El Famoso Quince

por Hugo Acosta

2004 – 2019 … 15 años que podrían identificarse en muchas ocasiones con muchos eventos, pero en mi vida, y con suerte para la comunidad latina local (o incluso no latina) de Central New York (o incluso todo el estado de New York), estos 15 años han sido una mezcla de dolores crecientes y placer placentero, en un viaje de diversas experiencias, que han desarrollado y hecho el periódico CNY Latino, lo que es ahora y a su servidor (Hugo Acosta) lo que es ahora.

Hay un hito tradicional popular en la cultura latina llamada Quinceañera, que es el nombre coloquial de cuando una niña hispana se convierte en mujer, a la edad de 15 años (consulte el artículo sobre Quinceañera en el periodico CNY Latino la edicion de Febrero 2019). Ahora, no quiero insinuar ninguna clasificación de género, ni identificar a nuestro periódico como una entidad femenina, pero podríamos decir que ahora mismo estamos pasando (y celebrando) un momento de Quinceañera, con este aniversario de 15 años, y probablemente deberíamos estar haciendo todas las diferentes acciones y componentes que trae este momento cultural. Bueno… no vamos a hacer nada por el estilo… no por ahora, pero trataremos de disfrutar el momento, reflejar el hito y reflexionar sobre nuestro progreso (o nuestros fracasos, si los hay).

Durante la última semana de cada mes, trato con Marisol y nuestro pequeño personal, para armar una publicación que queremos (y esperamos) sentirnos orgullosos de nuestra cultura y de nuestra gente, y hacemos todo lo posible para hacerlo sin errores y presentable, no solo por tener un buen producto para representar bien y con orgullo la industria editorial, sino también para representar bien y con orgullo la cultura latina. La última semana del mes muy a menudo nos trae tiempos caóticos de fechas límite y objetivos apresurados, que tenemos que manejar y luchar, con otras diligencias comerciales o procedimientos de vida, y aunque ha habido algunos retrasos o contratiempos durante estos 15 años, estamos también muy orgullosos de indicar que han sido muy pocos y muy pequeños, para considerarlos de gran problema que lamentar y arrepentirnos al respecto.

En cada año de aniversario (durante los últimos 14 años) he estado tratando con estos editoriales, no solo para expresarme como celebración de cada conmemoración, sino también para describir el sentimiento de logro y éxito, para un producto que ha sido muy bienvenido desde su creación hasta el día de hoy; y espero que ahora, pueda proporcionar nuevamente aquí, mi humilde sentido de logro y aprecio por el éxito. No ha sido fácil, y en muchas ocasiones, ha sido frustrante, pero una vez que se han resuelto los problemas y se han superado los obstáculos, la experiencia general fue satisfactoria y la sensación de éxito mencionada siempre fue muy gratificante.

Creo que en los últimos 4 o 5 editoriales (4 o 5 años) mencioné los cambios graduales pero seguros en los que ha estado pasando la industria periodística y las alteraciones empresariales que estamos experimentando (y sufriendo) con respecto a la forma tradicional de entregar el mensaje (y las noticias). Esos cambios siguen ocurriendo y siguen afectando a nuestro producto, y de una manera también afectan la forma de hacer negocios y cuales son nuestras posibilidades de generar capital (o cómo nuestras posibilidades de supervivencia); pero nos adaptaremos a esos cambios y seguiremos brindando a nuestra comunidad y nuestra cultura… siempre que lo soliciten o lo pidan. Espero no sonar pesimista ni pareciera negativo, pero la vida siempre cambia y la tecnología está afectando el comercio editorial hasta el punto de que muchos periódicos y publicaciones están cerrando y desapareciendo. Sin embargo, gracias a nuestra cultura, creemos que CNY Latino estará presente por un tiempo… tal vez 5 o 7 años más… quizás menos… tal vez más, y mantendremos nuestras metas para defender y proteger nuestra cultura, preservar y salvaguardar a nuestra gente (en América), y entregar el mensaje y las noticias, en AMBOS “Inglés” Y “Español”, en el formato de papel tradicional, en la nueva versión digital, o en cualquier forma que los nuevos cambios nos llevan a hacer.

Por supuesto (como también se mencionó en editoriales anteriores), todos estos logros y éxitos no se podrían lograr, sin la ayuda constante y la paciencia de mi socia de negocios (y de mi vida) Marisol Hernández, la dedicación y el compromiso de nuestros asociados, la ayuda esporádica de nuestros interinos y el apoyo indirecto de nuestros amigos y familiares (especialmente durante esos momentos difíciles). Pones todo esto junto con el respaldo incondicional de nuestra comunidad latina (y no latina), los lectores leales y la dedicación de nuestros anunciantes, y el apoyo de nuestros proveedores, nosotros en CNY Latino hemos tenido la suerte de convertirnos en lo que somos ahora y celebrar tal conmemorativo y memorable aniversario.

Entonces, con todo esto dicho… ¡GRACIAS..! ¡Muchas gracias…! y haremos todo lo posible para mantener y mejorar la creación de este periódico, para mantener y mejorar la entrega del mensaje y las noticias, y para mejor mantener y proteger y defender nuestra cultura y nuestra gente.

The Famous Fifteen

by Hugo Acosta

2004 – 2019… 15 years that could be identified in many occasions with many events, but in my life, and hopefully for the local Latino (or even non-Latino) community of Central New York (or even the entire New York State), these 15 years has been a mixed of growing pains and enjoyable pleasure, in a journey of varies experiences, that have developed and made the CNY Latino newspaper, what it is now, and yours truly (Hugo Acosta) what he is now.

There is a popular traditional milestone in the Latino culture called Quinceañera, that is the colloquial name of when a Hispanic Girl becomes a woman, at the age of 15 years old (see article about Quinceañera in the print publication of the CNY Latino newspaper February 2019 edition). Now, I don’t want to insinuate any gender classification, nor to identify our newspaper as a female entity, but we could say that we are right now going through (and celebrating) a Quinceañera moment, with this 15-year anniversary, and we probably should be doing all the different actions and components this cultural moment brings. Well… we are not going to do anything like that… not for now, but we will try to enjoy the moment, reflect the milestone, and contemplate about our progress (or our failures – if any).

During the last week of each month, I try with Marisol and our small staff, to put together a publication we want (and hope) to be proud in our culture and for our people, and we do our best to do it error-less and presentable, not only to have a good product to represent well and with pride the publishing industry, but also to represent well and with pride the Latino culture. That last week of the month very often give us chaotic times of deadlines and rushing goals, that we have to handle and struggle, with other business errands or life procedures, and even though there has been some delays or setbacks during this 15 year, we are proud to also indicate they have been very few and very minor, to consider them of any significant issues to grieve and regret about it.

In each anniversary year (for the past 14 years) I have been trying with these editorials, not only to express myself as celebration of each commemoration, but also to describe the feeling of both accomplishment and success, for a product that has been very well welcome from its creation, until nowadays; and I hope that now, I can again provide here, my humbling sense of achievement and appreciation of success. It has not been easy, and in many occasions, it has been frustrating, but once problems have been resolved and obstacles have been overcome, the overall experience was fulfilling and that mentioned sense of success was always very gratifying.

I believe that for the last 4 or 5 editorials (4 or 5 years) I have mentioned the gradual but surely changes the newspaper industry has been going through, and the business alterations we are experiencing (and suffering) with respect of a traditional way of delivering a message (and the news). Those changes are still happening, and are still affecting our product, and in a way also affecting how we do business, and how our chances of being profitable (or how our chances of survival) are; but we will adapt to those changes, and will keep providing to our community and our culture… as long as they demand or ask for. I hope I didn’t sound pessimistic nor I seemed to be negative, but life always changes, and technology is affecting the publishing trade to the point that many newspapers and publications are closing and disappearing. Nevertheless, thanks to our culture, we believe CNY Latino will still be around for a while… maybe 5 or 7 more years… maybe less… maybe more, and we will keep our goals to defend and protect our culture, preserve and safeguard our people (in America), and deliver the message and the news, in BOTH “English” AND “Spanish”, in the traditional paper format, in the new digital version, or however the new changes bring us to do.

Of course (as also mentioned in past editorials), all these accomplishments and successes could not be done, without the constant help and patience of my business (and life) partner Marisol Hernandez, the dedication and commitment of our associates, the sporadic help of our Interns, and the indirect support of our friends and family (especially during those hard-difficult moments). You put all this together with the unconditional backing of our Latino (and non-Latino) community, the loyal readership and the dedicated advertisers, and the supportive vendors, we in CNY Latino have been lucky to become what we are now, and celebrate such of a commemorative and memorial anniversary.

So, with all this said… THANK YOU…! Thank you very much..! and we will try our best, to keep and better the making of this newspaper, to keep and better the delivery of the message and the news, and to keep and better protecting and defending our culture and our people.

Heart on Health

by SNAP-Ed

Heart disease is the leading cause of death for people of most ethnicities in the United States. Being overweight or obese puts you at risk for many forms of heart disease. February is American Heart Month! It is a great time to take control of your weight and waist line to promote heart health.

There are many factors to consider if you are trying to lose, maintain or gain weight. Factors that influence the number of calories you need are age, height, gender and your activity level. It is important to balance calories in with calories out! When we eat more than we need our bodies store the extra calories as fat. Balance the foods you eat with the activities you do. Try to be active for 30 minutes on most days of the week.

Use these tips to stay active, eat healthy and feel your best!

• Make little changes! Try just 10 minutes of activity at a time. Take a brisk walk, pass a soccer ball, or do some push-ups. Exercising doesn’t have to be stressful. Have Fun! Do activities that you enjoy. Dance, play basketball at the gym, go sledding, or walk the mall with friends.
• Move throughout the day! Park the car further away, take the stairs, walk to a different bus stop or do yoga stretches while you watch TV! It all adds up!
• Be an active family! Get the whole family moving. Kids need at least 60 minutes of activity every day. Play catch with your kids, visit the park or go for a family bike ride. Remember, you are their greatest role model!
• Limit Screen Time! The American Academy of Pediatrics strongly recommends limiting screen to 2 hours or less each day. This includes: TV watching; playing video games and watching movies.
• Make healthy choices! Choose whole grains like brown rice, whole wheat pasta and whole grain breads. Whole grains keep us full longer and give us the energy to be active! Drink water, low-fat milk or seltzer with a splash of 100% juice! Limit soda and juices. Soda and sugar-sweetened beverages have added sugars that can slow us down and cause weight gain.
• Balance Your Portions! Pay attention to how much food is on your plate! Taking too much food can cause us to eat more than our bodies need. Use smaller plates, cups and bowls. Make half of your plate fruits and vegetables first, then add meat and grains. Listen to your body! Notice body cues letting you know when you’re full or hungry.
• Eat slowly! Wait it out! It takes twenty minutes for your mind to realize you’re full after eating.

Tortilla Roll-Ups– Makes 12 servings; ½ tortilla= 1 servings
6 large whole wheat flour tortillas

Ingredients:

6 large whole wheat flour tortillas
1 Cup grated low fat cheddar cheese (4 oz.)
1 Cup mild salsa (8 oz.)
1 Cup black beans, drained (½ can)
1 avocado, mashed (optional)

Instructions:

1. Put the tortillas on a plate, cover with a paper towel, and microwave on High for 1 minute (optional).
2. Mix cheese, salsa, and black beans.
3. Spread a thin layer of mixture on each tortilla.
4. Top with a spoonful of avocado (optional).
5. Roll up, cut in half, and serve.

Yield: About 12 servings (½ tortilla each)

Nutrition information:
Calories: 140
Total Fat: 4.5 g.
Sodium: 290 mg.
Carbohydrates: 17g
Fiber: 3g.
Sugar: 1g.
Protein: 6g.

Source: Choose Health: Food, Fun, and Fitness, Cornell University 2015, recipe from Linda Tripp, Cornell Cooperative Extension of Columbia County.

Visit our website for recipe, tips and more at www.southerntieresny.org

Salud del Corazón

by SNAP-ED

La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte entre las personas de la mayoría de los grupos étnicos en los Estados Unidos. Tener sobrepeso u obesidad le pone en riesgo de contraer muchas formas de enfermedad cardiaca. ¡Febrero es el Mes del Corazón de América! Es un buen momento para tomar el control de su peso y su cintura para promover la salud del corazón.

Hay muchos factores a considerar si está tratando de perder, mantener o aumentar de peso. Los factores que influyen en la cantidad de calorías que necesitas son edad, altura, sexo y nivel de actividad. ¡Es importante equilibrar las calorías que ingiere con las calorías que consume! Cuando comemos más de lo que necesitamos, nuestro cuerpo almacena las calorías adicionales en forma de grasa. Equilibre los alimentos que come con las actividades que hace. Intente estar activo durante 30 minutos en la mayoría de los días de la semana.

¡Use estos consejos para mantenerse activo, comer sano y sentirse lo mejor posible!

• ¡Haga pequeños cambios! Trate de hacer solo 10 minutos de actividad a la vez. De un paseo rápido, pase una pelota de fútbol o haga flexiones. Hacer ejercicio no tiene que ser estresante. ¡Diviértase! Haga actividades que disfruta. Baile, juegue al baloncesto en el gimnasio, ande en trineo o camine en el centro comercial con amigos.
¡Muévase durante el día! Estacione el automóvil más lejos, tome las escaleras, camine hasta una parada de autobús diferente o haga estiramientos de yoga mientras mira la televisión. ¡Todo suma!
¡Sea una familia activa! Haga que toda la familia se mueva. Los niños necesitan al menos 60 minutos de actividad física todos los días. Juegue a tirar la pelota con sus hijos, visite el parque o vaya a dar un paseo en bicicleta con la familia. ¡Recuerde, usted es su mejor modelo a seguir!
¡Limite el tiempo de pantalla! La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda encarecidamente limitar la pantalla a 2 horas o menos cada día. Esto incluye: mirando televisión; jugando videojuegos y viendo películas.
¡Tome decisiones saludables! Elija granos integrales como arroz integral, pasta integral y panes integrales. ¡Los granos integrales nos mantienen llenos por más tiempo y nos dan la energía para estar activos! ¡Beba agua, leche baja en grasa o agua mineral con un toque de jugo 100%! Limite las gaseosas y los jugos. Las bebidas gaseosas y endulzadas con azúcar tienen azúcares añadidas que pueden hacerle mas lento y provocar un aumento de peso.
• ¡Balancee sus porciones! ¡Preste atención a la cantidad de comida que hay en su plato! Servirnos demasiada comida puede hacernos comer más de lo que nuestro cuerpo necesita. Use platos, tazas y recipientes más pequeños. Haga primero la mitad de su plato lleno de frutas y verduras, luego agréguele la carne y los granos. ¡Escuche a su cuerpo! Observe las señales corporales que le permiten saber cuándo está lleno o hambriento.
• ¡Coma despacio! ¡Espere! Se necesitan veinte minutos para que su mente se dé cuenta de que está satisfecho después de comer.

Tortilla Enrollada – Rinde 12 porciones; ½ tortilla = 1 porción

6 tortillas grandes de harina de trigo integral

Ingredientes:

6 tortillas grandes de harina de trigo integral
1 taza de queso cheddar bajo en grasa rallado (4 oz.)
1 taza de salsa sin picante (8 oz.)
1 taza de frijoles negros, escurridos (½ lata)
1 aguacate, puré (opcional)

Instrucciones:

1. Coloque las tortillas en un plato, cubra con una toalla de papel y póngala en el microondas a temperatura alta durante 1 minuto (opcional).
2. Mezcle el queso, la salsa y los frijoles negros.
3. Extienda una fina capa de la mezcla en cada tortilla.
4. Cubra con una cucharada de aguacate (opcional).
5. Enróllelas, córtelas por la mitad y sirvalas.

Rendimiento: Alrededor de 12 porciones (½ tortilla cada una)

Información nutricional:
Calorías- 140
Grasa total: 4.5g.
Sodio: 290 mg.
Carbohidratos: 17g.
Fibra: 3g.
Azúcar: 1g.
Proteína: 6g.

Fuente: Elija Salud: Comida, Diversión y Acondicionamiento Físico, Cornell University 2015, receta de Linda Tripp, Cornell Cooperative Extensión del Condado de Colombia.

Visite nuestro sitio web para obtener recetas, consejos y más en www.southerntieresny.org

Populismo en América Latina

Populismo en América Latina
por Miguel Balbuena

Hay individuos que tienen su pie derecho plantado en una cultura en América del Norte y su pie
izquierdo igualmente plantado en una cultura en América del Sur. Carol Graham, la Asociada Mayor en la Institución Brookings Leo Pasvolsky, encaja perfectamente en esta categoría especial de personas.

“A pesar que me crié en parte en los Estados Unidos (y soy ciudadana de los Estados Unidos), nací en el
Perú y tengo un fuerte fundamento en cada cultura”, escribió Graham en su libro “¿Felicidad para todos?: Desiguales Esperanzas y Vidas en Persecución del Sueño Estadounidense”, publicado hace dos años.

El 13 de Septiembre ella llegó a la Universidad de Syracuse para impartir la Exposición Conmemorativa
Herbert Lourie sobre Política de Salud, administrada por su Centro de Investigación de Políticas.

En la presentación, ella habló sobre la inspiración que recibió de su padre, George, un médico quien,
durante la década de los años 60 y 70, realizó trabajo de campo con el Instituto de Investigación
Nutricional en Lima, Perú, donde ella nació en el 1962.

“Hace más de cuarenta años, mi padre escribió un artículo seminal en los Archivos de Salud Ambiental, titulado ‘Los altos costos de ser pobre’. El y su coautor documentaron los costos más altos que los pobres pagaban por servicios esenciales, tal como adquiriendo agua de camiones cisterna y usando kerosene y velas en lugar de electricidad. Los pobres pagaban aproximadamente quince veces más por unidad en promedio que lo que los ricos pagaban por agua corriente y electricidad, mientras que los servicios que adquirían, como el agua contaminada, eran claramente inferiores. No fue sorprendente que las consecuencias de salud de sus hijos sufrieron. Ahora, esos mismos barrios marginales urbanos donde él, y luego yo, hicimos investigaciones, tienen acceso a servicios públicos y albergan a una prosperante clase media”.

Esta injerencia de su padre la motivó a seguir sus pasos, lo cual inicialmente resultó en la escritura de su
primer libro, “APRA del Perú. Partidos, Política y la Elusiva Búsqueda de la Democracia”, publicado en 1992, mientras era académica invitada en el Programa de Estudios de Política Exterior de la Institución Brookings.

El acrónimo APRA significa Alianza Popular Revolucionaria Americana, términos en español para American Popular Revolutionary Alliance, una organización civil populista fundada en 1924 por Víctor Raúl Haya, quien entrenó a Alan García y Carlos Roca como sus futuros líderes. En el libro primero ella contrasta este partido con el régimen militar populista, presidido por el General Juan Velasco del ejército, quien gobernó al Perú entre 1968 y 1975. Más adelante en esta publicación también contrasta al APRA con tendencias más rebeldes, como los neoestalinistas, maoístas, trotskistas y castristas, agrupados en el Partido Unificado Mariateguista (PUM) y la Izquierda Unida (IU).

Graham escribió: “Sin embargo, la renovación del partido no estuvo ocurriendo en un vacío. Hubo una
corriente de actividades, ya que, concurrente con el surgimiento de la izquierda política, aumentó el
número de centros de estudios e institutos de investigación afiliados con la izquierda, centrados en las ciencias económicas y sociales. Algunos de estos recibieron fondos de los ‘Velasquistas’ en el gobierno, así como fondos externos. El APRA, dominado monopolísticamente por Haya y enfocado exclusivamente en sus obras, de muchas maneras preparó una base de dirigerencia menos capaz y educada que la izquierda. Si bien los pocos elegidos por Haya, como Alan García y Carlos Roca, pueden haber florecido bajo esta estrategia, la renovación no necesariamente afectó a los rangos en general del partido. A lo largo de los años de Velasco, sólo había dos locales del APRA funcionando en el país. Los miembros de la izquierda marxista fueron usualmente educados en la más prestigiosa Universidad Católica, y en total tenían más fondos disponibles para capacitación. La falta de talento en los escalones más bajos de la dirigencia, aunque no fue evidente cuando los más talentosos del partido funcionaron como redactores en la Asamblea Constituyente o como dirigentes de la oposición, más tarde fue expuesta cuando el APRA estuvo en el poder. Si bien Haya pudo renovar el partido lo suficiente como para actuar una vez más como una poderosa máquina electoral, y capacitar a unos pocos líderes hábiles, no pudo reparar el daño que décadas de persecución, sectarismo y vacilación ideológica habían hecho a la imagen del partido, ni pudo recuperar las deserciones resultantes de jóvenes talentosos”.

Acerca del autor: Miguel Balbuena es un escritor en los campos académico, científico, periodístico y
literario (en los géneros de ficción y no ficción).

Should Puerto Rico Become a State?

by Maximilian Eyle

Puerto Rico has a confusing relationship with the rest of the United States. It is classified as an unincorporated territory, not a state. While this offers certain advantages, it also comes with a high cost. For example, Puerto Ricans do not have to pay federal income tax. However, they can only vote in presidential primaries – not in general elections for the federal government. This means that they do not have voting representation in congress. But because Puerto Ricans are U.S. citizens, they can vote if they move and become residents of a U.S. state.

There is currently a bill in congress to make Puerto Rico a state, introduced by Rep. Jennifer Gonzalez – Colon, Puerto Rico’s non-voting federal representative. About half of Americans agree that Puerto Rico should be made a state. This number grew after Hurricane Maria due to increased sympathy for the island. Unfortunately, a similar percentage of Americans do not even know that Puerto Ricans are U.S. citizens.

Many of Puerto Rico’s political leaders, including the governor, support statehood. Many federal representatives from around the United States do as well, including Rep. Nancy Pelosi. However, the people of Puerto Rico are more divided. A recent poll showed that only about half support statehood, though it is the most popular option. The remaining half is divided between remaining a territory, achieving independence, and simply not having an opinion.

The discussion about PR’s future as a state or a territory remains controversial and may not be resolved soon. What we can agree on is that the current relationship between the island and the federal government is a problematic one. The aftermath of Hurricane Maria proved that. Whether or not Puerto Rico becomes a state, it is imperative that we strengthen the bond between the island and the rest of the U.S.

What do you think? Write in with your opinions to maxeyle@gmail.com

Maximilian Eyle is a native of Syracuse, NY and a graduate of Hobart and William Smith Colleges. He works as a media consultant and writes each month about a variety of issues for Spanish-language papers across New York State. Maximilian has a love of Hispanic culture and learned Spanish while living in Spain where he studied and worked as an English teacher. He can be contacted at maxeyle@gmail.com.

¿Debería ser un estado Puerto Rico?

por Maximilian Eyle

Puerto Rico tiene una relación confundida con el resto de los EE.UU. Se clasifica como un territorio no incorporado, no es un estado. A pesar de que ofrece algunas ventajas, también llega con un precio alto. Por ejemplo, los puertorriqueños no tienen que pagar el impuesto sobre la renta. Sin embargo, solamente pueden votar en las elecciones primarias del presidente – no en las elecciones generales para el gobierno federal. Eso significa que no tiene representación en el congreso. Pero porque los puertorriqueños son ciudadanos de los EE.UU, pueden votar si se mudan y son residentes de un estado de los EE.UU.

Hay un proyecto de ley en el congreso para convertirse a Puerto Rico a ser un estado, introducido por la Rep. Jennifer González – Colon, la representante de Puerto Rico que no tiene derechos de votar. Aproximadamente la mitad de estadounidenses están de acuerdo que Puerto Rico debería ser un estado. Ese número subió después del huracano María porque de la compasión de la publica americana para la isla. Desafortunadamente, un porciento parecido de estadounidenses no sabe aún que los puertorriqueños son ciudadanos de los EE.UU.

Muchos de los líderes de Puerto Rico, incluso el gobernador, apoyan el movimiento para categorizar la isla como un estado. Muchos representantes federales de los EE.UU. también apoyan la causa, incluso Rep. Nancy Pelosi. Sin embargo, la gente de Puerto Rico está más dividida. Una encuesta reciente demostró que más o menos la mitad apoyan la estadidad. La otra mitad es una mezcla de gente que quieren seguir como un territorio, ser totalmente independiente, o no tiene una opinión.

El debate sobre el futuro de Puerto Rico como un estado o territorio sigue siendo controversial y probablemente no se resolverá pronto. Lo que podemos decir con confianza es que la relación entre la isla y el gobierno federal es problemática. Las consecuencias del huracan María lo confirmo. Si Puerto Rico se convierte en un estado o no, es imperativo que fortalezcamos el vínculo entre la isla y el resto de los EE.UU.

¿Qué opina usted? Escriba un mensaje con su opinión a maxeyle@gmail.com

Maximilian Eyle es originario de Syracuse, NY y graduado de Hobart y William Smith Colleges. Trabaja como consultor de medios y escribe cada mes sobre una variedad de temas para periódicos en Español en todo el estado de Nueva York. Maximilian ama la cultura hispana y aprendió Español mientras vivió en España, donde estudió y trabajó como profesor de Inglés. Él puede ser contactado en maxeyle@gmail.com.