Basta: Dejen de enfocarse en las minoridades para arrestos de marihuana

por Maximilian Eyle

Es el año 2019 y las minorías todavía están tomado en punto desproporcionadamente por la ejecución de leyes sobre marihuana. Porque muchos estados ya la han legalizado, hay una suposición incorrecta que “ya no se detiene a nadie por marihuana”. Eso es falso. Casi 600,000 personas estuvieron detenidas en el 2017 por la posesión de la droga. Es igual a un arresto cada 48 segundos. Miembros de las comunidades negras y latinas siguen siendo víctimas de la guerra contra marihuana mucho más que gente blanca – a pesar de tasas iguales del consumo de marihuana. Una parte del problema es que muchos votantes hoy no entienden que todavía eso está pasando.

Si consuma marihuana o no, debería estar preocupado sobre la cantidad de vidas destruidas por la ejecución de esas leyes. Tener una condena criminal lo hace muy difícil conseguir trabajo, recibir un préstamo, o vivir en una vivienda pública. En casos de marihuana, el arresto hace más daño que la droga. Además, una cantidad tremenda de tiempo y recursos de la policía está gastado en procesando esos casos. ¿No sería mejor si nuestra policía se dedicase a capturar criminales violentos en lugar de un joven que ha decidido fumarse un porro?

10 estados han legalizado marihuana ya para el uso de adultos, y 33 estados y Washington D.C. se han promulgado legislación de marihuana médica. A pesar de eso, la guerra contra marihuana no se ha demorado. Trágicamente, funciona como una guerra contra gente negra y latina. La NYPD anunció en 2014 que iba a parar de detener gente por “posesión de baja nivel de marihuana”, pero entre enero y marzo de 2018 había casi 4,100 arrestos por la posesión de la droga. De esa cantidad, 93% eran negro o latino. Eso es indefensible.

Alguien siguiendo el desarrollo de la política de drogas durante la última década entiende que el día está llegando rápidamente cuando se va a
quitar la prohibición federal de marihuana. El Estado de New York está rodeado de lugares donde marihuana es legal, (Canada, Massachusetts, y Vermont por ahora). Pero eso no ofrece mucho consuelo a los miles de gente negra y latina que todavía están detenido o por lo menos molestado por un cargo de marihuana. El momento ha llegado para avisar a nuestros representantes – basta, ya es suficiente.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.

Comments are closed.