Savor the Flavor of Eating Right!

HEALTH
by SNAP-ED

March is National Nutrition Month! A perfect time to celebrate the healthy and wholesome meals that bring us together with the people we care about. Healthy family meals make meaningful memories and lead us to long healthy lives.

Make sure to enjoy everything that comes with eating a meal; be mindful of what you see, smell, and taste as well as the conversation and fun you are having. All of this adds up to developing an overall healthy eating plan.

Healthy eating isn’t hard, here’s a few ideas to get you thinking:

• Change things up! As a family, commit to trying a new fruit or vegetable every week during March. You never know, you might even find a new favorite snack!
• Get the family together for at least one meal a week. Work together and let kids help too. For even more fun, try a themed dinner night!
• Take Your Time. Be mindful to eat slowly, enjoy the taste and textures, and pay attention to how you feel. Use hunger and fullness cues to recognize when to eat and when you’ve had enough.
• If you eat out, choose healthier options. Remember that preparing food at home makes it easier to control what is in your meals.
• Limit treats. Treats are great once in a while. Just don’t make treat foods an everyday choice. Limit sweet treats to special occasions.

Healthy eating doesn’t mean sacrificing taste or tradition, instead, it means making small changes to add nutrition and flavor to your food.

• Switch to a whole grain cereal like oatmeal.
• Start a change to lower fat milk. Gradually change from whole milk to 2% to 1% to skim.
• Fill half your plate with vegetables and fruits. A variety of different colored produce is recommended in order to obtain the different nutrients they provide. Whole fruits and vegetables are also good sources of dietary fiber. Remember all forms count – fresh, frozen, canned and dried.
• Choose lean proteins like fish, chicken and dried beans and peas.
• Use less salt. Liven up your meals with herbs, spices, garlic, vinegar, lemon juice and pepper.

Develop an eating pattern that includes nutritious and flavorful foods, while also taking the time to enjoy everything that a healthful and tasty meal brings with it. That’s the best way to savor the flavor of eating right! For recipes, tips and more go to www.eatsmartnewyork.org.

This material was funded by USDA’s Supplemental Nutrition Assistance Program (SNAP). This Institution is an equal opportunity employer.

El Voto Inteligente

por Juan Carlos “Pocho” Salcedo

Entre el 2018 y 2019 más del 75% de los países en las Américas habrán tenido elecciones nacionales, legislativas o primarias. Es importante la participación de los electores para tener un proceso realmente democrático. De la misma forma es importantísimo tener unos electores informados, de otra manera seria este proceso democrático una mera formalidad.

Para explorar este eslabón tan importante de una democracia, hemos conversado con una de las organizaciones sin fines de lucro más prominentes en el trabajo de informar de manera neutral y objetiva las posiciones de cada candidato; pero no solo ello, sino el de hacer un seguimiento y ver si esas posiciones políticas han sido constantes o si han cambiado o evolucionado.

Pocho Salcedo Internacionalista (Twitter @pochosalcedo)

https://youtu.be/6qbrgR8ityA

The Smart Vote

by Juan Carlos “Pocho” Salcedo

Between 2018 and 2019 more than 75% of the countries in the Americas will have had national, legislative or primary elections. It is essential for the participation of the voters to have a genuinely democratic process. In the same way, it is critical to have informed voters. Otherwise, the democratic process would be a mere formality.

To explore this very important connection in a democracy, we have talked with one of the most prominent non-profit organizations in the work of reporting in a neutral and objective manner the positions of each candidate; but not only that, also to follow up and see if those political positions have been constant or if they have changed or evolved.

Pocho Salcedo internationalist (Twitter @pochosalcedo)

https://youtu.be/6qbrgR8ityA

¡Saborear el Gusto de Comer Bien!

SALUD
por SNAP-ED

¡Marzo es el Mes Nacional de la Nutrición! Un momento perfecto para celebrar las comidas sanas y saludables que nos unen con las personas que queremos. Comidas sanas en familia producen recuerdos significativos y nos llevan a una vida larga y saludable.

Asegúrese de disfrutar de todo lo que viene con el consumo de una comida; sea consciente de lo que ve, olfatea y prueba, así como de la conversación y la diversión que está teniendo. Todo esto se suma a la elaboración de un plan de alimentación saludable en general.

Una alimentación saludable no es difícil, aquí hay algunas ideas para hacerle pensar:

¡Cambie las cosas! Como familia, comprométanse a probar una nueva fruta o verdura cada semana durante el mes de Marzo. ¡Nunca se sabe, puede que incluso encuentre una nueva merienda preferida!
Coman juntos en familia por al menos una comida a la semana. Trabajen en conjunto y deje que los niños también ayuden. ¡Para divertirse aún más, prueben con una noche de cena temática!
Tome su Tiempo. Sea consciente de comer lentamente, disfrute del sabor y de las texturas, y preste atención a cómo se siente. Utilice las señales de hambre y saciedad para reconocer cuándo comer y cuando usted ha tenido suficiente.
Si sale a comer, elija opciones más saludables. Recuerde que la preparación de alimentos en el hogar hace que sea más fácil de controlar lo que está en sus comidas.
Limite las golosinas. Son excelentes de vez en cuando. Así que no haga las golosinas una elección de todos los días. Limite los dulces a ocasiones especiales.

Una alimentación saludable no significa sacrificar el sabor o la tradición, de lo contrario, significa hacer pequeños cambios para añadir la nutrición y sabor a sus alimentos.

Cambie a un cereal de grano entero como la avena.
Poner en marcha un cambio para bajar grasa en la leche. Poco a poco cambie de leche entera a 2% al 1% a descremada.
Llene la mitad de su plato con verduras y frutas. Se recomienda una variedad de productos de diferentes colores para obtener los diferentes nutrientes que proporcionan. Las frutas y verduras enteras también son buenas fuentes de fibra dietética. Recuerde que todas las formas cuentan, frescas, congeladas, enlatadas y secas.
Elija proteínas magras como pescado, pollo y frijoles secos y guisantes.
Use menos sal. Reviva sus comidas con hierbas, especias, ajo, vinagre, jugo de limón y pimienta.

Desarrolle un patrón de alimentación que incluya alimentos nutritivos y sabrosos, mientras también se tome el tiempo para disfrutar de todo lo que una comida saludable y sabrosa trae consigo. ¡Esa es la mejor manera de saborear el gusto de comer bien! Para recetas, consejos y más vaya al www.eatsmartnewyork.org.

Este material fue financiado por el Programa del USDA Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP). Esta institución es un empleador que ofrece igualdad de oportunidades.

Como ser una Buena Criatura

Como ser una Buena Criatura: Una Memoria en trece Animales
por Sy Montgomery, 2018, Houghton, Mifflin, Harcourt

Opinión de Linda DeStefano
Traducido al español por Rob English

How to Be A Good Creature es un retrato íntimo de una mujer que forma apegos profundos, tanto a humanos como a una gran variedad de otros animales. Dado que la autora comparte gran parte de su vida, siento un parentesco con ella y aquí referiré a ella por su nombre: Sy.

El primer animal querido de Sy fue un terrier escocés de voluntad fuerte, Molly. De Molly Sy aprendió independencia, determinación y amor por la aventura.

Las aventuras de Sy la han llevado a muchas áreas remotas alrededor del mundo, incluyendo Australia, África, Asia y Sudamérica. Estas fueron expediciones para hacer investigación científica y reunir material para sus varios libros para adultos y niños. Su determinación fue probada por desafíos tal como garrapatas, zancudos, serpientes venenosas, plantas peligrosas y una ardua caminata cuesta arriba que la dejó con hipotermia y mal de altura. Pero ella persistió y atesoró cada aventura.

Ella y su esposo, Howard Mansfield, rescataron a un lechón, a un Border collie no querido (y, luego, a otro), y a un cachorro que es ciego de un ojo. Después de muchos años de una vida mimada, el cerdo “Christopher Hogwood” (que había crecido hasta convertirse en un animal grande) y Tess, su querido Border collie, murieron un poco después del otro. Sy entró en una profunda depresión, pero salió de ella a través de su curiosidad y apertura con respecto a otros animales.

Una de sus criaturas destacadas es Clarabelle, una tarántula. Sy y su colega en una expedición de arañas descubrieron a Clarabelle sobre una planta en el edificio donde se alojaban. Era una especie de tarántula conocida por ser dócil, y fácilmente caminó hacia la palma extendida de Sy. Más tarde, llevaron brevemente a Clarabelle para enseñar una lección a los niños locales, que habían adquirido el miedo humano común y la aversión a las arañas. Incluso la niña que había admitido que le tenía miedo a las arañas, le permitió a Clarabelle caminar sobre su palma. Otro susurró: “¡Es hermosa este monstruo!”

Athena y Octavia, pulpos en el New England Aquarium, se hicieron amigos de Sy. Sy describe su primer encuentro con Athena: “En el momento en que el dependiente del acuario abrió la pesada tapa del tanque, Athena se deslizó para inspeccionarme. Su ojo dominante giró en su cavidad para encontrarse con los míos, y cuatro o cinco de sus brazos deshuesados de cuatro pies de largo, enrojecidos por la emoción, llegaron hacia mí desde el agua. Sin hesitación, hundí mis manos y mis brazos en el tanque y pronto encontré mi piel cubierta con docenas, luego cientos, de sus fuertes ventosas del tamaño de una moneda. Un pulpo puede sentir con toda su piel, pero esta habilidad es más exquisitamente afilada en las ventosas. Si un humano hubiera comenzado a probarme tan temprano en nuestra relación, me habría alarmado. Pero este se trataba de un extraterrestre: uno que podía cambiar de color y forma, que podía verter su holgado cuerpo de cuarenta libras en una abertura más pequeña que una naranja, alguien con un pico como loro, veneno como una serpiente, y tinta como una vieja pluma de moda. Sin embargo, queda claro que este invertebrado marino grande, fuerte, e inteligente, uno más diferente de un ser humano que cualquier otra criatura que haya conocido antes, estaba tan interesada en mí como yo en ella.” (pp. 141-142)

Sy consideraba su familia de ser completa con su esposo, sus animales y sus amigos, y que no necesitaban niños biológicos. Me dio una risita por su explicación: “Nunca había querido tener mis propios hijos, incluso cuando era una. Cuando descubrí de niña que yo nunca sería capaz de concebir o dar a luz cachorros, eliminé la idea de parir a bebés humanos de mi lista. La Tierra estaba gravemente sobrecargada de humanos ya”. (p. 55) Pero a Sy le gusta compartir amistad con niños. Intrigadas por “Christopher Hogwood,” dos chicas que vivían en la casa de al lado venían casi a diario para alimentarlo, acariciarlo y lavarlo. Se hicieron buenas amigas con Sy. Finalmente, las niñas, su madre, Sy y su esposo, y los animales se convirtieron en una sola familia.

Yo diría que Sy misma ha aprendido bien de cada criatura, y es ella misma una buena criatura.

Este libro es fácil de leer y tiene dibujos encantadores y fotos interesantes.

Linda es presidenta de People for Animal Rights. Para obtener una muestra de nuestro boletín (que se publica dos veces al año), comuníquese con PAR, P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, (315)488-PURR (7877) entre las 8 a.m. y las 10 p.m., people4animalrightscny@gmail.com. Puede visitar nuestro sitio web en peopleforanimalrightsofcny.org

How to Be A Good Creature

How to Be A Good Creature: A Memoir in thirteen Animals
by Sy Montgomery, 2018, Houghton, Mifflin, Harcourt

Reviewed by Linda DeStefano
Translated into Spanish by Rob English

How to be a good Creature is an intimate portrait of a woman who forms deep attachments – to humans and a wide variety of other animals. Since the author shares so much of her life, I feel a kinship with her and will refer to her by her first name – Sy.

Sy’s first beloved animal was a strong-willed Scottish terrier, Molly. From Molly, she learned independence, determination and the love of adventure.

Sy’s adventures have taken her to many remote areas around the world, including Australia, Africa, Asia and South America. These were expeditions to do scientific research and to gather material for her several books for adults and children. Her determination was tested by such challenges as ticks, mosquitoes, poisonous snakes, dangerous plants and an arduous uphill trek that left her with hypothermia and altitude sickness. But she persisted and valued each adventure.

She and her husband, Howard Mansfield, rescued a runt piglet, an unloved border collie (and, later, another), and a puppy who is blind in one eye. After many years of a pampered life, Christopher Hogwood (who had grown to be a huge pig) and Tess, their beloved border collie, died within a short time of each other. Sy went into a deep depression but came out of it through her curiosity and open-heartedness regarding other animals.

One of her featured creatures is Clarabelle, a tarantula. Sy and her colleague on a spider expedition discovered Clarabelle on a plant in the building where they were staying. She was a species of tarantula known to be docile, and she readily walked on to Sy’s outstretched palm. Later, they borrowed Clarabelle to teach a lesson to the local children, who had acquired the common human fear and dislike of spiders. Even the girl who had admitted to being afraid of spiders, allowed Clarabelle to walk on her palm. Another whispered: “She is beautiful, this monster!”

Athena and Octavia, octopi at the New England Aquarium, became friends with Sy. Sy describes her first meeting with Athena: “The moment the aquarist opened the heavy lid to her tank, Athena slid over to inspect me. Her dominate eye swiveled in its socket to meet mine, and four or five of her four-foot-long boneless arms, red with excitement, reached toward me from the water. Without hesitation, I plunged my hands and arms into the tank and soon found my skin covered with dozens, then hundreds, of her strong, white, coin-size suckers. An octopus can taste with all its skin, but this sense is most exquisitely honed in the suckers. If a human had begun tasting me so early in our relationship, I would have been alarmed. But this was an earthbound alien – someone who could change color and shape, who could pour her baggy forty-pound body into an opening smaller than an orange, someone with a beak like a parrot and venom like a snake and ink like an old-fashioned pen. Yet clearly, this large, strong, smart marine invertebrate – one more different from a human than any creature I had ever met before – was as interested in me as I was in her.” (pp. 141-142)

Sy considered her family complete with her husband, their animals and their friends – not needing biological children. I got a chuckle from her explanation: “I had never wanted kids of my own, even when I was one. When I discovered, as a child, that I would forever be unable to conceive or bear puppies, I crossed having babies off the list. The Earth was grossly overburdened with humans already.” (p. 55) But Sy enjoys having children as friends. Intrigued by Christopher Hogwood, two girls who lived next door came almost daily to feed, pet and wash him. They became good friends with Sy. Eventually, the children, their mother, Sy and her husband, and the animals became like one family.

I would say that Sy herself has learned well from each creature and is a good creature herself.

This book is easy to read and has charming drawings and interesting photos.

Linda is President of People for Animal Rights. For a sample of our newsletter (which comes out twice-yearly), contact PAR, P.O. Box 15358, Syracuse 13215-0358, (315)488-PURR (7877) between 8 a.m. and 10 p.m., people4animalrightscny@gmail.com. You can visit our website at peopleforanimalrightsofcny.org

Empezando una vida

Empezando una vida en CNY: Un diálogo sobre la experiencia de inmigrantes en la región
por Maximilian Eyle


La población hispánica de New York ha estado creciendo continuamente. Hoy la gente hispana representa casi el 20% de la población total del estado y tienen un impacto en el crecimiento de la cultura social y política en la región. Una clave primaria es que nuestro estado es muy acogedor a los inmigrantes. Mientras la ciudad de New York tiene una larga historia de diversidad, la parte central del estado es ahora un destino primario para inmigrantes que están empezando una vida nueva en los EE.UU. En esta entrevista con Ivette Cruz Barsó, exploramos lo que tiene este lugar para ofrecer y lo que las personas que llegan pueden anticipar.

Ivette es una cubana pequeña y atractiva que se encuentra en su tercer año en los EE.UU. Ella vive en un piso muy acogedor cerca del centro de Syracuse. Ivette llegó aquí desde La Habana y está ahora estudiando para su maestría en Lengua, Literatura, y Cultura española en Syracuse University. Me reuní con ella para hablar sobre sus impresiones sobre Central New York, y para ver qué consejo tiene para la gente que está llegando justamente ahora.

M: Dime sobre tu impresión de aquí antes de llegar.

I: Yo nunca había oído de Syracuse ni de CNY. Me enteré a través del programa de refugiados – cuando descubrí que tenía la opción de venir aquí. Me pareció como un lugar muy americano en las fotos que vi, especialmente comparado con Miami. El programa de refugiados me comentó que hacía mucho frío, que había mucha nieve, y que debía tener buenas ropas para el invierno. Como no me dijeron mucho más aparte del duro invierno, venía muy preocupada.

M: ¿Ha cambiado tu opinión? ¿Qué opinas de este lugar ahora que has tenido la oportunidad para establecerte aquí?

I: Después de tres años, puedo decir que es un lugar muy especial para los inmigrantes – hay mucho apoyo del gobierno local. El problema es que la posición contra los inmigrantes del gobierno federal ha reducido los recursos aquí. He visto organizaciones locales cerrarse o parar algunos servicios porque perdieron sus fondos federales. Pero la actitud local es de apoyo. He leído sobre discriminación contra inmigrantes en otros partes del país, pero nunca he sufrido ninguna aquí.

M: ¿Cómo aprendiste de las oportunidades disponibles aquí?

I: Los trabajadores sociales me ayudaron mucho cuando tuve que aplicar a mis papeles y encontrar un lugar para vivir. Había un sistema muy bueno de apoyo para lidiar con el gobierno local y otros recursos locales. Pude encontrar clases de inglés y me ayudaron con las preparaciones para mis primeras entrevistas de trabajo. También recibí consejos sobre el estilo de vida aquí.

M: ¿Cuáles son las mejores cosas de vivir aquí? ¿Las peores?

I: Me encanta el ritmo de la ciudad – muy relejada. También, el costo de la vida es muy bajo, y por eso se puede trabajar, estudiar, y disfrutar sin estar constantemente pensando en el dinero. Creo que otras ciudades te dan más estrés financiero. Hay muchas oportunidades culturales aquí también. La primera cosa que encontré fue el tango argentino. Conocí muy buena gente que no hubiera sucedido de no ser por el baile.

M: ¿Qué consejo darías tú a la gente que ha llegado recientemente a esta región?

I: Porque la ciudad es muy tranquila, es fácil realizar tus metas. La educación también es accesible, pero es muy importante aprender y mejorar el inglés para acceder mejor a los recursos aquí. Afortunadamente, el ritmo relajado de la ciudad te da tiempo para hacer esas cosas.

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.