Jóvenes Héroes

por Elizabeth Ammirato 

El Premio Gloria Barron para Jóvenes Héroes celebra a jóvenes inspiradores y caritativos a través de todas partes de América del Norte. Establecido en 2001 por el autor T.A. Barron, el Premio Barron anualmente rinde homenaje a un grupo diverso de 25 líderes jóvenes destacados entre 8 a 18 años que han creado un impacto significativamente positivo ya sea con personas o con el medio ambiente. Quince ganadores principales reciben cada uno $10,000 para apoyar su trabajo comunitario o su educación universitaria. Para más información visite www.barronprize.org

Aquí hay algunos de los ganadores recientes del Premio Gloria Barron para Jóvenes Héroes:

Alex Mancevski, de 17 años, de Austin, Texas, fundó una organización sin fines de lucro que trabaja para erradicar las enfermedades evitables especialmente la Diabetes Tipo 2 pediátrica y la obesidad. En los últimos dos años, ha reclutado 150 estudiantes voluntarios de seis escuelas secundarias locales para servir como mentor a 1,500 niños cada mes en 20 escuelas primarias. Sus voluntarios actúan como maestros de ciencia para estudiantes desatendidos, promoviendo conciencia sobre la salud y la enseñanza del material necesario para que los niños participen en ferias de ciencias – un elemento básico del plan de estudios de cuarto y quinto grado en todo el país, pero una oportunidad que muchos estudiantes de bajos ingresos no reciben.

Armando Pizano, de 18 años, de Chicago, Illinois, creó un programa de tutoría en Chicago para brindar estudiantes en comunidades de escasos recursos con tutoría semanal gratuita después de escuela. Su organización sin fines de lucro une a estudiantes de la primaria con tutores en buena posición académica de la secundaria. Durante el año escolar pasado, su programa emparejó a 100 tutores de cinco escuelas secundarias con más de 300 estudiantes a través de la ciudad de Chicago. Criado en el sur de Chicago, Armando cree que los altos niveles de delincuencia, violencia de pandillas, y pobreza que a menudo caracterizan su barrio conocido como El Barrio de Las Empacadoras proviene de la falta de apoyo académico y la escasez de modelos a seguir. Su programa de tutoría enfrenta a ambos temas sociales.

Mercedes Thompson, de 17 años, de Baltimore, Maryland, co-fundó una organización para reducir la basura y la contaminación plástica en su ciudad en la bahía de Chesapeake. En el último año, su organización de más de 500 estudiantes, muchos de ellos jóvenes de color, han convencido a la Ciudad de Baltimore a que apruebe una prohibición de los envases de espuma de poliestireno. También han convencido a las escuelas públicas de Baltimore a que cambien a bandejas de almuerzo compostables. Mercedes y su co-fundadora comenzaron su labor comunitario hace dos años después de enterarse de que Baltimore incinera la mayor parte de su basura, incluidos los plásticos, la cual libera químicos tóxicos al aire. También estaban cansadas ​​de ver las bandejas de almuerzo de su escuela flotando en las aguas del puerto interior de Baltimore. Las chicas decidieron tomar acción.

 

 

Comments are closed.