Maneras en que los padres pueden empoderar a sus hijas

¡Atrévete!
por Aixa G. López

Te despiertas un día y te das cuenta de que eres el padre de una niña. De repente, empiezas a preguntarte: “¿qué voy a hacer? Necesito aprender sobre “cosas de chicas “. Empiezas a pensar en todas las cosas que le pasan las mujeres y en el futuro que puede tener tu hija. Parece desafiante, ¿verdad?

Bueno, como padre, tienes más poder de influencia del que puedas imaginar. Las niñas suelen sentirse atraídas por sus padres y, a veces, los padres no se dan cuenta del impacto que pueden tener en el futuro de ellas.

Estas son algunas de las cosas que experimenté con mi padre, y que me permitieron no tener miedo de entrar en una industria dominada por los hombres y permanecer en ella durante más de veinte (20)años.

1. Trata de no imponer expectativas “femeninas”: “las niñas visten de rosa y los niños visten de azul”, es el paradigma que siempre hemos usado y que esta fuera de moda. Permite que tu hija experimente diferentes aspectos de la vida. Si también tienes niños, déjala jugar con ellos. Enséñales que se necesitan mutuamente. Las mujeres y los hombres se necesitan para tener éxito. Muéstrale cómo pedir ayuda a los hombres de una manera positiva, no competitiva, pero también de una manera segura y asertiva.

2. Enséñale a no esperar a que el “príncipe perfecto” venga a cuidarla: se nos enseña que un día conoceremos al hombre perfecto que nos cuidará. No hay nada de malo en conocer a ese tipo de hombre, pero no debemos verlo como nuestro salvador. Los padres son modelos a seguir para sus hijas. Deben enseñarles a pensar independientemente, a seguir una carrera, a no tener a alguien a quien recurrir. Los hombres y las mujeres deben crear una sociedad en la que se apoyen, enseñen y se ayuden mutuamente para que ambas partes puedan crecer y tener éxito.

3. Permítele participar en las cosas que haces: mi padre es muy dado a hacer cosas manuales. Siempre estaba haciendo cosas en la casa. Me encantaba observarlo. Él siempre me permitió ayudarle. Cuando era adolescente, siempre estaba cambiando la distribución de mi habitación. Eso me ayudo a ser independiente y valerme por mí misma.

4. Elogia su confianza – dale tu opinión: Elogia el hecho de que se atreva a hacer o decir algo. Explícale que no tiene que tener éxito en todo, que el fracaso es parte del proceso. Las mujeres tendemos a tomar la derrota con el corazón. Pensamos que, si fallamos en algo, entonces, “somos” un fracaso. Enséñale que para crecer y convertirse en una mejor persona; tendrá que experimentar el fracaso. Hazle saber que un fracaso ocasional está bien y que tendrá personas a su alrededor que la apoyarán y la ayudarán a seguir adelante.

5. Está ahí para ella y simplemente disfrute verla crecer: diviértete siendo padre de una niña. Es fantástico para una chica saber que una figura masculina siempre estará ahí para ella y la tendrá de vuelta. Llegará un momento en el que tu hija te enseñará y cuidará de ti.

Aixa G. López, P. E. es Consultora, Desarrollo de Liderazgo, Marketing Digital, Mejora de Procesos Organizacionales residiendo en el área de Elmira, Nueva York. Es una ingeniera industrial analítica de mentalidad estratégica con más de 27 años de experiencia en gestión de operaciones, mejora de procesos organizativos, liderazgo y desarrollo de equipos y marketing digital. Ella ha sido reconocida por mejorar la efectividad y la eficiencia de la organización a través del liderazgo, alineando los procesos de negocios para lograr ahorros de costos y crecimiento de ingresos. Ella es una ingeniera industrial que entró al campo debido a su pasión por arreglar las cosas. Como columnista de CNY Latino, Aixa comparte con los lectores esta pasión y las lecciones que ha aprendido a lo largo del camino.

Comments are closed.