El origen de las vacaciones del verano no es lo que piensas

por Maximilian Eyle

Niños por todos lados de los EE.UU. están de vacaciones durante el verano. Los maestros están aliviados, los estudiantes están eufóricos, y los padres están intentando desesperadamente a encontrar un nuevo lugar para enviar a sus hijos para que no pasen el resto del verano corriendo sobre la casa. Es una tradición que ha existido hace más que un siglo, pero la mayoría de gente está equivocada sobre su origen.

La teoría más popular es que las vacaciones de verano salen de la época cuando la mayoría de gente eran granjeros y la economía era agraria. Porque los padres necesitaban que sus hijos les ayudaran en los campos – la escuela tenía que parar durante los meses del verano. Pero esa teoría no tiene mucho sentido cuando piensas en las realidades de las granjas. Los dos momentos más ocupados pasan en la primavera, (cuando se plantan las semillas), y en el otoño, (cuando se cosechan los cultivos). Nuestro sistema actual tiene escuela obligatoria durante esos tiempos. ¿Entonces porque tenemos vacaciones del verano? La verdad tiene que ver con la temperatura, y la subida de las poblaciones de las ciudades que pasó en el fin del siglo 19º.

Durante los años 1800, asistir a la escuela no era obligatorio ni existía un calendario fijo del año escolar. Era normal tener vacaciones durante las estaciones de plantar y cosechar, especialmente en los campos. Pero mientras más gente se mudó a las ciudades, las escuelas eran súper calientes, abarrotadas, y miserables durante los meses más calientes. Los padres también tenían ganas a dejar el calor en favor de lugares más cómodos. Cuando el gobierno decidió a estandarizar el horario del año escolar – decidió que el verano debería ser el tiempo para que los estudiantes puedan relejarse y los maestros puedan preparar para el próximo año.

Justamente porque las vacaciones del verano empezaron por el calor en lugar de las necesidades de las granjas – no es más relevante a nuestro mundo de hoy. Tenemos aire acondicionado (por suerte). Esas vacaciones largas del verano pueden dejar los estudiantes a empezar proyectos de largo plazo o trabajar durante ese tiempo, pero también es bastante tiempo para olvidar mucho de lo que aprendieron durante el año pasado. Según aprendemos más sobre las mejores condiciones para la educación de nuestros niños, podría tener sentido a cambiar nuestro sistema. Por ejemplo – tener vacaciones más cortas, pero con más frecuencia. ¿Tiene usted algunas opiniones o ideas sobre eso? Si es así, envía un mensaje a maxeyle@gmail.com

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Comments are closed.