo lo vea.”

El trabajo de Bennie Guzmán como artista está dedicado a compartir las narrativas y vivencias de las comunidades marginadas. Proveniente de San Antonio, Texas, Guzmán tiene un bachillerato de Colgate University en Arte e Historia del Arte, con concentración en “Studio Art” y en inglés. Actualmente trabaja en La Casita, a cargo los medios y comunicaciones.

Letra del Reggaetón

La exhibición precede un panel de discusión titulado “Letra del Reggaeton / Lyrics of Reggaeton” que se llevará a cabo el 16 de octubre a las 6:00pm en La Casita. Este evento será gratis y abierto al público. Un grupo de profesores, estudiantes y DJs locales tendrán un diálogo abierto sobre la controversia que ha generado la letra de las canciones de hip-hop y reggaeton, el impacto global que han tenido estos géneros en la industria de la música, y el indiscutible éxito que han conquistado en los mercados jóvenes a nivel mundial. Los miembros del panel incluyen a los profesores de Syracuse University: Todd Herreman, especialista en industria de la música; David Knapp, expert en el hip-hop árabe; Biko Gray, autor de Breaking Bread, Breaking Beats: Churches and Hip-Hop—A Basic Guide to Key Issues. A ellos se unen Hasan “DJ Maestro”Stephens, director del Good Life Youth Foundation y DJ profesional; Liamna Pestana Roche, estudiante en la Escuela de Música Setnor en S.U., quien hablará de la prohibición del reggaeton en su Cuba natal, y Roberto Pérez, DJ profesional y co-fundador de La Familia de la Salsa.

La Casita presents new exhibit: To The Streets

PRESS RELEASE / COMUNICADO DE PRENSA
La Casita Cultural Center
109 Otisco St., Syracuse, NY 13204
September 2019
CONTACT: Luma Trilla – Tel. 315-443-2151

La Casita Cultural Center kicks off Latinx/Hispanic Heritage Month 2019 with an exhibition program that explores urban culture, life in the barrios, graffiti, hip-hop, reggaeton, and the inner city Latinx communities.

SYRACUSE, NY: La Casita Cultural Center celebrates Hispanic Heritage Month with a grand opening full of music, dance and a new exhibit on September 13, 2019, starting at < 6:00pm. Admission to the event is free and open to the public. A traditional Caribbean menu and refreshments will be served. Opening will include special performances by Raíces dance troupe, and by Dominque’s Dance Creations. La Casita Cultural Center is located at 109 Otisco St, Syracuse NY, 13204.

A new exhibition titled “Pa’ La Calle” (To the Streets), presents the work of Syracuse-based, up and coming artist Bennie Guzmán. The opening reception will be the kick- off event for the 2019 Latinx/Hispanic Heritage Month commemorative program at La Casita. As with previous annual exhibitions at La Casita, Pa’ la calle sets the central theme for a series of events and programs that will examine urban cultures, life in the barrio, street art, graffiti, hip-hop and reggaeton throughout the 2019-20 academic year. “I believe that art is the best way to start a conversation,” says Guzmán. “And I believe that for the youth in this community, where Hip-Hop, reggaeton and graffiti art are so prevalent, this is the language we need to use in order to have that conversation.”

“Pa’ la calle / To The Streets” features a collection of paintings, a series of portraits that recognize prominent Latinos and Latinas of Syracuse who are committed to the continued development and well-being of this community and who are enthusiastic partners in support of La Casita’s programs. Portraits include Gregorio Jimenez, executive director of the Near Westside Initiative; Bea Gonzalez, vice president of Community Engagement at Syracuse University; José Miguel Hernández Hurtado, artistic director of La Joven Guardia del Teatro Latino; Hugo Acosta and Marisol Hernández, publisher and editor in chief of CNY Latino, among other members of this community.

Guzmán also worked with a group of teens from the Westside and other local communities to create a mural inspired by the dreams and aspirations of these young talents in our Latinx community. The Spanish Action League’s One Team-One Dream youth program partnered in this project that was completed over the month of July this summer.
“This project is about engaging with our community in new ways,” said Guzman. “It’s about taking all the positive things that come from this community and putting them on display for everyone to see.”

Bennie Guzman’s work as an artist is dedicated to sharing the narratives and lived experiences of marginalized communities. He was born and raised in San Antonio, Texas and received a B.A. from Colgate University in Art & Art History, specializing in Studio Art and English. He is currently a member of the staff at La Casita in charge of media outreach and communications.

Lyrics of Reggaeton

The exhibition opening will be followed by a panel discussion titled “Letra del Reggaeton / Lyrics of Reggaeton” on October 16 starting at 6:00pm at La Casita. Admission will be free and open to the public. A group of SU scholars, faculty, students and local DJs will have an open dialogue about the controversial nature of hip-hop and reggaeton lyrics, the global impact on these genres in the music industry, and its undisputed success in conquering young markets in almost every culture worldwide. Panelists will include Syracuse University professors Todd Herreman, specialist in Music Industry; David Knapp, expert on Arab Hip-Hop; Biko Gray, author of Breaking Bread, Breaking Beats: Churches and Hip-Hop—A Basic Guide to Key Issues. They will be joined by Hasan Stephens, Director of Good Life Youth Foundation and professional DJ; Liamna Pestana Roche, student at Setnor School of Music who will talk about the ban on Reggaeton in her native Cuba, and Roberto Pérez, professional Latin music DJ and co-founder of La Familia de la Salsa.

Fiesta Hacienda Santuario

por Linda Lebedovych
Proveído por Linda DeStefano
traducido al español por Rob English.

Tuve el privilegio de asistir a mi tercer baile ranchero anual en la Hacienda Santuario en Watkins Glen, New York, una reunión de amantes de los animales, vegetarianos y veganos oriundos de todo el país. El cofundador de este santuario es Gene Bauer, una figura icónica que hace años vendía salchichas veganas de una camioneta VW en los conciertos de Grateful Dead antes de que “vegano” se convirtiera en una palabra común.

El evento incluye música y baile.

También incluye presentaciones de autores, trabajadores de mataderos que espían en donde trabajan, médicos, expertos en lo del ambiente, y otros promotores y agitadores que cambian los conceptos del mundo sobre comer carne. Tres autores nos presentaron; Nil Zacharias (autor de Eat for The Planet), Carol Adams (autora de The Sexual Politics of Meat, Living Among Meat Eaters and Protest Kitchen) y Katie Gillespie (The Cow with Ear Tag #1389 and other Stories). Me encantaría hablar sobre algunas de estas conferencias en el próximo evento social vegano de People for Animal Rights (PAR). No hace falta decir que regresé a casa llevando algunos libros nuevos.

La sesión comenzó con el orador Dominick Thompson, un caballero afro-americano que pasó tres años aprisionado por venta de drogas. Creció en una comunidad muy pobre a la que llamó un desierto alimentario. En otras palabras, su comunidad solo tenía tiendas de comida rápida y tiendas de conveniencia dentro de un radio de 2 millas, por lo que casi no había acceso a verduras y frutas ya que Thompson no era dueño de un automóvil. En la prisión comenzó a empatizar con los animales enjaulados que fueron puestos en jaulas sin haber hecho nada mal. Por respeto a estos animales indefensos, él comenzó a cambiar sus porciones de carne por la porción de vegetales de otros prisioneros. Esto no lo detuvo para que se convirtiera en un atleta muy musculoso. Al verse liberado, ayudó a su comunidad con sus elecciones alimentarias, y fundó una compañía de ropa llamada Crazies and Weirdos. Sus camisetas tienen el logo: “Come lo que comen los elefantes”. Brinda asesoramiento nutricional a comunidades menos ricas y a cualquier persona interesada en el estilo de vida vegano. También está incluido en VEG NEWS como uno de los siete hombres veganos de color que recomiendan a seguir en Instagram.

Una de las activistas más jóvenes es Genesis Butler, una chica de color de 13 años que nos habló sobre su epifanía mientras comía nuggets de pollo, y cómo llegó a rechazar la típica dieta estadounidense a los 10 años. Está aprendiendo a protestar eventos y convertirse en uno de los defensores públicos más jóvenes en los medios de comunicación. Ella influye tanto a jóvenes escolares como a adultos.

Estos son solo algunos de los aspectos más destacados de la fiesta, y la experiencia invaluable para mí incluye conocer a otras personas de ideas afines y las deliciosas comidas veganas que estaban más allá del delicioso, y “tiempo para los animales”: a recorrer e interactuar con los cientos de animales salvados por la granja.

Este grupo opina muy fuerte que la justicia social para todos esté siempre a la vanguardia.

El próximo evento es la Celebración de los Pavos el sábado 16 de noviembre con la ceremonia de alimentación a los pavos de allí y la encantadora cena vegana de Acción de Gracias junto con una subasta silenciosa y más presentaciones. Vea FarmSanctuary.org para más detalles y más eventos.

En el área de Syracuse, hay muchas oportunidades para probar comida vegana y socializar con otros, tal como con People for Animal Rights o Syracuse Vegan Meetup o VeganCNY.

Linda Lebedovych es miembro de People for Animal Rights (PAR). Puede comunicarse con PAR en people4animalrightscny@gmail.com o (315)488-PURR (8 a.m. a 10 p.m.) o P.O. Box 15358, Syracuse, NY 13215-0358.
Llegue a Syracuse Vegan Meetup en https://www.meetup.com/syracusevegans/
Llegue a VeganCNY en vegancny.org